Ridley Scott es el ejemplo del director con más pasado que presente, y con un futuro gris que solamente construye a partir de éxitos pasados. Es decir, que sus mejores películas son de hace más de treinta años (“Blade Runner” y “Alien“), y que entre sus próximos proyectos aún se incluyen secuelas de ambas películas, “Blade Runner 2” y “Prometheus 2“. Sobre la primera, en una entrevista reciente ha anunciado que el guión ya está escrito, que Deckard es el protagonista, que cuenta con Harrison Ford para volver a interpretar al personaje, y que tiene la intención de empezar a rodarla tras finalizar su proyecto actual, “The Martian“.

image1