***

 

Chris Columbus cierra su colaboración en la saga de Potter entregando una segunda parte tan eficaz, entretenida e indicada para toda la familia como la primera, aunque la trama incrementa levemente la atmósfera de suspense y miedo. En cualquier caso es una película que vuelve a tener un diseño de producción magnífico, que te transporta de nuevo al mundo mágico y que disfrutan mucho los más pequeños porque los toques de humor que salpican la historia están ideados básicamente para ellos y la resolución de la intriga en torno a la cámara secreta le compete, como no podía ser de otra forma, a Harry y sus amigos. En definitiva, una película familiar, que pese a que a mucha gente le pareció larga, mantenía a buen nivel el espíritu y logros de la primera.

Where to watch Harry Potter y la cámara secreta