Este viernes pasado se produjo una noticia que no hemos tenido tiempo de analizar hasta hoy: la distribuidora de Alamut le ha informado de que no tienen intención de distribuir “Las Guerra de Hierro“, tercer volumen de “Las Monarquías de Dios“.

La distribuidora se la juega a AlamutComo recordaréis desde la publicación de El Viaje de Hawkwood os hemos venido hablando maravillas de la saga de Paul Kearney. Tanto con este primer libro como con Los Reyes Heréticos, hemos sido unos férreos defensores de una saga de fantasía que nos ha entusiasmado y maravillado (y hemos “difundido” la palabra sobre el libro y sabemos que gusta). De un total de cinco libros que conforman la saga Alamut tan sólo había publicado dos, quedando para este mes de mayo la publicación del tercero Las Guerras de Hierro, libro que, para qué negarlo, estaba deseando leer.

Hasta que me encontré el viernes con este mensaje en el Facebook de Alamut/Bibliópolis. En resumidas cuentas, a la distribuidora no le interesa distribuir esta saga de fantasía e incluso le ha “recomendado” a la editorial que NO publiquen el libro… Si a esto le sumamos que no se molestaron en hacer una correcta distribución de Las Monarquías de Dios, sin ir más lejos en la Llibrería 22 de Girona me comentaron que tan sólo les habían llegado dos ejemplares, ninguno más, cuando de El Viaje de Hawkwood llegaron y se vendieron 5 ó 6… ¡y suerte tienen que al menos les llegaron dos ejemplares!

En definitiva, estamos ante uno de los motivos por los que fracasan algunas series de fantasía, y proyectos editoriales. A la distribuidora no le interesa molestarse en hacer su trabajo (quizás les interesó contar con Alamut por las ventas de Geralt de Rivia pero no por el resto que, a fin de cuentas, no casa con su catálogo habitual), y, para colmo, no llega a tantos puntos de distribución como las distribuidoras de otras editoriales… con lo que aparentemente se condena una excelente serie de fantasía que estoy deseando leer y que completaré, aunque sea en inglés.

Mientras, en Alamut, se buscan soluciones para finalizar la publicación de esta saga; libro electrónico, impresión a demanda… cualquier sugerencia es buena. Ahí va la mía; si no los has leído, dales una oportunidad. Si no tienes dinero, pide en tu biblioteca que encarguen los dos libros, si no ha llegado a tu librería alguno de los libros y quieres leerlos resérvalos. Créeme, merecen la pena. Muchísimo.

Os dejamos con el texto de Luis G. Prado, editor de Alamut y Bibliópolis.

Próxima entrega de Las Monarquías de Dios

La siguiente entrega de Las Monarquías de Dios de Paul Kearney tras El viaje de Hawkwood y Los reyes heréticos se titula Las guerras de hierro, y nuestros planes eran ponerla a la venta el próximo mes de abril. Habríamos así llegado al ecuador de la serie con la publicación de tres volúmenes en un año, algo que habría sido toda una proeza en los tiempos que corren.

Sin embargo, la suerte comercial de la serie de momento no es todo lo buena que sería de desear, y de seguir este rumbo es muy posible que culminemos su publicación con importantes pérdidas.

Tanto es así, que la distribuidora de Alamut nos ha recomendado que no, repito, no publiquemos Las guerras de hierro, lo que en la práctica quiere decir que, si queremos, podemos hacerlo, pero no debemos contar con que este título sea distribuido debidamente (algo parecido sucedió ya con Los reyes heréticos, según se puso de manifiesto en esta entrada).

Esto marca una gran diferencia para mí, ya que en el pasado he publicado títulos (habitualmente, finales de trilogías) con plena consciencia de que sería imposible recuperar los gastos, pero es la primera vez que la distribuidora me invita a no proseguir con una serie. Es algo que debo tomarme muy en serio, ya que sin la colaboración de la distribuidora, es imposible vender libros.

Así pues, nos las vemos con un dilema: tenemos la tercera parte de la serie, Las guerras de hierro, prácticamente lista para publicarla, pues hemos comprado los derechos, encargado la traducción, obtenido una ilustración de cubierta y realizado la maqueta, y personalmente estoy deseando difundir esta estupenda novela entre los lectores españoles; pero si seguimos adelante con su edición, tenemos asegurado que llegaremos a pocos lectores y perderemos bastante dinero. Por no hablar de que se nos pondrán las cosas aún más difíciles para publicar los siguientes volúmenes de Las Monarquías de Dios.

Se impone buscar soluciones originales para salir de este atasco. Los seguidores de la serie, ¿qué tenéis que decir? ¿Se os ocurre alguna vía? Vuestras sugerencias serán muy bienvenidas.