Que la nostalgia por los años 80 lleva de moda un tiempo es algo innegable, pero que series como Stranger Things han logrado cautivar aún más a un grupo de fans, lectores o no, de aquellas películas e historias hace que Kelonia Editorial se haya apuntando un grandísimo tanto al publicar El niño que quería ser un Goonie, un libro escrito por Víctor Blázquez que, no sé a vosotros, pero a mi me emociona especialmente. Debe ser que, como todos los niños de aquella época, yo también quería ser un Goonie.

El caso es que no me puedo resistir a la tentación de destacar la publicación de El niño que quería ser un Goonie, cuya información tenéis a continuación.
El niño que quería ser un Goonie
Víctor Blázquez
ISBN: 978-84-946097-5-6
Páginas: 270
PVP: 14,95 €
Portada: Carolina Bensler
Kelonia Ficción
Adelanto del libro (42 páginas) 
Precio: 14,95 €

¡Con dos capítulos escritos uno por Darío Vilas y el otro Claudio Cerdán!

Podría decirse que esta historia comienza con Yago Arquero viendo Los Goonies. O tal vez lo hiciera mucho antes, con el sangriento y macabro final de la familia Kostka.

Yago Arquero tiene ocho años y un hermano mayor. Los dos van a pasar junto a su madre las vacaciones de verano en un complejo hotelero llamado El Nirvana. Un lugar perfecto para vivir cientos de sueños y correr aventuras, un paraíso donde hacer amigos y crear su propia pandilla de goonies. Pero a veces el paraíso es tan solo la fachada que vela una oscura pesadilla.

Víctor Blázquez nos ofrece una historia conmovedora sobre un niño lleno de imaginación. Yago está a punto de descubrir que bajo la perfección se esconden horrores sin nombre. ¿Por qué una niña escribió en la pared del fondo del armario “No quiero estar aquí”? ¿Y qué es eso que se arrastra por la noche hacia su ventana?