El pasado viernes, día 2 de Diciembre, llegaron diez películas a la cartelera de nuestro país. Para todos los gustos, incluyendo robots boxeadores gigantes, complots para asesinar a un presidente de los EE.UU. o el regreso de un pingüino bailarín: Acero Puro, La Conspiración, Happy Feet 2, Jane Eyre, In Time, Fuga de cerebros 2, Restless, El verano de Martino, Vicky el Vikingo y el martillo de Thor y Afinidades.

Acero Puro” (“Real Steel” en su versión original en inglés) es una película que mezcla géneros de forma original y acertada: la ciencia-ficción de los robots luchadores sobre un ring, el thriller del boxeador fracasado en busca de redención y la película de lucha al más puro estilo “Rocky”. Tres en uno. Dirigida por Shawn Levy (un especialista en comedias como “Recién casados”, “La pantera rosa”, “Noche en el museo”, “Noche en el museo 2” y “Noche loca”, entre otras), “Acero Puro” nos lleva hasta un futuro cercano donde el boxeo entre humanos ha sido suprimido y substituido por luchas entre titánicos robots humanoides. En este mundo, el promotor de boxeo robótico Charlie Kenton encuentra a un viejo robot desechado que resultará ser una joya en bruto. Él es un boxeador fracasado que perdió la oportunidad de ganar un título pugilistico cuando las enormes máquinas se subieron al ring en el lugar de los boxeadores. Ahora, convertido en promotor de poca monta, Charlie sobrevive construyendo robots de mala muerte con chatarra con los que pelea en combates de segunda fila. Charlie toca fondo y no tiene más remedio que trabajar con Max, su hijo. Él le devolverá la ilusión de regresar al mundo de la competición y convertirse de nuevo en aspirante al campeonato mundial. Pero tendrá que actualizarse, porque ya nada es como antes, las reglas han cambiado y el juego sucio se impone en el escenario. Juntos crearán y entrenarán a un firme aspirante al campeonato. El listón está cada vez más alto en un escenario pugilístico brutal y en el que todo vale. Pero contra todo pronóstico, Charlie y Max dispondrán de una última oportunidad que puede significar su retorno a la gloria y recuperar el orgullo.
La película, basada en una historia corta del escritor Richard Matheson titulada “Steel”, está protagonizada por Hugh Jackman (“El truco final”, “X-Men”, “Lobezno”, “Australia”, “Operación Swordfish”,…), Evangeline Lilly (de la serie de televisión “Perdidos”), Kevin Duran (“Soy el número cuatro”), Hope Davis (“A propósito de Schmidt”) y Dakota Goyo (“El ultimo asalto”). Auguramos un bombazo de taquilla que podría plantar cara al mismísimo Tintín. Como dicen en el trailer, “si tienes una oportunidad, aprovéchala”. (www.aceropuro.es)

El veterano actor y director Robert Redford regresa al cine tras un largo descanso, y con el fracaso de “Leones por corderos” como último referente, con el drama judicial de época “La Conspiración” (una traducción caprichosa de “The Conspirator”, al que le correspondería como título correcto “El Conspirador”) acerca del asesinato del presidente de los EE.UU. Abraham Lincoln. Acompañado de un reparto estelar que incluye a Robin Wright (“Forrest Gump”) ya sin el apellido Penn, James McAvoy (“Expiación”, “Wanted”), Kevin Kline (“La tormenta de hielo”, “Un pez llamado Wanda”), Evan Rachel Wood, Tom Wilkinson (“El escritor”, “Michael Clayton”) y Alexis Bledel, la película se estrenará a finales del 2012, con las miradas puestas en los Óscars.
La historia nos traslada inmediatamente después del asesinato del presidente, un 15 de abril de 1865 durante una representación en el teatro Ford de Washington. Ocho personas fueron detenidas y acusadas de conspirar para matar al presidente, al vicepresidente y al secretario de Estado. La única mujer que se encontraba entre ellos, Mary Surratt (Robin Wright), regentaba una pensión donde el autor del magnicidio, John Wilkes Booth, y sus cómplices se reunieron y planearon los atentados simultáneos. Mientras Washington se recupera de las heridas de la Guerra Civil, el abogado Frederick Aiken (James McAvoy), un joven héroe de guerra unionista, accede a regañadientes a defender a Surrat ante un tribunal militar. Sin embargo, el joven abogado sospecha que su cliente podría ser inocente y que estaba siendo utilizada como señuelo y rehén para capturar a su propio hijo, John, el único conspirador que escapó a la orden general de busca y captura. Con el país entero en contra de Surratt, Aiken es el único dispuesto a destapar la verdad y salvarle la vida. (www.conspiratorthemovie.com)

El australiano George Miller (“Mad Max”, “Mad Max 2”, “Mad Max, más allá de la cúpula del trueno”, “Las brujas de Eastwick”, “El aceite de la vida”, “Babe, el cerdito valiente”, “Babe, el cerdito en la ciudad”,…) es el director de “Happy Feet 2“, la secuela de la película que él mismo dirigió en el año 2006 y que, tras sorprender a propios y extraños, se alzó con el Óscar a la mejor película de animación del año 2006 por encima de “Cars” y la injustamente infravalorada “Monster House”.
En esta secuela en 3D de “Happy Feet. Rompiendo el hielo” nos contarán como Mumble, el Maestro del Tap, tiene un problema porque su pequeño hijo, Erik, tiene pánico a bailar. El pequeño escapa de su hogar y se topa con El Poderoso Sven, un pingüino que puede volar. Mumble no tiene esperanzas de poder competir con ese nuevo y carismático modelo a seguir. Pero las cosas empeoran cuando el mundo es sacudido por poderosas fuerzas… Erik aprende de su padre a tener valor cuando Mumble reúne a las naciones pingüinas y a todo tipo de fabulosas criaturas, desde el pequeño Krill a los gigantes elefantes marinos, para poner las cosas en su sitio.
El guión de “Happy Feet 2”, que vuelve a transportar al público a los magníficos paisajes de la Antártida, es de George Miller y Warren Coleman y el reparto de voces es de muchos quilates:  Elijah Wood, Robin Williams, Hugo Weaving, Matt Damon, Brad Pitt, Pink, Anthony LaPaglia o Hank Azaria, entre otros.
La película se estrenó la semana pasada en los Estados Unidos con una paupérrima recaudación de 22 millones de dólares, la mitad de lo que cosechó la primera entrega en su primer fin de semana, y las críticas la dejan muy por debajo de su predecesora… que tampoco era ninguna maravilla. En mi opinión, mucho peor de lo que nos quisieron hacer creer y, por supuesto, muy lejos de “Cars” y “Monster House”. (wwws.warnerbros.es/happyfeet2/index.html)

El pasado 2 de Diciembre se estrenó la nueva versión de una de las historias más románticas e intensas de la literatura inglesa, “Jane Eyre“. La nueva adaptación a la gran pantalla de la novela de Charlotte Brontë cuenta con uno de los repartos de actores jóvenes con más potencial del momento. El papel de Jane Eyre lo interpreta la joven actriz Mia Wasikowska, protagonista de “Alicia en el País de las Maravillas” de Tim Burton, “Los Chicos están bien” y la próxima “Albert Nobbs” junto a Glenn Close. Y en el papel de Edward Rochester encontramos a uno de los actores del año, Michael Fassbender (“Malditos Bastardos”, “Hunger”, “X-Men: Primera Generación”, “Un Método Peligroso”,…). Junto a ellos completan el reparto Jamie Bell, el popular Billy Elliott a quien Steven Spielberg ha escogido como el nuevo Tintín, la eterna Judi Dench (“Shakespeare in Love”, “Casino Royale”) y Sally Hawkins (“Happy, una historia sobre la felicidad”).
En la silla del director se sienta Cary Joji Fukunaga, un joven director avalado por el Festival de Sundance donde ganó el premio al Mejor Director por “Sin Nombre”, una cinta que también le valió tres nominaciones a los Independent Spirit Awards (Mejor Película, Mejor Director y Mejor Fotografía) en el año 2009.
En “Jane Eyre”, una historia enmarcada en el siglo XIX, la protagonista huye súbitamente de Thornfield Hall, la vasta y apartada hacienda donde trabaja como institutriz de Adèle Varens, la niña bajo la custodia del intimidatorio amo de Thornfield, Edward Rochester. La aislada mansión, así como la frialdad del Sr. Rochester han puesto a prueba la resistencia y fortaleza de la joven. Pero al reflexionar sobre su pasado, Jane regresará a la mansión para descubrir el secreto que esconde el apuesto y acaudalado Sr. Rochester.
Esta nueva versión de una de las historias más románticas e intensas de la literatura inglesa ha funcionado muy bien en la cartelera del Reino Unido, con más de 6 millones de euros de recaudación, y bastante bien en los Estados Unidos, con un box office de 11 millones de dólares. )

El director Andrew Niccol ya se ha ganado un pedazo del cielo con dos joyas de la historia del cine, que han sido injustamente olvidadas del Olimpo de los premios, los galardones y de las nominaciones, como la maravillosa ciencia-ficción de “Gatacca” y la dulce “El Show de Truman”. Y sin alejarse mucho de la temática, en una mezcla singular de ciencia-ficción, thriller y una historia distópica, nos llega ahora “In Time“, con un reparto cuajado de buenos actores pero prescindiendo de estrellas rutilantes del panorama hollywoodiense, como Justin Timberlake (un famosillo reconvertido en actor pero que demostró sus tablas en “La Red Social”), Amanda Seyfried, Olivia Wilde (la Trece de “House” que ha dejado definitivamente la televisión para centrarse en su carrera cinematográfica), Johnny Galecki y Cillian Murphy, entre otros.
En “In time”, el guión del mismo Andrew Niccol nos narra como, en un futuro no muy lejano, se ha descubierto la cura contra el envejecimiento. Para evitar la sobrepoblación, el tiempo se ha convertido en la moneda y la forma de pagar por lujos y necesidades. Los ricos pueden vivir para siempre, mientras que el resto ha tratar de negociar por cada minuto de vida. Después de conseguir accidentalmente una inmensa cantidad de tiempo, de origen sospechoso, un joven obrero será perseguido por una policía corrupta conocida como ‘los Guardianes del Tiempo’.
Pendientes de comprobar si el neozelandés Niccol (que también cuenta con trabajos mediocres como “S1m0ne”, “El señor de la guerra”, o el guión de “La terminal”, que dejan sus dos obras maestras antes mencionadas en excepciones) sigue seduciendo al espectador con una estética de ciencia-ficción no convencional, como la que consiguió para “Gattaca” con su arquitectura de Frank Lloyd Wright, “In time” se presenta como una mezcla de thriller al estilo de “Total Recall” con algo del argumento de “La Fuga de Logan”.
Y a principios de Diciembre podremos descubrir si podemos esperar al Andrew Niccol de “Gattaca” o al de “El Señor de la Guerra”. Nosotros cruzamos los dedos para descubrir un trabajo del director de la primera, y las imágenes del trailer ya nos dejan intuir una estética singular, fría y de colores desaturados, pero las primeras críticas que llegan de los EE.UU. nos hablan de una película del director de la segunda… (www.intimemovie.com)

Y también la secuela de la gamberra “Fuga de cerebros” de Carlos Therón donde el hermano pequeño del protagonista de la primera entrega se va a Harvard en busca de la chica de la que está enamorado, “Restless” de Gus Van Sant donde Mia Wasikowska interpreta a una enferma terminal que cruza su destino con un chico que ha perdido a sus padres de forma trágica, la italiana “El verano de Martino” de Massimo Natale donde las vidas de tres personas se cruzan y cambian a raíz de dos trágicos acontecimientos, la infantil alemana “Vicky el Vikingo y el martillo de Thor” de Christian Ditter que adapta de nuevo al personaje de animación infantil de los años setenta a la gran pantalla y “Afinidades” de Vladimir Cruz y Jorge Perugorría que se sumerge en los instintos primarios del ser humano.

Valoración en IMDB (Internet Movie Data Base en www.imdb.com):
Acero Puro (“Real Steel”): 7,5
La Conspiración (“The conspirator”): 7,0
Happy Feet 2 (“Happy Feet Two”): 5,8
Jane Eyre (“Jane Eyre”): 7,4
In time (“In time”): 6,7
Fuga de cerebros 2 (“Fuga de cerebros 2”): 6,2
Restless (“Restless”): 6,6
El verano de Martino (“L’estate di Martino”): 7,2
Vicky el Vikingo y el martillo de Thor (“Wickie auf großer Fahrt”): 7,1
Afinidades (“Afinidades”): 8,8