Puñetazos, balas silbando sobre las cabezas de los héroes, patadas de kung-fu, duelos de espadas de acero, disparos de armas láser que cruzan la pantalla como luces de neón,… La acción de las películas tiene su punto culminante en las escenas de lucha y en los combates, algunas de las cuales son antológicas y han pasado a la historia del cine. Repasamos nuestras diez peleas favoritas, que se suman a los besos románticos, las escenas picantes y los finales sorprendentes que ya hemos elegido con anterioridad.

Tras haber repasado los diez besos más románticos, las diez escenas más calientes y los diez mejores finales sorpresa de la historia del cine, seguimos nuestro particular recorrido con nuestro ránking particular de peleas. Las escenas de lucha son la salsa de las películas de acción, y algunas de ellas han pasado a la historia del cine por su ritmo, por su emoción, por el montaje o por la suma de todos los factores anteriores. Seguro que nos dejamos muchas en el tintero, y que hay alguna de ellas que ha entrado con calzador, pero os invitamos a que nos deis vuestra opinión y vuestros diez escenas favoritas.

1. Matrix.
Neo y Trinity en el vestíbulo, en el lobby, corriendo entre las columnas bajo una lluvia de balas al son de “Spybreak!” de los Propellerheads.

image1

2. El prisionero de Zenda.
Stewart Granger contra James Mason, Rudolf Rassendyll contra el hermanastro del rey de Ruritania, en un clásico del cine de aventuras del año 1952 de Richard Thorpe. Hoy puede parecer algo torpe, poco grácil, sin espontaneidad,… pero iluminó la infancia de muchos de nosotros.

image2

3. La princesa prometida.
Dos espadachines excepcionales frente a frente. Wesley, bajo la máscara del pirata Roberts, contra Íñigo Montoya. “Hola; mi nombre es Íñigo Montoya. Tu mataste a mi padre. Prepárate a morir.”

image3

4. El bueno el feo y el malo.
El cruce de miradas de Clint Eastwood, Lee Van Cleef y Eli Wallach en el cementerio, con Ennio Morricone sonando, ya nos anuncia el final que Sergio Leone nos tenía preparado: un duelo de pistoleros para la historia del cine.

image4

5. El Señor de los Anillos: La Comunidad del Anillo.
En las minas de Moria, junto a la tumba de Balin, la Compañía debe hacer frente a una horda de orcos y a un terrible troll. El espacio es reducido y la agilidad es más necesaria que nunca. Sobreviviran a duras penas, pero el rival más temible les espera fuera…

image5

6. Star Wars V: El Imperio Contraataca.
Luke Skywalker contra Darth Vader en la Ciudad Nube de Bespin. El precio de la derrota: una mano, descubrir que el hombre más malvado de la galaxia es tu padre y un buen amigo congelado en carbonita.

image6

7. Kill Bill 1.
La Novia y O-Ren Ishii en un jardín nevado de Tokio. Sangre y poesía de la mano de Quentin Tarantino. Vida y muerte.

image7

8. Piratas del Caribe: La Maldición de la Perla Negra.
Jack Sparrow contra el capitán Héctor Barbossa, uno pirata vivo y un pirata muerto. ¿O los dos vivos? ¿O los dos muertos? Cosas de las monedas del oro azteca maldito que se esconde en la legendaria Isla de Muerta.

image8

9. Gladiator.
Un simple gladiador, herido de muerte, contra el mismísimo Emperador de Roma en la arena del Coliseo. Máximo Décimo Meridio, general de los ejércitos del norte, en busca de su venganza. Una escena final memorable para una buena película de Ridley Scott.

image9

10. Blade Runner.
Un replicante contra un hombre (¿o un replicante contra otro replicante?) jugando al gato y al ratón en el mítico edificio “The Bradbury” de Los Ángeles. Roy Batty cazador, Rick Deckard presa. Y el mítico monólogo final como cierre.

image10