No es justo, no lo es. Había conseguido dejar Green Lantern tras “La Noche Más Oscura“, me había desenganchado por completo y voy, como un tonto, y me leo “Green Lantern: Apagón” y… ¡vuelvo a caer! El trabajo a los guiones de Robert Venditti, Justin Jordan, Charles Soule y Van Jensen me ha convencido sobradamente… ¡a ver cómo me desengancho yo ahora!

 

Green Lantern: Apagón
Edición original: Green Lantern núm. 24 USA, Green Lantern Corps núm. 24 USA, Green Lantern: New Guardians núm. 24 USA, Red Lanterns núms. 24 USA y Green Lantern annual núm. 2 USA
Guión: Robert Venditti, Justin Jordan, Charles Soule, Van Jensen
Dibujo: Sean Chen, Billy Tan, Brad Walker, Alessandro Vitti, Bernard Chang
Tinta: Walden Wong, Andrew Hennessy, Rob Hunter, Ryan Winn, Marc Deering
Color: Will Quintana, Alex Sinclair, Gabe Eltaeb, Marcelo Maiolo
Formato: Libro rústica, 136 págs. color.
12,95€

¿Quién es Relic? Cuando encontraron la Anomalía, el único White Lantern del universo conocido -Kyle Rayner- y los Guardianes Templarios -supervivientes de su legendaria estirpe que pasaron miles de millones de años en cautiverio- ni siquiera imaginaban que en su interior podría habitar un enemigo así. Científico de un universo desaparecido por culpa de los Forjaluces, Relic encuentra un nuevo propósito al despertar en nuestra existencia como un poderosos ente cósmico y decide que no se dentedrá ante nada hasta terminar con los Lanterns de cualquier color. Su amenaza es de tal magnitud que quizá todos los Corps se vean obligados a unirse contra él en un desesperado intento de evitar el Apagón.

Si es que ya lo dicen, lo peor es la recaída, pero yo, en mi arrogancia, creía que no había peligro alguno, que a mi ya no me atrapaban, que podía entrar y salir de la franquicia Green Lantern sin problemas, sobre todo tras la salida de Geoff Johns de Green Lantern y… no, no puedo, el trabajo de Johns, el testigo, ha sido tomado por Robert Venditti (en la serie de Green Lantern) está marcando el paso para ofrecernos una etapa que, si todo sigue así, será muy interesante, y como muestra de lo bien que se está coordinando con el resto de guionistas, Justin Jordan, Charles Soule y Van Jensen, tenemos este Green Lantern: Apagón que, francamente, sigue perfectamente el estilo de Geoff Johns de manera que ninguno notaréis su marcha, sobre todo porque se mantiene el ratio de víctimas, la acción desmesurada y lo espectacular de ver a varios cuerpos de Lanterns (la mayor aportación de Johns, dejando aparte todos esos cross-overs) luchando juntos (y algún que otro golpecito entre sí).

Me ha encantado, de verdad, ¡maldita sea! Cuatro guionistas para cuatro series y… funciona, es complicado repartir méritos entre Robert Venditti, Justin Jordan, Charles Soule y Van Jensen, aunque parece que es Venditti el que lleva la voz cantante. Pero la verdad es que por ideas, e interés, no será, porque este tomo, que cogí con pocas ganas, sólo por curiosidad, se acabó convirtiendo en uno de esos tebeos que no puedes dejar de leer, que te sorprende y que tiene un final de esos que mezcla el cliffhanger con el “uuuuauuuuhhh!” que hace que te piquen las palmas de las manos a la espera de la siguiente entrega. Maldita sea, me he caído con todo el equipo, para qué narices se me ocurrirá leerlo…

Si a eso le sumamos que en DC Comics han apostado fuertemente por la franquicia, que ya cuenta con cuatro títulos (Green Lantern, Green Lantern Corps, Green Lantern: New Guardians y Red Lanterns) y que les han dotado de dibujantes que quizás no sean grandes conocidos, porque ni Billy Tan ni Sean Chen, han conseguido despuntar tanto como se esperaba de ellos, pero que ofrecen un trabajo homogéneo y de calidad, aunque sin dejar de personalizar cada serie pues… apaga y vayámonos. 

La edición española está muy bien, con un buen texto de presentación escrito para la ocasión, preludiando el tomo y un artículo dedicado al Sindicato del Crimen (dentro de Maldad sin límite). Una edición de una calidad a la que ya nos tienen acostumbrados

Si después de todos los “maldición” que he soltado aún tenéis dudas sobre si seguiré las series “verdes” o si debéis seguirlas vosotros… entonces es que no me he explicado bien, ¡maldición! 😉