Nueva sesión de nueve carteles de películas de próximo estreno (o recién estrenadas), donde intentamos incluir cualquier película que haya acaparado los elogios de la crítica, las nominaciones a los premios más importantes y grandes recaudaciones en la taquilla… aunque no nos olvidamos de las que se han ganado, de forma justa y merecida, todo lo contrario: Aprendiz de Gigoló, Divergente y The Amazing Spider-Man 2: El Poder de Electro.

El inconfundible y polifacético director neoyorkino Woody Allen (Allan Stewart Königsberg en su pasaporte) cede su lugar al actor y ocasional director John Turturro en “Aprendiz de Gigoló“, donde Allen interpreta al representante de un gigoló y Turturro asume el doble papel de actor y director, e incluso recurre a un reparto coral tan heterogéneo como  interesante que protagoniza habitualmente las películas de Woody Allen. Así, Woody Allen se pone frente a la cámara en “Aprendiz de Gigoló” (“Fading Gigolo”), una comedia de enredos de John Turturro (“El gran Lebowsky”, “Barton Fink”, “O brother!”, “Transformers”) que también dirige la película, como ya hizo en “Romance and Cigarettes” o en “Mac”. 
Sharon Stone, la exhuberante colombiana Sofía Vergara (de la serie de televisión “Modern Family”), Liev Schrieber (“Salt”, “El mayordomo”) y Vanessa Paradis (“La chica del puente”, “Café de Floré”) completan el reparto de esta alocada, divertida y emotiva comedia que aborda la cruzada interminable (y nunca del todo satisfactoria) del ser humano por encontrar la felicidad en el sexo y el amor, donde Fioravante decide hacerse gigoló para sacar algún dinero con el que ayudar a su amigo Murray, que está sin blanca. Con Murray como ‘representante’, esta pareja profesional de gigolós judíos se verá rápidamente atrapada por los entresijos del amor y el dinero, y además su negocio no sentará bien en la retrógrada comunidad judía en la que viven.

Divergente” es un thriller ambientado en un mundo futurista donde la sociedad está dividida en cinco facciones es una nueva adaptación cinematográfica de un bestseller juvenil que repite algunos de los elementos principales, reiterativos, de las películas para público adolescente que han triunfado durante los últimos años: un futuro distópico, un adolescente diferente, un cambio necesario. Es “Divergente” (“Divergent”), dirigida por Neil Burger (“El ilusionista”).
Esta película es la adaptación cinematográfica del popular bestseller literario de Veronica Roth que forma parte de una trilogía, cuyo último libro “Allegiant” saldrá a la venta este mismo mes de octubre. Producida por Summit Entertainment (“Crepúsculo”), a la busca de una nueva gallina de los huevos de oro, y protagonizada por Shailene Woodley (“Los descendientes”), Kate Winslet (¿dónde te metes, Kate? ¿para qué arriesgar tu prestigio?), Maggie Q, Mekhi Phifer, Miles Teller, Jai Courtney, Ashley Judd, Tony Goldwyn, Ray Stevenson, Zoë Kravitz, y Ansel Elgort, “Divergente” nos traslada hasta un futuro lejano en el que la sociedad está dividida en cinco facciones basadas en las personalidades de cada individuo, dedicada a cultivar una virtud concreta. Asi, puedes pertenecer a los sinceros de la Verdad, los altruistas de la Abnegación, los valientes de la Osadía, los pacíficos de la Cordialidad y los inteligentes de la Erudición. Beatrice es una joven adolescente que a llegado a los dieciséis años, el momento en que tienen que pasar por el proceso de iniciación que decide a cuál de las facciones en las que se divide la sociedad pertenecerán, y descubre que es una Divergente, una persona que no se ubica en ninguno de los cinco grupos. Tris Prior se encuentra entonces obligada a elegir entre quedarse con su familia o ser quien realmente es, y toma una decisión que sorprenderá a todo el mundo. Incluida ella.

The Amazing Spider-Man 2: El Poder de Electro” (“The Amazing Spider-Man 2: Rise of Electro”)de  Marc Webb (“500 días juntos”) es la secuela de la agridulce “The Amazing Spider-Man” que no dejó un buen sabor de boca a los más exigentes aficionados del trepamuros, aunque los resultados en las taquillas de todo el mundo dijesen lo contrario.
Protagonizada de nuevo por Andrew Garfield (“The Social Network”, “Boy A”, “El Imaginario del Dr. Parnassus”,…) como Peter Parker, Emma Stone como Gwen Stacy y Sally Field como la tía May, Martin Sheen y Denis Leary a los que se añaden Dane DeHaan (“Chronicle”, “Lincoln”) como Norman Osborn, el hijo del multimillonario Norman Osborn y heredero de OsCorp que interpretó James Franco en la trilogía de Sam Raimi, Paul Giamatti como el villano Rhino y el oscarizado Jamie Foxx como Max Dillon, alter ego del villano capaz de controlar la energía eléctrica Electro, “The Amazing Spider-Man 2: El Poder de Electro” enfrentará al Hombre Araña a multitud de enemigos, adversarios poderosos que le harán la vida imposible, le complicarán su relación con Gwen y se inmiscuirán en unos importantes descubrimientos sobre su pasado.
Y es que siempre hemos sabido que la batalla más importante para Spider-Man es la que mantiene en su interior: la continua lucha entre sus obligaciones diarias como Peter Parker y las extraordinarias responsabilidades como Spider-Man. Pero es estupendo ser Spider-Man. Para Peter Parker no hay una sensación más increíble que la de deslizarse entre los rascacielos, aceptar el hecho de que se ha convertido en un héroe y pasar tiempo con Gwen (Emma Stone). Pero ser Spider-Man tiene un precio: Spider-Man es el único capaz de proteger a sus conciudadanos neoyorquinos de los temibles villanos que acechan la ciudad. Con la aparición de Electro, Peter tendrá que enfrentarse a un enemigo más poderoso que él. Y cuando su viejo amigo, Harry Osborn vuelve, Peter se da cuenta de que todos sus enemigos tienen una cosa en común: OsCorp.

{gallery}cine/ensalada676{/gallery}