La etapa de Los Vengadores, La Llegada de Proctor no es solo conocida por el excelente trabajo al guion de Harras, sino también porque aquí es donde Steve Epting comenzó a demostrar que era algo más que uno de los miles de clones de Jim Lee.


Marvel Héroes. Los Vengadores: La llegada de Proctor (Steve Epting, Bob Harras, Panini)

Los Vengadores: La Llegada de ProctorFicha Técnica

  • Autores: Steve Epting, Bob Harras
  • Número de páginas: 624 pp
  • Tamaño: 17X26
  • Contiene: The Avengers 348-366 y Annual 22
  • Formato: Tomo en tapa dura
  • Interior: Color

El comienzo de la mejor saga de Los Vengadores durante los años noventa. Una epopeya realizada con pulso maestro por Bob Harras y Steve Epting. Guiados por el misterioso Proctor, Los Recolectores recorren un mundo alternativo tras otro, en una búsqueda que les conducirá hasta nuestro mundo, para enfrentarse con Los Vengadores. Pero… ¿y si ellos no fueran los verdaderos villanos de esta historia?

Me sorprende mucho recordar que han pasado ya 28 años desde que Ediciones Forum se viese en la obligación de mandar a ediciones en tomo algunas de sus series más punteras como Los Vengadores o Los 4 Fantásticos. Para intentar solucionar en cierta medida la tragedia se inventó el formato Grandes Sagas Marvel, gracias al que yo pude descubrir los 4 Fantásticos de Tom DeFalco y Paul Ryan , el Hulk de Peter David o Los Vengadores de Bob Harras y Steve Epting. En este formato se publicaron varias series de las que aún conservo algunos tomos. Para un aficionado como yo fue el mejor modo de acercarme a series que de otra forma no hubiese podido conocer. Fue un formato que precedió a lo que luego vendría pero que tenía una excelente relación calidad-precio y que permitió salvar a algunas series.

Los Vengadores, La llegada de Proctor es el primer volumen de 2 destinado a recoger la etapa de Bob Harras, antiguo editor de la franquicia mutante, y para mí una de las mejores etapas de Los Vengadores, ya que Harras fue capaz de devolverle la magia que habían perdido y lo hizo a base de recuperar el elemento del culebrón romántico que la sede ya había vivido en etapas anteriores y que aquí se centraría en la relación entre el Caballero Negro, Cristal, Sersi y La Visión.

Por supuesto habría algo más que espacio para la acción, y es que el grupo venía de haber asesinado a la Inteligencia Suprema de los kree, lo que provocó que el Capitán América abandonarse el grupo, y que éste fuese presidido por la Viuda Negra aunque es el Caballero Negro el que parece recibir más protagonismo.

Los Vengadores pronto comenzarán a sufrir los ataques de los Recolectores, un grupo de seres rescatados de dimensiones alternativas moribundas y que se unen por su odio común a Los Vengadores a los que culpan de la destrucción de sus hogares. Además, Los Vengadores deben afrontar las consecuencias del odio de algunos componentes del pueblo kree, subyugado ahora dentro del Imperio Shi’ar, así como otros encuentros que dilataban la resolución de la saga de Proctor para desesperación de los seguidores de la serie que mientras tanto estábamos disfrutando muchísimo con esta etapa.

Esta es una etapa que yo atesoro con mucho cariño y de la que aún conservo sus tres volúmenes originales, de hecho el trabajo de Bob Harras es tan interesante en esta etapa que a uno le sorprende muchísimo no haberle visto asiduamente guionizando en otras series antes y después de la publicación de Los Vengadores. Pero Bob Harras es mucho más conocido por su trabajo como editor de los mutantes, lo que luego le posibilitaría ascender en la Casa de las Ideas, lo que parece haber eclipsado totalmente su proyección como guionista y si hay que tener en cuenta estos números lo cierto es que es una lástima puesto que ha demostrado su grandísimo potencial y su amor por los clásicos. A fin de cuentas él es el principal responsable de recuperar a Los Vengadores en estos años.

Echo en falta la publicación en estos volúmenes del evento Operación Tormenta Galáctica que está directamente relacionado con la trama de estos números. Tendré que bajar a buscar esos números a mi cuarto trastero y desenterrarlos donde quiera que estén.

Los Vengadores: La Llegada de ProctorPero la etapa de Vengadores, La Llegada de Proctor no es solo conocida por el excelente trabajo al guion de Harras, sino también porque aquí es donde Steve Epting comenzó a demostrar que era algo más que uno de los miles de clones de Jim Lee, y es que lo vemos mejorar número al número, página a página, a lo largo de todos estos números y aunque el entintado de Tom Palmer siempre ha sido muy grueso podremos ir apreciando su evolución. Estos son los primeros pasos de un autor llamado a regalarnos una de las mejores etapas que ha vivido el Capitán América, así que disfrutadlo.

En cuanto a edición de Panini, es un Marvel Héroes de gran calidad en el que la única pega está en que hay diversos fill-ins, en los que la calidad gráfica desciende notablemente, pero eso no debe suponer un obstáculo para disfrutar con el primero, de dos, volúmenes dedicados a rescatar una de las mejores etapas que han vivido Los Vengadores a lo largo de su historia.

Cuando Brian Michael Bendis comenzó a revitalizar a Los Vengadores yo fui de los pocos que no aplaudió su trabajo porque recordaba etapas como esta, donde los Vengadores no solo vivían grandes aventuras y ataques por sorpresa sino que además gran parte de la trama se basaba en las relaciones interpersonales de los miembros del equipo. Para mí esa es la verdadera forma de trabajar con los Vengadores y por eso este volumen de los Vengadores, La Llegada de Proctor ha sido un auténtico regalo para mí.

No dejéis pasar esta serie.