Nueva sesión de nueve carteles de películas de próximo estreno (o recién estrenadas), donde intentamos incluir cualquier película que haya acaparado los elogios de la crítica, las nominaciones a los premios más importantes y grandes recaudaciones en la taquilla… aunque no nos olvidamos de las que se han ganado, de forma justa y merecida, todo lo contrario: Al filo del mañana, Amor sin control, Godzilla y Maléfica.

Pese al halo de misterio alrdedor envuelva su vida privada y los rumores sobre su orientación sexual, su vinculación con la secta de la Cienciología de L.Ronald Hubbard sea firme y reconocida, y sus últimos trabajos no hayan funcionado tan bien como se esperaba, el actor Tom Cruise sigue siendo una estrella. Su última película es “Al filo del mañana” (“Edge of tomorrow”), una epopeya de ciencia-ficción y viajes en el tiempo ambientada en un futuro no muy lejano, durante una invasión implacable a nuestro planeta por parte de una raza extraterrestre hostil, basada en la novela “All You Need Is Kill” de Hiroshi Sakurazaka y que, en apariencia, es una mezcla entre “Atrapado en el tiempo” y “La guerra de los mundos”.
Dirigida por Doug Liman (“El caso Bourne”, “Sr. y Sra. Smith”, “Jumper”, “Fair Game”), y coprotagonizada por Emily Blunt, Jeremy Piven, Bill Paxton y Lara Pulver, al principio de “Al filo del mañana” veremos como el soldado William Cage, que nunca ha participado en combate, muere durante una misión suicida contra los alienígenas que estan atacando la Tierra pero, inexplicablemente, se encuentra encerrado en un bucle del tiempo que le obliga a revivir, una y otra vez, el mismo combate donde falleció. Pero con cada una de las repeticiones, Cage adquiere conocimiento y habilidad, y cada batalla revivida se convierte en una nueva oportunidad para aprender y vencer al enemigo. Junto a Rita Vrataski, guerrera de las fuerzas especiales, cada combate les acerca más en la lucha contra el adversario.

Amor sin control” (“Thanks for sharing”) es la opera prima del debutante Stuart Blumberg (guionista de “Los chicos están bien” y “La vecina de al lado”), protagonizada por Mark Ruffalo (el Hulk de “Los Vengadores”) y Gwyneth Paltrow, una actriz que ascendió muy rápido (Globo de Oro y Óscar a la mejor actriz por “Shakespeare in love” en 1998) para caer con estrépito… como tantos otros actores galardonados con la estatuilla dorada. Esta ‘maldición del Óscar’ suele señalar a algunos actores que, tras alcanzar el éxito con una estatuilla dorada, desaparecen en el olvido para no recuperar nunca más el lugar de prestigio que habían alcanzado: F. Murray Abraham, Brenda Fricker, Linda Hunt, Marlee Matlin, Mercedes Ruehl, Mira Sorvino, Cuba Gooding Jr., Roberto Benigni, Richard Dreyfuss, Louise Fletcher,… y Gwyneth Paltrow. En realidad Paltrow aún puede contar algún éxito de taquilla esporádico, como su papel de Pepper Potts en “Iron Man” o de Rosemary en “Amor Ciego”, que permiten evitar que hablemos de fracaso y olvido.
La película cuenta la historia de Adam, un ex-adicto al sexo que después de varios años en tratamiento empieza a salir con Phoebe, que desconoce su enfermedad. Con la ayuda de su grupo de apoyo, intentará que su adicción no sea un problema para mantener una relación normal con su pareja. 
“Amor sin control” cuenta también en su reparto con un veterano de galones como Tim Robbins, Josh Gad (“Los becarios”), Patrick Fugit (“Casi famosos”), Joely Richardson y la cantante Pink acreditada con su nombre real Alecia Moore (“Los Ángeles de Charlie: Al límite”, “Rollerball”) como una de las personas que acuden a la misma terapia que el protagonista.

Ya llegó la nueva película del ‘daikaiju’ Godzilla, una nueva versión del más popular de los monstruos japoneses que dirige Gareth Edwards (“Monstruoso”), con un guión de Frank Darabont (“The Walking Dead”, “Cadena Perpetua”) y que protagonizan Aaron Taylor-Johnson (“Kick-Ass”, “Los Vengadores 2”), Elizabeth Olsen (“Old Boy”, “Luces rojas”, “Amor y letras”, “Los Vengadores 2”), Juliette Binoche, Ken Watanabe (“Origen”), Bryan Cranston (de la serie de televisión “Breaking Bad”) y Sally Hawkins. 
Tras casi treinta películas japonesas desde su primera aparición en 1954 (menos de diez años después después de las bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki), y ese mediocre remake made in Hollywood en 1998 dirigido por Roland Emmerich, el monstruoso Godzilla ha regresado de la mano de Warner Bros. Pictures y Legendary Pictures, en la que asegura ser la más versión realista y espectacular que se ha rodado sobre el monstruo, que en esta ocasión se enfrentará a malvadas criaturas que, animadas por la arrogancia científica de la humanidad, amenazan nuestra propia existencia. Godzilla, King Kong, los kaijus de “Pacific Rim”, Gamera, King Ghidorah, los ángeles de Neo Genesis Evangelion,… ¡El género kaiju vive! O, por lo menos, lo intenta.

Walt Disney Pictures nos presenta la historia jamás contada de Maléfica, la villana más querida de Disney del clásico animado del año 1959 “La Bella Durmiente”, que en esta ocasión cuenta con actores reales. Dirigida por el director novel Robert Stromberg, a partir de un guión de Linda Woolverton, la película está protagonizada por Angelina Jolie en el papel de Maléfica, Sharlto Copley, Elle Fanning, Sam Riley, Imelda Staunton, Juno Temple y Lesley Manville.
Maléfica es una hermosa joven con un corazón muy puro que pasa una infancia idílica en un pacífico reino del bosque, hasta el día en que un ejército ataca su tierra y pone en peligro su armonía. Maléfica se convierte en la mayor protectora de su reino pero, tras sufrir una cruel traición, el corazón se le va endureciendo hasta convertirse en piedra. Obsesionada con la venganza, Maléfica inicia una épica batalla con el sucesor del rey invasor y lanza una terrible maldición contra su hija, la recién nacida infanta Aurora. 
Aurora es una niña curiosa y reflexiva que establece un vínculo con la naturaleza que sólo puede competir con el de Maléfica. Pero a medida que crece, Aurora se ve atrapada en un terrible conflicto entre el reino del bosque que ha aprendido a amar y el reino humano que representa su legado.
A medida que la niña va creciendo, Maléfica se da cuenta de que Aurora tiene la llave para lograr la paz en el reino, y quizá también para lograr la verdadera felicidad de Maléfica.
Maléfica” (“Maleficent”) se estrena en nuestro país este próximo viernes, y con ella podremos añadir una nueva muesca a esta moda reciente que nos ha traído a la gran pantalla a Blancanieves, Hansel y Gretel, el Mago de Oz, la Cenicienta o la Caperucita Roja, pero en carne y hueso en lugar de dibujos animados.

{gallery}cine/ensalada688{/gallery}