Con motivo de la publicación de “Secretos Arcanos: La maldición del tentáculo moteado“, por Dib·buks, hemos entrevistado a su creador, Ángel A. Svoboda, quien nos ha desvelado las claves de su trabajo y nos ha permitido conocerle mejor a él y su obra.

Secretos Arcanos: "Entrevistamos a Ángel A. Svoboda"Dib•buks acaba de publicar Secretos Arcanos: La maldición del tentáculo moteado hemos entrevistado a su creador, Ángel A. Svoboda, la entrevista ha sido casi tan divertida como su cómic, esperamos que os guste y queremos dar las gracias a Dib•buks y a Ángel por todo. Os recomendamos, por cierto, la lectura de Secretos Arcanos: La maldición del tentáculo moteado, sobre todo si sois amantes de la vieja Escuela Bruguera, os encantará.

– ¿Quién es Ángel A. Svoboda?

Un alicantino amante del cómic, la ilustración y el diseño ¿En qué has trabajado? Desde hace doce años soy director de arte de mi propia agencia de publicidad: I am, I can

– ¿Qué te lleva a embarcarte en la aventura del cómic?

La verdad es que yo llevo vinculado al mundo del cómic muchos años, aunque de manera intermitente. Empecé en el fanzine “Zoom”, de los Gallego Bros, publiqué en la revista “Mala Impresión”, que por aquel entonces coordinaba El Torres, y creé la serie “Malacara Jack” para la desaparecida “Mister K” de “Ediciones el Jueves”. Pero claro, al crear mi propia empresa tuve que dedicarle esfuerzos plenos hasta que la cosa empezó a rodar, y eso me alejó durante un tiempo del cómic.

– ¿En qué se diferencia el trabajo en publicidad y el cómic?

Pues la verdad es que tienen poco que ver, aunque ambos son estresantes a ratos, je je… El trabajo publicitario es muy inmediato y variado. Un día estás haciendo una marca para una empresa, al siguiente estás liado con una web o un audiovisual y al siguiente te encuentras haciendo un cartel ilustrado. Y todo para ayer.

– ¿Cuáles son tus influencias?

Mis mayores influencias, al menos de dibujo, son claramente Jan y Mike Mignola, dos grandes maestros cada uno en su estilo. Pero desde luego no son las únicas, ya que leo infinidad de cómics diferentes y me gustan muchas cosas que no tienen nada que ver entre sí. Me gusta el eclecticismo y creo que eso se nota claramente en el álbum y enriquece las cosas que hago.

– ¿Cómo conseguiste llamar la atención de tu editor?

Me serví de la experiencia que me ha dado mi trabajo y elaboré un dossier muy completo, encuadernado en tapa dura, que dejaba claro el concepto del álbum y todas las posibilidades que quedaban abiertas para la serie. Y por supuesto, me curré mucho las páginas de cómic que incluí en él. La respuesta de Ricardo Esteban (editor de Dibbuks) fue muy clara y directa. La verdad es que resultó más fácil de lo que me esperaba.

– ¿Cómo me convencerías para leer Secretos Arcanos?

Los Mitos de Cthulhu en clave de humor ¿hace falta decir más? Je je…

– Tu cómic recuerda mucho a la escuela Bruguera, ¿qué le debes a gente como Jan o Ibáñez?

Yo he sido niño en los 70 y 80 y, por tanto, me he criado con los comics de Bruguera. Así que eso es algo que tengo muy asimilado e interiorizado por lo que se podría decir que la base de lo que hago se debe por entero a la “escuela Bruguera”. Como todos los de mi generación empecé leyendo ávidamente a Mortadelo y Filemón, hasta que llegó Superlópez, que me encandiló y se convirtió en mi mayor referente. Luego, conforme he ido creciendo, he abierto mi abanico a comics muy diferentes, como decía antes, y eso ha nutrido mi espectro de posibilidades, enriqueciéndolo considerablemente. Con esto no quiero decir que mis comics sean los mejores y más originales del mundo, sino que soy una persona de mente abierta y dispuesta a considerar todas las posibilidades que se me ocurran, por disparatadas que parezcan, para hacer que mis cómics tengan un “algo” que los haga diferenciarse del resto.

– ¿Qué opinas de la edición de Dib•buks?

Estoy encantadísimo con la edición. La calidad de los acabados es muy buena. Una de las mejores cosas que tiene Dibbuks, además de un plantel de autores alucinante, es precisamente la calidad técnica de sus publicaciones. Y como todo el diseño y maquetación me lo he currado en mi empresa, se podría decir que todo queda en casa. Yo soy una persona muy minuciosa y perfeccionista, y en el diseño de Secretos Arcanos he procurado cuidar hasta el más mínimo detalle.

– ¿Cómo está siendo la acogida?

Todavía no tengo cifras de ventas, pero te puedo decir que he leído un montón de buenas críticas en diferentes periódicos y blogs. Así que estoy muy contento en este sentido.

– ¿Qué nuevas aventuras tienes previstas de Secretos Arcanos? Porque guiños sobre el futuro de la serie (y el pasado de los personajes) ya dejas caer, ya…

Hay todavía unos cuantos personajes que no han aparecido y que, si hago un segundo volumen, podréis conocer. Ya tengo clara cuál va a ser la siguiente aventura en que voy a meter al Dr. Mento y Harry, aunque todavía no me he puesto a escribir el guión. De momento sólo tengo notas. Prefiero ser cauto y esperar a saber cómo van las ventas para saber qué camino debo escoger.

– ¿Cuánto habrá que esperar para la siguiente entrega?

Pues me temo que habrá que esperar bastante todavía. Aún no sé qué tal está funcionando, por lo que no sé si será viable editar un segundo volúmen. En cuanto a Secretos Arcanos creo que dependo de las ventas. Además me gustaría hacer otro album diferente antes de emprender el segundo de Secretos Arcanos. Así luego lo cojo con más ganas.

– ¿Qué otros proyectos futuros tienes?

Pues mientras “Secretos Arcanos” se sigue publicando por entregas en “Amaníaco”, estoy haciendo una historia corta con un estilo algo diferente, probando nuevas técnicas. Todavía no sé dónde aparecerá publicado, pero la terminaré y ya veré de qué manera la divulgo. También tiene monstruos, pero está ambientada en los años sesenta. El protagonista es un antiguo héroe al más puro estilo “pulp”, que en los años cuarenta era todo un ídolo de masas, pero que veinte años más tarde no es más que una vieja gloria que ya no cuenta con el apoyo del gobierno. Para tratar de revivir sus años dorados intenta formar un nuevo grupo de héroes para que se unan en su lucha contra el mal. Como te podrás imaginar, sus dos compañeros no son nada normales.

Y por otro lado voy a resucitar a Malacara jack, que ahora va a cambiar de formato y ha mejorado mucho a nivel de dibujo. Se verá en los próximos meses.

– ¿Dib•buks se hará cargo de la edición de Malacara Jack?

De momento he pensado rescatar a Malacara jack para convertirlo en un webcomic en formato tira cómica. Creo que este es un trabajo difícil, al menos para mí, y supone un ejercicio importante de creatividad por mi parte. Así aprendo cosas nuevas y sigo evolucionando. Si luego Dibbuks quiere editar las tiras recopiladas desde luego que no le voy a hacer ningún feo, pero no he hablado todavía de ningún proyecto nuevo con Ricardo (Dibbuks).

– ¿Cómo fue la aventura en Mister K?

Sencillamente alucinante. Tenía que hacer una página al mes de Malacara Jack y me costaba horrores, ya que no estaba acostumbrado a ese ritmo. Ahora de pensarlo me da risa, claro. La verdad es que fue una etapa muy bonita en la que aprendí mucho de Maikel, que dirigía la revista y al que considero un grandísimo profesional. Lástima que la cancelaran.

– ¿Hay algún guiño frikie que nadie haya sido capaz de descubrir? ¿cuál?

Si, hay un guiño pensado especialmente para frikis muy frikis. Uno de los secuaces de Sal Tamontti hace un comentario cuando aparece el primer heraldo. Sólo los muy fans de Star Wars reconocerán a qué se refiere. Bueno, y si cualquiera busca en internet la criatura que nombra dicho secuaz, sabrá de qué se trata. Ahí lo dejo caer…

– Estuviste firmando durante el Salón del Cómic, has realizado diversas presentaciones y firmas… ¿hay que promocionar especialmente el cómic español?

Las presentaciones y sesiones de firmas creo que son esenciales, sobre todo a la hora de darte a conocer. Además es una muy buena manera de conectar directamente con tu público, con la gente que te lee, lo que resulta altamente satisfactorio. Y, contestando más concretamente a tu pregunta, te diré lo que creo que te diría cualquier otro dibujante. En efecto, hay que promocionarlo muy bien, porque esto no es Francia ni Bélgica, donde el concepto de comprar comics es asumido como algo normal. Aquí, desgraciadamente, todavía está muy arraigada la idea de que los comics son cosa de niños y adolescentes. Así que toda promoción es poca.

– ¿Qué personaje de Secretos Arcanos se parece más a ti (no me hagas decirte cuál pienso yo) y a cuál te gustaría parecerte?

Físicamente está claro que me parezco al Dr. Mento. Al menos eso me dice todo el mundo. En cuanto a quién me gustaría parecerme, creo que emocionalmente me parezco a la pareja protagonista, ya que los dos personajes son, creo yo, partes diferentes de mi personalidad. ¡Son mis hijos! Y como se suele decir: de tal palo, tal astilla.

– ¿Que sigues del cómic actual? ¿Qué compraste en el Salón del Cómic de Barcelona?

Sigo muchas cosas diferentes: “Hellboy”, “A.I.D.P.”, “Hellblazer”, “La Mazmorra”, “Batman”, “Powers”, “Isaac el pirata”, “Gus”… la lista es interminable. Del salón me volví con un capazo de comics. De Dibbuks me traje un montón, aprovechando que los dibujantes, al igual que yo, estaban allí firmando: “Conejo Frustrado”, “Polo Sur”, “Tambores”, “El gran vacío de Alfonso Taburete”, “La saga de Atlas y Axis”, “Un tesoro”, “Rábanos”… Y luego me traje “El héroe” de David Rubín, que ha colaborado en mi álbum y a quien tuve la oportunidad de conocer. Lo traje firmado, claro… Además encontré una joya de los ochenta que ha editado Mamut, a través de Bang Ediciones: “La Gorda de las Galaxias”.

–  Ya que se han decidido a editarte vamos a hacerles la pelota, ¿qué tres cómics de Dib•buks recomendarías a nuestros lectores?

¡Buf, no te recomendaría tres, sino tres mil! Tienen una cantidad de trabajos de calidad que resulta difícil decidirse, pero por mojarme citaré “El bosque de los suicidas, ” “La saga de Atlas y Axis” y “Simbad”.

– ¿Es el cómic español inferior en calidad al extranjero?

En absoluto. El comic español tiene una calidad grandísima. De hecho, ahora mismo hay una cantera de nuevos autores, relativamente jóvenes, que ganan premios y venden un montón haciendo obras alucinantes. Fíjate en el caso de Paco Roca, por ejemplo. Lo que falla es más bien el concepto que se tiene en este país del cómic, como he comentado antes.

– ¿Internet y el cómic deben ir de la mano?

Creo que es fundamental. Las nuevas tecnologías te ayudan a dar a conocer tu obra y además te acercan a tu público. Cuanto más te dés a conocer en internet, más posibilidades tienes de vender tus obras. Mira el caso de Mike Bonales con su fantástico “Conejo frustrado”.

– ¿Que te ha parecido el Saló del Cómic de Barcelona?

Conozco a muchos veteranos que se quejan de que ya no es como antes, pero yo la verdad es que me lo paso muy bien y me resulta una experiencia enriquecedora. Yo vivo las cosas con mucha emoción y el poder conocer otros dibujantes o poder ver originales de autores que veneras, siempre es una experiencia muy buena. Por no hablar de las mil frikadas que te puedes traer de allí. Yo me quedé con las ganas de traerme una katana-paraguas que me encantó. Ya caerá…

– Totalmente de acuerdo contigo. Para acabar, ¿qué pregunta no te hemos hecho y te gustaría que te la hubiésemos hecho?

¿Qué saga de Star Wars es mejor, la antigua o la nueva? :-P•

– Sé que esa iba a ser la última pregunta, pero tengo que saberlo, ¿de dónde viene tu apellido?

De mi bisabuelo, que era checo. Y es mi segundo apellido. El primero es Antón, pero la gente se queda más con lo del “apellido raro” y por eso lo uso de forma comercial.

Secretos Arcanos: La maldición del tentáculo moteado