Siempre he pensado que los sketchbooks, los libros de ilustraciones, los ‘artbooks’ y los libros de ‘artwork’ son productos muy específicos y demasiado especializados para recomendar a la ligera. En mi caso concreto, que estudié durante varios años en una conocida escuela de cómic de la Ciudad Condal, le podría encontrar interés y una utilidad pero un lector ocasional de cómics debe tener muy claro lo que está comprando y se lleva a casa cuando adquiere un libro como «Los caminos de Jaime Calderón«. Para mí, para alumnos de escuelas de ilustración, para eruditos del noveno arte, para estudiantes de Bellas Artes, para dibujantes aficionados, para autores profesionales o para coleccionistas de libros de arte, es una joya.
image1Ilustrador, profesor de dibujo, narrador gráfico, dibujante de cómic histórico… «Los caminos de Jaime Calderón» sigue los pasos de uno de los autores más importantesdel cómic histórico actual, desde sus primeros pinitos en el cómioc de superhéroes de inspiración norteamericana hasta los retablos históricos que, con dos series como «Los caminos del Señor» e «Isabel: La loba de Francia», lo han encumbrado al Olimpo del cómic francobelga.
Ya en su momento, a raíz de la reseña de «Los caminos del Señor», me lamente amargamente y expresé mi estupor de que nadie se hubiese fijado antes en el talento del dibujante barcelonés Jaime Calderón y que no se hubiese apostado por su evidente potencial y su habilidad para dar forma a la Historia dibujada. Estamos hablando otra vez de un artista mayúsculo que, como tantos otros antes (empezando por Juan Díaz Canales y Juanjo Guarnido y su «Blacksad»), nos han tenido que descubrir desde el otro lado de los Pirineos. Y, para más inri, ha tenido que se una editorial primeriza y recién llegada como Yermo Ediciones a principios del año 2014, quién ha publicado su trabajo en nuestro idioma. Vergüenza le tendría que dar a los Norma Editorial, Ponent Mon, Dib·buks y compañía haber dejado pasar la oportunidad de editar la obra de Jaime Calderón en nuestro país. ¡Luego nos quejamos de las carencias del mercado del cómic nacional, de su aún escasa consideración por parte del público en general, de su corta difusión y escaso fomento por parte de las administraciones públicas, de su relevancia insignificante frente a otras muestras culturales más reconocidas y de las insuficientes cifras de ventas! Quisiera conocer las cifras de tiradas y ventas de «Blacksad» o «Isabel: La loba de Francia», que se dejaron en manos de nuestros vecinos del norte, mucho más listos, con el olfato más afinado, y que con esos datos en la mano alguien me explicase como teniendo estos artistas aquí mismo, en nuestra propia casa, no fuesemos capaces de descubrirlos, de hacerlos crecer y de darles la oportunidad que sí que les han dado en Francia.
«Los caminos de Jaime Calderón» es una oda al dibujante catalán y a su hermoso arte. Jaime Calderón es, quizás, el artista con mayor talento para dar forma a la historia dibujada tal y como nos demostró en «Los caminos del Señor» y los dos volúmenes de «Isabel: La loba de Francia» publicados en nuestro país por Yermo Ediciones. El dibujo de Calderón en estas obras brilla, luce como un retablo gótico, y nos demuestra su maestría para reflejar momentos esenciales y destacados de la historia de Europa mediante la documentación recopilada, el rigor histórico y la ambientación sugerida le permite combinar con precisión lo real y lo imaginado, los datos contrastados y las licencias creativas, los personajes reales y los secundarios añadidos para dar orden a la narración.
Calderón es único a la hora de planificar secuencias narrativas en sus álbumes: grandes batallas de una carga épica y trabajadas con minucioso detalle sin parangón en el cómic histórico actual alternadas con interiores de madera y piedra a la luz de las antorchas reproducidos con la precisión de un artesano restaurador, o primeros planos que reflejan toda la carga psicológica de los personajes y la expresividad de sus rostros. ¡Qué talento atesora este pedazo de artista en su mano derecha! Los premios recibidos por Calderón lo confirman: el Coup de Foudre del festival Lys Lez Lannoy, la mejor serie en el Festival de la BD de Palavas, la mejor obra medieval por el Festival de la BD médiévale de Saint Ennemie o el mejor dibujante de BD en Marly.
Todo esto se puede comprobar en esta obra que combina bocetos, ilustraciones, portadas, dibujos, páginas, ex-libris,… y desglosa con detalle el proceso creativo, del storyboard a la página acabada, de un autor obsesionado por el detalle y las texturas de los materiales. El libro, cuarenta y ocho páginas repletas de dibujos en orden temático no cronológico (en mi opinión, un error), nos permite apreciar también la evolución de su estilo, desde sus frustrados cómics de superhéroes de inspiración claramente norteamericana, pasando por algunos intentos de inmersión en el cómic de terror, hasta las obras que le han proporcionado prestigio y reconocimiento internacional, el BD francobelga de género histórico.
image2
Cerramos pues este repaso breve a «Los caminos de Jaime Calderón» con el mismo aviso para navegantes con el que empezamos: estamos hablando de un libro de arte, y no de un cómic con una historia dibujada por Jaime Calderón. Eso significa que debe entenderse como una oda a la obra del dibujante barcelonés dirigida a quienes quieran disfrutar de su trabajo, aprender de su técnica, deleitarse la vista con su talento, y presumir ante las visitas de su gusto y para descubrirles a un artista en mayúsculas que llevaba varios años recibiendo elogios y galardones en el país vecino y aquí, provincianos ignorantes, aún no conocíamos.
Los caminos de Jaime Calderón.
Autor: Jaime Calderón
Editorial: Yermo Ediciones
Fecha de publicación: Abril de 2015
ISBN: 978-84-16428-04-5
Formato: Cartoné. Bitono.
Páginas: 48
Precio: 14,00 euros