Tras leer el primer volumen de la nueva serie de Robert KirkmanLadrón de ladrones” descubrí un cómic interesante que guardaba mucho parecido a esas grandes películas de ladrones de guante blanco, en esta segunda entrega titulada “Ayuda” hay un giro hacia una serie más violenta donde los líos en los que se ha metido el hijo de Conrad los alcancen a ambos.

 

"Ladrón de ladrones 2" (Robert Kirkman, James Asmus y Shawn Martinbrough, Planeta DeAgostini)Ladrón de ladrones #2
Edición original: Thief of thieves #8-14 USA
Guión: Robert Kirkman, James Asmus
Dibujo: Shawn Martinbrough
Color: Felix Serrano
Formato: Libro rústica, 160 págs. color.
14,95 €
Ladrón de ladrones cuenta la historia de Conrad Paulson, el mejor ladrón de guante blanco del mundo. Todo empienza cuando Paulson decide abandonar su estela de crímenes y posar sus miras en sus excompañeros. Así, jura hacerse solo lo que ha sido previamente robado con el objetivo de enmendar todos sus errores. Pero tal vez sea demasiado tarde para redimirse…

Cada arco argumental de Ladrón de ladrones estará guionizado por un escritor diferente, en el primer arco tuvimos a un soberbio Nick Spencer y aquí el trabajo cae en manos de James Asmus, un autor conocido principalmente por su trabajo en la franquicia de los X-Men, que cambia el estilo del cómic, dejando de lado el sabor “Ocean’s Eleven” por uno más cercano, tal vez, a Snatch. Cerdos y diamantes. No es que no se mantenga la leyenda de que Conrad Paulson es un gran ladrón, sino que la trama se centra más en su hijo que si bien tiene potencial acaba siempre arruinando sus grandes planes, como ya pudimos ver en el primer volumen. Aquí lo que veremos serán las amargas consecuencias de sus acciones que involucrarán a ciertos gángsters, la policía, etc, y cómo no, a Conrad y el resto de la familia. La violencia estará mucho más presente y se perderá algo de la elegancia del primer tomo (que es lo que más me suele gustar de este tipo de personajes, son peligrosos, pero no hacen alarde de ello).

Tengo la impresión de que el trabajo de James Asmus no ha sido todo lo correcto que debería haber sido, ha cambiado la esencia de la serie, despojándola de esa elegancia que mencionaba antes, para centrarse más en lo que sucede cuando le debes dinero a la “mafia” y la cagas, que sí, que no está mal, pero toda esa “mierda” ya la escriben Warren Ellis y Garth Ennis muy bien, yo prefiero ver toda esa parafernalia que se da antes de un Golpe, antes que ver cómo se enreda la madeja, no sé si me entendéis. Por suerte la “supervisión” de Robert Kirkman nos asegura que a pesar del “cambio de género” Ladrón de ladrones continúe bajo unas ciertas premisas, pero de verdad que a mi me gusta más el ladrón de guante blanco, qué queréis que os diga, desde que ví la película de George Roy Hill estoy enamorado del género.

Eso sí, gráficamente las cosas continúan igual de bien que en el volumen anterior con un, otra vez, gran trabajo de Shawn Martinbrough y Felix Serrano que, en ocasiones, me llega a recordar al Eduardo Risso de 100 Balas. Lo dicho, este apartado sigue estupendamente.
La edición de Planeta es tan completa como en el primer volumen, viene complementada con un artículo y el resto de extras que te esperas en estos tomos.

Eso sí, a pesar de lo que me he quejado del giro argumental también tengo que decir que el cliffhanger final es de chapeaú. Ya veréis, ya…

En definitiva, me gustó más el primer volumen, pero sabiendo como trabaja Kirkman estoy seguro de que va a merecer la pena sentarse a ver qué sucede en el futuro.

Ladrón de ladrones #1