Unas declaraciones de Laura Gallego en su página web criticando la elección de caras conocidas sin formación en doblaje para poner las voces a los personajes de la serie de animación de Netflix basada en las novelas de «Memorias de Idhún» ha desatado la tormenta en las redes. No es la primera vez que en este país se eligen famosillos para poner la voz doblada en castellano, y ni una sola vez la cosa ha salido bien.

Dani Martín doblando a Jack Black en «Escuela de Rock», Verónica Forqué a Shelley Duvall en «El Resplandor», Andrés Iniesta en «¡Piratas!», Hugo Silva, Chenoa y Mario Vaquerizo en «Cavernícola», otra vez Mario Vaquerizo en «Hotel Transylvania», Cruz y Raya en «Shrek», Flipy en «Lluvia de Albóndigas», Melendi en «Cómo entrenar a tu dragón 3»,… y ahora le toca el turno a «Memorias de Idhún«. La maldita manía española de poner famosillos de medio pelo a doblar las voces debería haber sido erradicada hace muchos años, como los toros.

«Estas voces no son las que yo había imaginado para mis personajes.» Las palabras de Laura Gallego acerca de la elección de Itzan Escamilla, Nico Romero, Sergio Mur y Carlos Cuevas para poner vida con sus voces a Jack, Shail, Kirtash y Alsan, deja fuera de la diana a Michelle Jenner, actriz que encarnará a Victoria en el anime y que cuenta con una trayectoria amplia en el mundo del doblaje.

Sobre el doblaje en castellano de la serie de Memorias de Idhún

En otoño de 2018 se realizó un casting entre actores de doblaje profesionales para interpretar a los personajes de la serie de anime «Memorias de Idhún», en su versión en castellano. Se me permitió participar en la selección final de este casting y habíamos elegido ya al elenco de actores de doblaje que daría voz a los personajes. Tiempo después, y de forma inesperada, algunos de estos actores fueron sustituidos por otros sin experiencia en el doblaje.

Quiero aclarar que desde el primer momento mi deseo fue que todos los personajes de la serie fuesen interpretados por actores especializados en doblaje. Los responsables de la serie tenían otras preferencias con respecto al doblaje en castellano y ha sido su criterio el que se ha impuesto al final. Por tanto me gustaría hacer constar que esas voces en concreto no son las que yo había imaginado para mis personajes.

Ponerte de culo con la autora de los libros que adaptas y con su fiel legión de seguidores no parece la idea más sensata, de forma que pensamos que no tardaremos en ver una rectificación por parte de Netflix. O algun tipo de apaño para atenuar el golpe.
La polémica ha servido, también, para poner en valor a los actores y actrices de doblaje, profesionales que merecen un respeto y que demasiado a menudo se desprecia. No hay mal que por bien no venga.

«Memorias de Idhún» se estrenará en más 190 países, el próximo 10 de septiembre, en la plataforma de streaming Netflix. La primera temporada, que consta de cinco episodios de 25 minutos cada uno dirigidos por Maite Ruiz de Austri, adapta el primer volumen de la saga, «La resistencia«.