Ambientada en la América del sur rural tras la Segunda Guerra Mundial, Mudbound es una historia épica de dos familias enfrentadas por una jerarquía social despiadada, pero unidas por las tierras de cultivo compartidas del delta del Mississippi. La película cuenta la historia de la familia McAllan, recién llegada de la tranquila y civilizada Memphis y poco preparada para las duras demandas de la agricultura. A pesar de los grandiosos sueños de Henry (Jason Clarke), su esposa Laura (Carey Mulligan) lucha por mantener la fe en la poco exitosa empresa de su marido. Mientras tanto, Hap y Florence Jackson (Rob Morgan, Mary J. Blige), aparceros que han trabajado la tierra durante generaciones, luchan valientemente para construir un pequeño sueño propio a pesar de las estrictas barreras sociales a las que se enfrentan. La guerra da un giro en los planes de ambas familias cuando regresan sus amados, Jamie McAllan (Garrett Hedlund) y Ronsel Jackson (Jason Mitchell), los cuales forjan una amistad rápida pero difícil que desafía las brutales realidades de donde viven, el sur de Jim Crow.