Si hay un artículo del que deben huir todos los alérgicos a los spoilers es éste. Os desvelamos cuales son, en nuestra opinión, los diez finales sorpresa más impactantes de la historia del cine. Desde «El Sexto Sentido» hasta «Origen», pasando por «Seven» o «Arlington Road».

Tras haber repasado los diez besos más románticos y las diez escenas más calientes de la historia del cine, seguimos nuestro particular recorrido con los mejores finales, aquellas películas que han cerrado su historia con un giro argumental inesperado que ha dejado a todos los espectadores con la boca abierta.

image1

1. Memento.
Cuando Nolan empezaba a dejar constancia de su enorme talento nos sorprendió con una película narrada en orden cronológico inverso y con un final muy descorazonador.

2. El Planeta de los Simios.
Ignorando la versión de Tim Burton, quizás su peor tropezón, no hay final de la historia del cine comparable a esa Estatua de la Libertad asomando entre la arena ante los deseperados ojos de Charlton Heston.

3. Psicosis.
Anthony Perkins estaba realmente muy mal de la cabeza. Y su madre estaba muy reseca.

4. Las dos caras de la verdad.
Ese Edward Norton angelical escondía todo un demonio debajo de la sotana de monaguillo.

5. El Sexto Sentido.
A veces veo muertos… ¿Hace falta decir algo más?

image2

6. Arlington Road.
Los malos también pueden vencer.

7. Origen.
La peonza gira y gira, y no parece que se vaya a detener… ¿Sueño o vigilia?

8. Los Otros.
Tras haber dejado constancia de su talento en «Tesis» y «Abre los ojos», un jovencísimo Amenabar saltaba a los EEUU con una película «de miedo», con la discreta belleza de Nicole Kidman como broche de oro y con un guión tramposo que engañaba al espectador ante sus propios ojos.

9. Lo que el viento se llevó.
Pues, ¿acaso no esperaba todo el mundo que Vivien Leigh y Clark Gable (Scarlett O’Hara y Rhett Butler) iban a terminar juntos, con el plano final de un apasionado beso?

10. Seven.
Jugada redonda de David Fincher que, como en el caso de «Arlington Road», demostraba que en el cine, en ocasiones, el malvado de turno también puede ganar la partida.

Y dos más, de propina:

11. Sospechosos Habituales.
Porqué Keyser Soze fingía su cojera como nadie.

12. Regreso al futuro 2.
Entre otros motivos, por ser un final abierto, caradura, y que dejaba al público con la sensación de haber sido estafados. Media película por el precio de una.