Dylan regresa para contarnos su historia, en la que sigue dejando cadáveres tras de sí, como nos enseñan las primeras páginas de este tercer volumen de la aclamada serie «Kill or be Killed», obra de Ed Brubaker, Sean Phillips y Elizabeth Breitweiser, publicada en España por Panini Cómics bajo su sello Evolution Comics.

El superventas Brubaker y Phillips aumentan la tensión y la violencia mientras Dylan intensifica su asalto a la mafia rusa, poniendo en riesgo su secreto y la vida de sus amigos. Tanto un thriller como una deconstrucción del vigilantismo, Killor be Killed no se parece a nada que este galardonado equipo haya hecho antes.

Como suele ser habitual en este cómic, comenzamos por el final, con el encapuchado Dylan usando la recortada sobre los criminales de turno, para a continuación ser el propio Dylan quien nos narre por qué motivo ha llegado hasta ese punto. Dylan nos cuenta su estado anímico, su relación sentimental con Kira, que ha ido evolucionando conforme cambiaba su personalidad desde el primer número. También nos relata sus motivaciones, muchas de ellas motivadas por su propio egoísmo. Luego está el aspecto sobrenatural, con las voces en su cabeza que le obligan a matar para no morir.
En el primer volumen se nos presentaba a Dylan, el protagonista absoluto de esta historia, un joven estudiante universitario deprimido y golpeado por las circunstancias. A punto de cometer suicidio, es salvado por un demonio que le ofrece la posibilidad de esquivar su muerte a cambio de arrebatar una vida, por lo que se ve inducido a matar. Este dilema le lleva a actuar como un vigilante (al estilo Punisher, pero sin tanta parafernalia), centrando el objetivo de sus asesinatos en criminales ignorados por el sistema. Poco a poco va mejorando su vida personal y social, atrayendo a la chica que le ignoraba entre otras cosas. Pero claro, el asesinato se paga y los errores que comete llaman la atención de grupos criminales de más alto rango.
Ya en el segundo volumen pudimos divisar esos antagonistas que moverán pieza para dar con el vigilante enmascarado que los tiene en jaque. Concretamente la mafia rusa será uno de los enemigos más activos de Dylan, de los que más empeño pondrán en buscarlo, como comprobamos en las páginas de este tercer tomo. Dylan deberá contraatacar con toda su furia para quitarse los moscones de encima, pero antes de eso tendrá que usar sus dotes detectivescas. Otro elemento que le seguirá la pista es la policía, ausente en el volumen que reseñamos. También tiene que lidiar con su pasado que está relacionado con el ente sobrenatural que le libró de morir. Su padre era un dibujante de portadas en revistas pulp y rebuscando en ese baúl de los recuerdos, en el ático de la casa de su madre, saldrá a la luz un secreto que desconocía.
Aunque la violencia tratada con estilo realista golpea en esta historia, son los momentos íntimos del protagonista, sus reflexiones, el auténtico corazón de esta obra. Aquí tenemos al mejor Ed Brubaker, el de sus trabajos más personales y con su estilo inimitable, que se podía equiparar al de genios del celuloide como Martin Scorsese, Orson Welles o John Huston, o escritores como James Ellroy o Raymond Chandler. Sé que son palabras mayores, pero considero a este autor uno de los grandes. De la manera en la que está estructurada la historia, con los saltos en el tiempo y los cliffhangers, es lo que engancha definitivamente al lector.
«Kill or be Killed» no sería lo mismo sin el gran dibujo de Sean Phillips, uno de esos artistas que nunca fallan, con un estilo realista y detallado que remite a los clásicos y cuya creación de atmósferas es magistral: la ciudad parece que esté viva, no escatima en detalles. El color de Elizabeth Breitweiser es otro aliciente más para deleitarse con cada viñeta de este cómic.
«Kill or be Killed» ha terminado en los Estados Unidos en su cuarto volumen. A España llega con cierto retraso. Tampoco importa mucho mientras siga siendo editado igual que la edición original. Aquí tenemos los números #11-14 USA, con sus respectivas portadas colocadas al final del libro en tapa dura. También se incluyen, a modo de repaso publicitario, las portadas de otros de los trabajos de Ed Brubaker y Sean Phillips publicados por Panini Cómics, todos ellos muy recomendables.
Si ya conoces «Kill or be Killed» no te llevarás ningún chasco, ya que sigue siendo tan magistral como siempre. Si no lo conoces, te recomiendo que busques los tomos anteriores de esta gran serie. No te arrepentirás.

Kill or be Killed #3
Autores: Ed Brubaker y Sean Phillips
Edición original: «Kill or be Killed» núms. 11 a 14
Fecha de publicación: Marzo de 2021
ISBN: 9788413348797
Formato: 18×27,5cm. Tapa Dura. Color
Páginas: 120
Precio: 16,00 euros