El Mago, el tercer libro de La Leyenda del Hechicero, de Taran Matharu, viene a ser un cierre de la historia que hemos venido siguiendo en los anteriores dos libros, Aprendiz y Guerrero, y es que Matharu se ha ido “emocionando” y lo que en principio parecía una trilogía se ha convertido en una serie de libros, el cuarto está previsto para algún momento de 2018.

La Leyenda del Hechicero. El Mago
Taran Matharu
Título original: The Battlemage (The Summoner)
Traducción: Jesús de la Torre
ISBN: 9788408177098
512 páginas
Tapa dura con sobrecubierta
17.90 €

La habilidad de un joven para invocar demonios cambiará el destino de un imperio…

Tras el apasionante final de La leyenda del hechicero. El guerrero, que dejó sin aliento y con miles de incógnitas a sus lectores, nos reencontramos con Fletcher y sus amigos en el éter. Allí deberán emprender una búsqueda extremadamente peligrosa y mortal, mientras intentan evitar ser capturados por sus enemigos, cada vez más terroríficos. Pero esto no es nada comparado con lo que realmente le espera a Fletcher, ya que su némesis, Khan, el orco albino, está dispuesto a todo para destruir Hominum y todo aquello que Fletcher quiere.

Un desenlace lleno de batallas épicas, secretos y revelaciones…

En esta tercera entrega Matharu se ve obligado a cerrar la trama del libro anterior y, sin descanso alguno, pasar a resolver la trama que se nos ha ido contando durante estos últimos tres libros, a la par que establece una trama propia de este libro, vamos, lo que vimos en El aprendiz y El guerrero.

Como comprenderéis no es sencillo de hacer y aquí al escritor se le nota algo de bisoñez al no resolver del todo la trama con plena satisfacción del lector, y es que la primera etapa, con Fletcher y aliados perdido en el éter se antoja excesivamente larga, la pequeña pausa dramática una vez resuelto este primer escollo apenas tiene duración antes de que Fletcher vuelva a verse inmerso en una nueva aventura que ocupa gran parte de El Mago, restando escasas páginas para un final que no es todo lo épico que debiera, porque Fletcher, y el lector, se encontraban en otro área del país, luchando otra batalla.

Antes he comentado que se le notaba la bisoñez a Matharu, aunque quizás he pecado de sabiondo, ya que si la intención del autor es enamorarnos de su ambientación, contemplar que es mucho mayor que el conflicto con el que nos la presenta, y asistir a un rápido final que nos deje con ansías de más, no satisfacer plenamente el lector con un cierre completo y total de la trama… entonces El Mago es justo lo que su autor quiso que fuera.

La edición de Planeta es realmente bonita, los tres libros lucen de maravilla en la estantería y al ser una edición en cartoné están prácticamente como nuevos, si hablamos de traducción y erratas, no he apreciado nada, lo que sin duda son buenas noticias.

En términos generales os diré que la lectura de El Mago, siendo una novela de fantasía juvenil, es completamente satisfactoria, me recuerda a aquellas novelas que publicaba, tiempo atrás, Timun Mas, novelas de a mil pesetas en rústica que tan sólo ofrecían lo que prometían: evasión, diversión y fantasía. Puede que El Mago no sea una muestra de la mejor fantasía, pero es buena fantasía juvenil, lo que pretende ser, nada más.