El pasado viernes, día 20 de Enero y primer viernes del año 2012, llegaron seis películas a la cartelera de nuestro país. Para todos los gustos, incluyendo una de las máximas candidatas al Óscar con George Clooney como cabeza de cartel, una mezcla de cine oriental de artes marciales y estrellas de segunda fila de Hollywood o una adaptación cinematográfica del conflicto real que vivió Arabia Saudí con el descubrimiento de los yacimientos petrolíferos, entre otras: Los descendientes, Oro Negro, Silencio en la nieve, Bunraku, Jack y su gemela y Sombras del tiempo.

El actor norteamericano George Clooney es un tipo con suerte: es guapo (o eso dicen ellas), es rico (el sueldo de un actor de éxito en Hollywood tiene muchos ceros), siempre se le ve acompañado de mujeres muy atractivas (Elisabetta Canalis, Stacy Keibler, Renée Zellweger, Krista Allen,…) y una vida profesional de éxito valorada dentro y fuera de la profesión, tanto haciendo de actor como de director.
Una vez finalizada su participación en la serie de televisión “Urgencias”, en el año 1994, la lista de películas de éxito en las que ha participado haría enverdecer de envidia a una gran mayoría de los actores de Hollywood: “Abierto hasta el amanecer”, “Un día inolvidable”, “Batman y Robin”, “El pacificador”, “La delgada línea roja”, “Tres reyes”, “O brother”, “La tormenta perfecta”, “Ocean’s eleven”, “Solaris”, “Bienvenidos a Collinwood”, “Crueldad Intolerable”, “Ocean’s Twelve”, “Buenas noches, y buena suerte”, “Syriana”, “El buen alemán”, “Ocean’s thirteen”, “Michael Clayton”, “Quemar después de leer”, “Up in the air”, “The american”,… como actor y “Confesiones de una mente peligrosa”, “Buenas noches, y buena suerte” y la próxima “The Ides of March” como director. En total, tres Globos de Oro (como actor por “O Brother” y “Los descendientes” y como actor de reparto por “Syriana”) con trece nominaciones y un Óscar (como actor de reparto por “Syriana”) con seis nominaciones.
En “Los descendientes” (“The descendants” en su versión original) el director y guionista Alexander Payne (“Paris, je t’aime”, “Entre copas”, “A propósito de Schmidt”, “Election”) cuenta con George Clooney como el protagonista de la historia de Matt King, casado y padre de dos niñas, que se ve obligado a reconsiderar su pasado y a encauzar su futuro cuando su mujer sufre un terrible accidente de barco en Waikiki. Matt intenta torpemente recomponer la relación con sus hijas –la precoz Scottie, de 10 años, y la rebelde Alexandra, de 17–, al mismo tiempo que se enfrenta a la difícil decisión de vender las tierras de la familia. Herencia de la unión entre la realeza hawaiana y los misioneros, los King poseen algunas de las últimas zonas vírgenes de playa tropical de las islas, de un valor incalculable.
El reparto de “Los descendientes” se completa con Matthew Lillard, Judy Greer, Matthew Lillard, Beau Bridges, Shailene Woodley, Robert Forster, Michael Ontkean, Sonya Balmores, Rob Huebel, Mary Birdsong, Milt Kogan y Nick Krause, se estrena este mismo mes de Enero y llega a la cartelera con un botín de dos Globos de Oro bajo el brazo (mejor película y mejor actor). (www.losdescendientes.es)

A principios del siglo XX, en Arabia y bajo el implacable cielo del desierto, dos jefes tribales se declaran la guerra y se enfrentan. Los cuerpos de sus guerreros quedan esparcidos por el campo de batalla. Nesib, emir de Hobeika, es el vencedor e impone las condiciones a su rival Amar, sultán de Salmaah. Aceptan no intentar hacerse con la tierra de nadie que separa los dos reinos, conocida como Franja Amarilla. Como garantía, y de acuerdo con las leyes tribales de entonces, Nesib “adoptará” o, mejor dicho, se llevará como rehenes a los dos hijos de Amar, llamados Saleeh y Auda. Pasan los años, y Saleeh, que es un guerrero nato, quiere escapar de la jaula dorada en la que está encerrado y regresar a las tierras de su padre. Sin embargo, a Auda sólo le importan los libros y el conocimiento. Un día, llega un empresario de Texas para ver a Nesib, y le cuenta al emir que hay petróleo en sus tierras. Le promete riquezas que van mucho más allá de lo que pueda imaginar. Nesib ya ve un reino con carreteras, escuelas y hospitales construidos gracias al oro negro escondido debajo de la arena. Pero hay un problema: el petróleo está en la Franja Amarilla. Ha llegado el momento del último enfrentamiento para hacerse con el control de la Franja Amarilla, de los dos reinos y, sobre todo, del futuro.
Este es el argumento de “Oro Negro” (“Black Gold”), una película del director francés Jean-Jacques Annaud, responsable de joyas del séptimo arte como “En busca del fuego” o “El oso” y reconocido por la importancia del paisaje en su obra, basado en la novela “Al sur del corazón” del suizo Hans Ruesch y coproducida por Francia y Qatar. Cuenta la historia que el productor de esta película, Tarak Ben Ammar, descubrió la novela durante el rodaje de “Star Wars: Una Nueva Esperanza” en Túnez, y quedó fascinado por las descripciones de las tribus beduinas de Arabia durante los convulsos años que siguieron al descubrimiento del petróleo bajo las arenas del desierto. Ha tardado veinte años en trasladar el relato a la gran pantalla, pero la espera ha merecido la pena y ha conseguido un reparto de muchos quilates: Mark Strong como Amar, Antonio Banderas como Nassib, Freida Pinto como la princesa Lallah, Tahar Rahim como el príncipe Auda, Corey Johnson como Thurkettle, Riz Ahmed como Ali, Akin Gazi como Saleeh y Driss Roukhe como Magroof, entre otros. (www.blackgold-themovie.com)

Y también: un soldado de la División Azul y un ex-inspector de policía inician una investigación para desentrañar un asesinato en plena Segunda Guerra Mundial en “Silencio en la nieve” de Gerardo Herrero, un vagabundo sin nombre llega a una misteriosa ciudad dominada por un malvado y sus secuaces para poner orden y reclamar venganza en “Bunraku” de Guy Moshe, un nuevo intento del cómico Adam Sandler para conseguir hacer reir a alguien fuera de las fronteras de los EE.UU. con “Jack y su gemela” de Dennis Dugan y la alemana “Sombras del tiempo” de Florian Gallenberger, del año 2004, que nos presenta una trágica historia de amor en la India colonial.

Valoración en IMDB (Internet Movie Data Base en www.imdb.com):
Los descendientes (“The descendants”): 7,9
Oro Negro (“Black Gold”): 6,7
Silencio en la nieve (“Silencio en la nieve”): 2,7
Bunraku (“Bunraku”): 6,1
Jack y su gemela (“Jack & Jill”): 2,9
Sombras del tiempo (“Schatten der zeit”): 7,3

Valoración en Rotten Tomatoes (en www.rottentomatoes.com):
Los descendientes (“The descendants”): 89% (tomatometer), 82% (audience)
Oro Negro (“Black Gold”): 46% (audience)
Silencio en la nieve (“Silencio en la nieve”): Sin valorar
Bunraku (“Bunraku”): 16% (tomatometer), 51% (audience)
Jack y su gemela (“Jack & Jill”): 3% (tomatometer), 43% (audience)
Sombras del tiempo (“Schatten der zeit”): 88% (audience)