De vez en cuando no sabes qué película ver en la TV, por grande que ésta sea. El problema está siempre en los contenidos que disfrutar y hace unos días me tocó la lotería porque descubrí “Going postal“, la adaptación de “Cartas a mansalva” de Terry Pratchett y un divertidísimo libro ambientado en MundoDisco.

 

Going Postal 
Director: Jon Jones
Guionistas: Richard Kurti y Bev Doyle, basado en el libro de Terry Pratchett
Casting: Richard Coyle (Moist Von Lipwig), David Suchet (Reacher Gilt), Claire Foy (Adora Belle Dearheart), Andrew Sachs (Groat), Charles Dance (Lord Vetinari)…

El estafador más célebre de Ank-Morpork tendrá que escoger entre morir en la horca o modernizar el vetusto servicio de correos del reino. 

Lo último que recuerda el inefable Moist von Lipwig, condenado a muerte por estafador, es que estaba a punto de morir ajusticiado, y ahora, tras despertar, se halla ante lord Vetinari, que le propone una ardua tarea a cambio de salvar la vida: tiene que modernizar el terrible servicio postal de la metrópoli. Lipwig acepta, creyendo que tendrá ocasión de escapar y volver a su “noble” oficio, pero el golem encargado de su custodia resultará ser un hueso duro de roer. Además, tendrá que enfrentarse al maestro de los estafadores, un financiero sin escrúpulos que controla el monopolio de las comunicaciones de Mundodisco y no está dispuesto a dejar escapar ran suculentos beneficios.

TRAILER  {youtube}o4VlX9cMEbw{/youtube}

Toda la vida creyendo que los libros no se podían llevar adecuadamente al cine, o a la televisión, para que lleguen los británicos y me den en todos los morros con la “sencilla” adaptación de los libros de MundoDisco y, en concreto, con Cartas en el asunto, la trigésimo tercera entrega de la saga (ahí es nada) que, además, es el inicio de una trilogía que pretende llevar la modernidad a Ank-Morpork y de la que ya se ha publicado su segunda entrega Dinero a mansalva. Ni que decir tiene que disfruté enormemente leyendo Cartas en el asunto, pero no esperaba que la película (dos capítulos de hora y media cada uno) me fuese a convencer de una forma tan rotunda, aunque el hecho de que el guión definitivo lo haya revisado y aprobado Terry Pratchett puede tener mucho que ver. Como ejemplo os diré que comencé a ver la TV movie ampliamente pasadas las doce de la noche y que me vi obligado a seguir viéndola hasta su conclusión (por cierto, al final de los créditos hay una escena extra, de nada) capturado por una película que no sólo sabe respetar el original, sino que lo hace sin que su adaptación pierda magia alguna. Going postal es una maravilla que os hechizará con la magia de MundoDisco y de los excelentes personajes que lo pueblan y que tan bien se han sabido llevar a la pequeña pantalla.

Unas líneas más arriba os he dejado con el resumen del libro, Cartas en el asunto, no os preocupéis porque la adaptación es tan fiel que sigue casi en su totalidad el libro y no se deja en el tintero casi nada (alguna cosilla siempre se queda fuera), por lo que nos sirve ese resumen como un más que acertado resumen de la película. Por cierto, este libro estuvo nominado a Mejor Novela en los Premios Nébula, así que no podemos decir que en Sky One se hayan ido a un libro “fácil” pero los resultados (con un presupuesto escaso, imagino) son más que apetecibles. Goging postal es una más que digna adaptación.

Naturalmente lo importante está en los personajes (y sus diálogos) así que aquí conviene fijarse especialmente en Richard Coyle (Moist Von Lipwig) y Claire Foy (Adora Belle Dearheart), una pareja con una gran química y unos diálogos sacados directamente del libro. Y aunque Andrew Sachs (Groat) y David Suchet (Reacher Gilt), están muy bien en sus papeles tengo que reconocer mi predilección, al igual que en los libros, por Lord Vetinari (Charles Dance) mi personaje favorito de MundoDisco que aquí está magistralmente interpretado. Sobre todo disfruto con esos diálogos tan ingeniosos e incisivos. 

La película está repleta de detalles y a pesar de que ya tenga 4 años os garantizo que merece muchísimo la pena. De verdad, me quito el sombrero ante adaptaciones como esta y ya estoy planeando mi agenda para ver el resto de películas de MundoDisco.

Pd. Lo malo es que por culpa de Going Postal me dio la turuntela y me acabé por leer unos 20 libros de MundoDisco de golpe, hasta que me empecé a pensar como Lord Vetinari y decidí que era mejor dejarlo en reposo durante un tiempo.