linea_separadora

Clásico del cine de acción, emblema de un género que acuñó (el héroe solitario, encerrado y aislado, luchando contra una multitud de oponentes), referente de la edad de oro del cine que significaron los años ochenta para toda una generación, entretenida y divertida como pocas, plataforma de lanzamiento al estrellato de Bruce Willis tras su papel en la serie de televisión “Luz de luna“, “Die Hard” nos contaba como John McClane, un policía de Nueva York, pasaba el día de Navidad encerrado en el rascacielos Nakatomi Plaza de Los Ángeles tomado por terroristas con numerosos rehenes, incluyendo la esposa de McClane. Solo y fuera de servicio, McClane se enfrentará a todos ellos.

Dirigida por John McTiernan, esta trepidante película de acción tuvo un gran éxito comercial (recaudó 140 millones de dólares y había costado 28), y propició varias secuelas (cuatro, “Die Hard 2” en 1990, “Die Hard: With a Vengeance” en 1995, “Live Free or Die Hard” en 2007 y “A Good Day to Die Hard” en 2013), algunas de las cuales no estaban nada mal.

Y el título, “Jungla de cristal“, otra maldita demostración de las ‘imaginativas’ y originales traducciones de los distribuidores de cine de nuestro país. Yippie-ki-yay, motherfucker!

linea_separadora