Nueve carteles de películas de próximo estreno, o de reciente estreno, donde conviven humildes sleepers y ambiciosos blockbusters que se preparan para el invierno y el nuevo año, donde comparten espacio los ganadores del favor de la crítica y el público y los grandes derrotados de la taquilla, los premios y los festivales: Efectos Secundarios, G.I. Joe: La Venganza, Spring Breakers y The Host.

A menudo hemos expresado nuestra admiración por el productor cinematográfico, guionista, director de fotografía, editor y director de cine estadounidense Steven Soderbergh, un todoterreno de la gran pantalla que resuelve cualquier película, sea del género que sea, con profesionalidad y mucha brillantez. Es, en nuestra opinión, uno de los mejores profesionales del cine que han trabajado en Hollywood en los últimos veinte años, y quizás uno de los mejores de todos los tiempos por su versatilidad y su capacidad para adaptarse a cualquier encargo, por diferente y ambicioso que fuera: “Sexo, mentiras y cintas de video” con la que ganó la Palma de Oro en el Festival Internacional de Cine de Cannes del año 1990, “Erin Brockovich” con la que Julia Roberts ganó el Óscar como mejor actriz, “Traffic” con la que ganó el Óscar del año 2000 al mejor director, el blockbuster con Brad Pitt, George Clooney, Matt Damon, Andy García y Julia Roberts “Ocean’s Eleven” que tuvo dos secuelas posteriores y acumuló 183 millones de dólares de recaudación, la ciencia-ficción no convencional de “Solaris”, el cine experimental de “Bubble” con actores no profesionales, la serie de televisión sobre política “K Street”, dos películas sobre de Ernesto ‘Che’ Guevara protagonizadas por Benicio del Toro, “The Girlfriend Experience” con la actriz porno Sasha Grey como protagonista, la película de catástrofes con reparto coral “Contagio”, el thriller de acción “Indomable” con la estrella de las artes marciales mixtas Gina Carano, los strippers masculinos de “Magic Mike”,… Steven Soderbergh es un profesional impecable, que ha coqueteado con géneros muy diferentes a lo largo de su carrera, y no se ha arrugado ni ante blockbusters, ni con propuestas de cine independiente, ni frente a experimentos cinematográficos o el cine de catástrofes. 
En el provocador thriller psicológico “Efectos Secundarios“, protagonizada por Jude Law (“Contagio”, “Sherlock Holmes”), Rooney Mara (“Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres”), Catherine Zeta-Jones (“La trama”, “Un buen partido”) y  una de las estrellas más recientes de Hollywood como el solicitado Channing Tatum (“G.I. Joe: La venganza”, “Todos los días de mi vida”, “Magic Mike”, “Infiltrados en clase”, “¡Qué dilema!”,…), conoceremos a Emily y Martin, una próspera pareja neoyorkina cuyo mundo se desmorona cuando Emily intenta suicidarse. Incapaz de superar su depresión, Emily acepta seguir una nueva medicación recetada por su psiquiatra, el Dr. Jonathan Banks, pensada para calmar la ansiedad. Pero el fármaco comienza a tener inesperados efectos secundarios que amenazan con destruir las vidas de todos los implicados…
El estreno de “Efectos Secundarios” está previsto para el próximo viernes, 5 de Abril. (www.sideeffectsmayvary.com)

Dirigida por John Chu (“Step Up 3”), esta la secuela de la cinta de 2009 dirigida por Stephen Sommers que recaudó más de 300 millones de dólares en todo el mundo basada en los populares muñecos de acción que Hasbro sacó a la venta en el año 1964, llegó a nuestras pantallas con un retraso considerable y poco argumentado de seis meses. Al parecer, por un lado se comenta que los productores quisieron aumentar el peso de Channing Tatum en la cinta tras su ascenso fulgurante al estrellato y, por otro lado, voces más críticas aseguraban que la película era un verdadero desastre y que había que introducir cambios substanciales si no querían pasar a la historia de los grandes fracasos en la taquilla. Entre una cosa y otra también se ha aprovechado la ocasión para rodar más escenas y pasar la película al formato 3D.
En “G.I. Joe: La Venganza” (“G.I. Joe: Retaliation”), que ya no cuenta como Dennis Quaid como líder del grupo, cuenta con Dwayne Johnson (“Fast & Furious 6”, “El Rey Escorpión”, “El Tesoro del Amazonas”, “Papá por sorpresa”, “Sed de venganza”, “Rompedientes”,…) como Roadblock y Bruce Willis como el general Joseph Colton, con la misma responsabilidad que su predecesor: proteger al mundo enterno de la amenaza de la organización terrorista Cobra.
Según la sinopsis oficial, “G.I. Joe: La Venganza” nos contará como dos soldados destinados en Kazajistan (el capitán Duke Hauser y compañero “Ripcord”) reciben la orden de transportar un armamento especial creado por MARS, una empresa fabricante de armas controlada por James McCullen. 
Tras ser atacados por unos bandidos (encabezados por Anastasia DeCobray, con quien Duke tuvo una historia, son rescatados por una súper secreta unidad internacional de fuerzas especiales conocida como los “G.I.Joe”. El jefe de G.I.Joe, el general Abernathy (o Hawk) persigue a los ladrones: una siniestra organización llamada “Cobra”. Mientras Duke y Ripcord se entrenan para unirse a los G.I.Joe, McCullen (“Destro”) trabaja en secreto para COBRA y planea recuperar sus explosivos de “Nanomite”, que devoran el metal. Duke y Ripcord (con la ayuda de Heavy Duty, Snake Eyes y el resto de los Joes) tendrán que demostrar que son unos auténticos héroes norteamericanos, impidiendo el lanzamiento de esos proyectiles antes de que COBRA los utilice para conquistar el mundo.
Junto a The Rock y Willis, el reparto incluye a un Channing Tatum en ascenso como Duke, Adrianne Palicki como Lady Jaye, Ray Stevenson como Firefly, Lee Byung-hun de nuevo como Storm Shadow, Joseph Mazzello como Mouse, Arnold Vosloo como Zartan, Ray Park de nuevo como Snake Eyes, RZA como Blind Master, D.J. Cotrona como Flint, Walton Goggins y Elodie Yung. (www.gijoe-lavenganza.es)

Es cierto que en “Spring Breakers” de Harmony Korine abundan las escenas de violencia, de sexo y de todo tipo de adicciones y armas de fuego, no aptas para menores, pero justamente es eso lo que quiere vendernos la película: las jovenes actrices de Disney Channel, de “High School Musical” y de “Los Magos de Waverly Place”, se han hecho mayores y ya no son niñas. Y con ellas también han crecido los niños que las seguían en televisión y ahora son adolescentes cargados de hormonas con ganas de fiesta, caos, desorden, rebeldía y sexo. Pero debajo de eso, más allá de un argumento sin moralismos ni mensajes de “Spring Breakers”, las críticas de los EE.UU. nos cuentan que hay una película divertida, un “Desmadre a la americana” o un “Porky’s” del siglo XXI.
En “Spring Breakers”, Brit, Candy, Cotty, y Faith son amigas desde la escuela primaria. Viven juntas en un aburrido apartamento en la Universidad y están hambrientas de aventura. Todo lo que tienen que hacer es recaudar el dinero suficiente para poderse pagar las vacaciones de primavera y desmelenarse durante algunos días. 
Un encuentro casual con el rapero Alien promete dar a las chicas toda la emoción y diversión que desean. Con la ilusión de su nuevo amigo pronto queda claro lo que las chicas están dispuestas a hacer para vivir unas vacaciones primaverales que jamás olvidarán: un atraco, un arresto con cargos por posesión de drogas, ante el juez con resaca y vestidas solamente con sus bikinis, 
“Spring Breakers” la nueva película del polémico director Harmony Korine (“Gummo”, “Trash Humpers”, “Mr. Lonely”, guionista de los “Kids” y “Ken Park” de Larry Clark,…), está protagonizada por Ashley Benson, Vanessa Hudgens y Selena Gomez, empeñadas en dejar atrás su pasado Disney y afrontar proyectos más adultos, junto a James Franco, Heather Morris, Ashley Lendzion, Ashley Benson, Emma Holzer, Josh Randall, Gucci Mane y Rachel Korine, entre otros, se estrenó en nuestro país el 1 de Marzo. Pero, seamos sinceros, ¿cual es su principal reclamo y la base en la que “Spring Breakers” sostiene toda su promoción? Las ex-princesas Disney luciendo curvas en bañador. (www.springbreakersmovie.com)

Andrew Niccol (“Gattaca”, “In time”) es el director que ha asumido el reto de adaptar al celuloide la novela de ciencia-ficción light “The host” de Stephenie Meyer (“Crepúsculo”), publicada en el año 2008 paralelamente a la última entrega de la popular y exitosa saga literaria de los vampiros “Crepúsculo: Amanecer”, una fascinante historia sobre la supervivencia del amor y del espíritu humano en tiempos de guerra protagonizada por Saoirse Ronan (“Hanna”, “Expiación”), Diane Kruger (“Malditos bastardos”, “Troya”), Max Irons (“Caperucita Roja: ¿A quién tienes miedo?”, “El retrato de Dorian Grey”), Jake Abel (“Soy el número cuatro”, “The Lovely Bones”)  y William Hurt (“El beso de la mujer araña”, “Hijos de un dios menor”, “Una historia de violencia”), entre otros.
En “The Host” nuestro mundo ha sido invadido por un enemigo desconocido. Los seres humanos se han convertido en huéspedes de los invasores, que se han apoderado de sus mentes manteniendo el cuerpo intacto. Casi toda la humanidad ha sucumbido a esta invasión. Cuando Melanie (Saoirse Ronan), uno de los pocos humanos «salvajes» que quedan, se ve capturada, está convencida de que ha llegado su fin. Wanderer, el «alma» invasora asignada al cuerpo de Melanie, ya está avisada de las dificultades que implica vivir dentro de un ser humano: las emociones irrefrenables, el torrente de sensaciones, los recuerdos demasiado vívidos… Pero hay algo con lo que Wanderer no contaba: la antigua inquilina de su cuerpo se niega a cederle el control de su mente. Cuando unas fuerzas externas obligan a Wanderer y a Melanie a aliarse, ambas emprenden una incierta y peligrosa búsqueda del hombre al que aman. (www.thehostlapelicula.com)

{gallery}cine/ensalada517{/gallery}