Con “La guerra de los Gorilas” alcanzamos la tercera entrega de la recopilación del Flash de Brian Buccellato y Francis Manapul, con un cierto cierre de las historias que veníamos leyendo y un gigantesco cliffhanger final.

Flash 3 La guerra de los Gorilas
Edición original: The Flash núms. 13 a 19 USA
Guión: Francis Manapul, Brian Buccellato
Dibujo: Francis Manapul, Marcus To, Marcio Takara
Tinta: Ryan Winn
Color: Brian Buccellato
Formato: Libro cartoné, 176 págs. a color.
17,95€

Cuando el implacable Rey Grodd y su ejército de gorilas inteligentes invaden Central City para capturar a Flash, el Velocista Escarlata y los Villanos deben formar una alianza improbable para salvar su ciudad de la aniquilación. ¿Durará lo suficiente este pacto incómodo para evitar la conquista? ¿O caerán las Ciudades Gemelas cuando Grodd desentrañe los secretos de la Fuerza de la Velocidad y se apropie de ellos?

Alcanzamos la tercera entrega de la recopilación que ECC Cómics está haciendo del Flash de Brian Buccellato y Francis Manapul que nos había hurtado, en la anterior entrega, el desenlace del enfrentamiento entre Flash y los Villanos abruptamente interrumpido por las hordas de Grodd que vienen a conquistar las Ciudades Gemelas y, de paso, capturar a Flash para que sus poderes pasen a su rey.

Naturalmente no será tan sencillo ya que los Villanos se ponen de parte de Flash, y de las Ciudades Gemelas, lo que lleva a un enfrentamiento por las calles entre las tropas de Grodd y Flash y sus aliados que Francis Manipul resuelve con un estupendo apartado gráfico, aunque quizás con páginas de muy pocas viñetas pero espectacularmente dibujadas.

De paso se nos cierra una trama que venía colgando desde hace unos números: el destino de Iris y los otros desaparecidos toda vez que aún se estira un poco esta trama al hacer que algunos de los supervivientes del viaje a la Fuerza de la Velocidad hayan adquirido poderes, todos ¿excepto Iris?

El caso es que disfruto con el Flash de Manipul y Buccellato, aunque entienda que estamos ante una serie ligera en la que prima el espectáculo visual no se descuida el apartado del guión aunque, cómo no, las influencias televisivas y del Nuevo Universo DC (que es lo que se recopila en estos volúmenes) fuerzan a que vivamos ciertos cambios en el status quo de Flash, pero la trama sigue desde la idea que vimos inicialmente en una huida hacia adelante en la que se juguetea con la relación Flash/Iris por puro morbo y hacer sentir expectación al lector (¡qué los junten de nuevo!) mientras las catástrofes se suceden y nuestro corredor escarlata se enfrenta a ellas con decisión, lo de tener un plan ya se verá.

Gráficamente es donde destaca este Flash, y es que Francis Manipul dibuja de maravilla y nos regala atrevidas composiciones de página y viñeta que son realmente espectaculares y que convierten a la serie en algo muy recomendable. No hay más que ver cómo cambia la serie en los números dibujados por Marcus To y Marcio Takara, se ve a la legua que no es lo mismo.

En cuanto a la edición de ECC Cómics, buen cartoné, repleto de material extra que hará las delicias de los fans de Manipul.

En definitiva, puede que el Flash de Buccellato y Manapul no esté a la altura argumental del de Waid y del de Johns, pero no su nivel de calidad no desmerece y atrapa.