El juego entre lo fantástico y lo real, la perspectiva infantil y el desgarro sentimental te puede gustar más o menos; pero no cabe duda que esta película es un acontecimiento, que vale cada céntimo de euro que cuesta su entrada y que revela la maestría de un director (para nuestro regocijo, español) que logra hacer con total eficacia lo que se propone, que es encojernos el corazón y demostrar que todo puede ser relativo.

"Un monstruo viene a verme" (Juan Antonio Bayona, 2016)*****

Título internacional: A monster calls.
País: España.
Duración: 108 min.
Género: Drama, fantástico, sentimental
Reparto: Sigourney Weaver (Abuela), Felicity Jones (Madre), Lewis MacDougall (Conor O’Malley), Liam Neeson (El Monstruo).
Guión: Patrick Ness; basado en su novela.
Música: Fernando Velásquez
Fotografía: Óscar Faura
Estreno en España: 7 Octubre 2016. 
Calificación por edades: No recomendada para menores de 12 años.

"Un monstruo viene a verme" (Juan Antonio Bayona, 2016)

"Un monstruo viene a verme" (Juan Antonio Bayona, 2016)
Con sólo tres películas J. A. Bayona se ha convertido en uno de los directores españoles más importantes del momento y no sólo eso sino en un auténtico referente mundial y a mi juicio con total merecimiento. Su fama estaba avalada antes de ahora por “El orfanato” y ”Lo imposible” y ahora la refrenda “Un monstruo viene a verme”. Su cine, muy epatante, muy pensado para impactar en el espectador, despliega una serie de recursos audiovisuales que pueden gustar más o menos pero revelan sin duda un gran talento tras la cámara para conseguir lo que quiere. Todo lo hace pensando en el público, cada escena está pensada teniendo en cuenta el impacto que va a causar y juega con ello para provocar recelo, temor, inquietud, melancolía, compasión, tristeza….emociones en definitiva. Por eso y por su dominio técnico se le está empezando a comprar con otros directores como, nada menos que, Steven Spielberg o Alfred Hitchcock.
Es muy pronto quizás para hacer esas comparaciones habiendo hecho sólo tres películas, pero lo cierto es que si creo que Bayona pertenece al mismo tipo de cineasta. Una clase de director que saca todo el partido de sus guiones mediante una planificación milmétrica y una puesta en escena elegante y vistosa y cuyo principal interés es entretener y dejar una huela emocional en el espectador.
“Un monstruo viene a verme” aparentemente podría ser un cuento de terror para niños, pero ahí surge la primera sorpresa, no lo es o no lo es del todo, más bien es un drama existencial de corte fantástico. Y aunque podríamos pensar que va dirigida a un público más menudo porque la perspectiva es en todo momento la del chaval (conmovedor Lewis MacDougall), la película es incluso más adecuada para el público adulto. De la misma manera que los personajes se cuentan historias con sus moralejas (por cierto, me encantó el estilo de animación que utilizan), la propia película utiliza el argumento para lanzar sus propias moralejas que entenderá mejor el más experimentado público adulto que el más inocente público infantil. Hay escenas que incluso juegan con eso (geniales y brillantes todos esos momentos en que Connor piensa que su abuela es un ogro y en cambio tú, como público adulto, sabes que es todo lo contrario)
"Un monstruo viene a verme" (Juan Antonio Bayona, 2016)
"Un monstruo viene a verme" (Juan Antonio Bayona, 2016)
Personalmente no es el impacto emocional lo que más me interesa de esta película, aunque es de lo que habla todo el mundo que va a verla y es completamente cierto que tienes que ser muy insensible para que no se te pongan de corbata o te entre de pronto algo en el ojo (la emoción de pronto sale de dentro y amenaza con escaparse a borbotones por donde buenamente pueda) . A mí lo que me interesa de verdad y me hace apreciarla es, por un lado, la capacidad que tiene Bayona para dejarte pegado a la butaca de inicio a fin interesándote en todo momento y llevándote de la mano a la escena siguiente y, por otro, toda la marabunta de ideas que derrama con el desarrollo del argumento y que te hacen reflexionar sobre varios aspectos de la vida (cosas muy moñas y sensibleras quizás, pero también muy ciertas).
No sólo es que la cosas no son siempre lo que parecen; no sólo es que los buenos a veces no son tan buenos y los malos no son tan malos; no sólo es que muchas veces una misma historia o un mismo hecho depende de quien lo sufre o quien lo vive; no sólo es que pequeños y grandes afrontamos el dolor con nuestras armas (sea la evasión a mundos ficticios o la tristeza) pero a fin de cuentas todos hemos sido alguna vez niños…..son muchas más las cosas que pienso viendo esta película, ideas y pensamientos que van y vienen y me hacen apreciarla mucho en el terreno más personal e íntimo (ojalá a todos os pase lo mismo porque os merecerá la pena).
Para mi gusto es una película que raya la perfección, no porque sea perfecta, sino porque veo dificilísimo hacerla mejor. No he leído la novela en que se basa de Patrick Ness (que por cierto, escribe también el guión), pero me da la impresión que es prácticamente imposible mejorar lo que se ha hecho partiendo del material previo. Pensadlo, a veces viendo una película hemos pensado, hombre pues esto podrían haberlo hecho mejor, esto peor…..En este caso ¿Qué? ¿Algún efecto especial es mejorable? Seguramente, pero es que el monstruo y todo lo que tiene que ver con la fantasía tiene un halo que también la hacen especial. Y los actores están todos irreprochables, en especial el chaval; pero no podemos olvidarnos de Felicity Jones y de una recuperada (y como me alegro) Sigourney Weaver, que transmite tantísimo con sus miradas.
"Un monstruo viene a verme" (Juan Antonio Bayona, 2016)
Vamos, que una auténtica delicia, una de las películas del año y desde luego un acontecimiento cinematográfico en toda regla. Hay películas que valen el precio de la entrada y que te convulsionan y se convierten en toda una experiencia, que te hacen sentir que has vivido algo que te ha hecho cambiar, que te provocan un antes y un después. Pasa muy de ciento al viento, quizás un par de veces al año, bueno, pues esta es una de esas ocasiones.
Sólo deseo que Bayona mantenga el nivel siendo fiel a ese principio tan difícil de cumplir en el cine que es pensar en el público sin “vender” el talento a los caprichos de una producción que sólo piense en la taquilla fácil…y digo esto porque si lo mantiene, su próxima película no me la pierdo por nada del mundo…….la secuela de “Jurassic World”.