Nueva sesión de nueve carteles de películas de próximo estreno (o recién estrenadas), donde nos esforzamos por incluir cualquier película que haya acaparado elogios de la crítica, los premios más importantes y grandes recaudaciones en la taquilla… aunque no nos olvidamos de las que se han ganado, de forma justa y merecida, todo lo contrario: En la mente del asesino, Amanecer. Parte 2, Golpe de Efecto y ¡Rompe Ralph!

 “En la mente del asesino” (“Alex Cross”) recupera la saga cinematográfica que empezó con “La hora de la araña” y “El coleccionista de amantes”, dirigidas por Lee Tamahori y Gary Fleder, y protagonizadas por Morgan Freeman, que adaptaron dos de las diecisiete novelas de James Patterson sobre el agente de policía Alex Cross.
La trama de esta precuela se remonta a los orígenes de Alex Cross como investigador del Departamento de Policía de Detroit, cuando está investigando las extrañas muertes de los miembros de una banda criminal. Todo parece indicar que se trata de un ajuste de cuentas entre gángsters, pero a medida que se van conociendo los detalles, los crímenes se empiezan a parecer sospechosamente a otras muertes anteriores atribuidas a un asesino en serie llamado Sullivan. Alex deberá utilizar todos los métodos que estén a su alcance para atrapar a Sullivan antes de que sea demasiado tarde para él, y para su familia.
Dirigida por Rob Cohen (“La momia”, “The Fast and the Furious”, “Pánico en el túnel”,…), con guión de Marc Moss y Kerry Williamson a partir de la novela “Cross” de James Patterson, este thriller está protagonizada por Tyler Perry en el papel del detective Alex Cross, al que acompañan Edward Burns (“Llamada perdida”, “The Holiday”) y Matthew Fox, el famoso doctor Jack Shepard de la serie de televisión de culto “Perdidos”, quien esta vez interpreta a un hipermusculado criminal psicópata, antagonista del protagonista. Junto a ellos, Jean Reno, Rachel Nichols, Giancarlo Esposito, Cicely Tyson, John C. McGinley, Chad Lindberg, y Carmen Ejogo, entre otros. (www.alexcrossmovie.com)

La primera reseña de las películas de la saga “Crepúsculo” en ViaNews empezaba así: De pronto, un día, oímos hablar de “Crepúsculo”, una novela de Stephanie Meyer publicada en 2005 que se decía estaba siendo un éxito rotundo de ventas en Estados Unidos y al poco tiempo se empezó a escuchar que se había convertido en una serie, que tenía continuaciones tanto o más exitosas y que se había pensado en hacer una saga cinematográfica. Han pasado ya siete años y cinco películas de gran éxito desde entonces (“Crepúsculo”, “Amanecer”, “Luna Nueva” y las dos entregas de “Amanecer”), y toca empezar a reflexionar en lo que ha significado para el cine esta saga de películas basadas en los cuatro libros de Stephanie Meyer. Para empezar, constatar que trasladar éxitos literarios a la gran pantalla suele ser una fórmula que funciona. Por otra parte, que los desconocidos protagonistas de las películas, encabezados por Robert Pattinson, Kristen Stewart, Dakota Fanning y Taylor Lautner, son hoy estrellas de Hollywood pero que aún deben demostrar su capacidad como actores y como productos de consumo masivo en otras películas ajenas a la saga vampírica. El resto de las reflexiones sobre la saga “Crepúsculo” las dejamos a nuestros compañeros críticos.
Esta “Amanecer. Parte 2” (“The Twilight Saga: Breaking Dawn Part 2”) dirigida por Bill Condom (“Amanecer: Parte 1”, “Dreamgirls”, “Dioses y monstruos”,…) comienza allí donde lo dejó la anterior entrega de la saga. Bella ha dado a luz a su hija Renesmee, y ha concluido su transformación en vampira. Ahora deberá aprender sobre su nueva naturaleza, ¿tendrá algún poder como el resto de los vampiros? ¿siendo una neófita podrá controlar su sed de sangre ante su propia hija medio-humana? Los acontecimientos se precipitan y un grave peligro se cierne sobre la familia Cullen al completo cuando la existencia de Renesmee llegue a oídos de los Vulturi. Existe una ley para los vampiros que prohibe a todos los clanes convertir a niños, ya que éstos son difíciles de controlar y han generado auténticas masacres a lo largo de la historia poniendo en peligro a su vez la secreta existencia de los vampiros.
Con el capítulo final de la saga “Crepúsculo” que se estrena a mediados de este mismo mes de Noviembre, interpretada de nuevo por Robert Pattinson, Kristen Stewart, Dakota Fanning, Michael Sheen, Taylor Lautner, Ashley Greene y Maggie Grace, entre otros, se arrojará luz sobre los secretos y misterios de esta fascinante y romántica historia de proporciones épicas que que ha cautivado a millones de personas en todo el mundo, desvelando por fin lo que el destino tiene reservado para Bella Swan, Edward Cullen y Caius.

Cuando su socio en la empresa Malpaso y antiguo asistente de realización durante más de dos décadas, el productor Robert Lorenz, le solicitó que le acompañara en su primera aventura en la dirección, “Trouble with the Curve”, el actor Clint Eastwood, de 82 años, no dudó un instante. “Golpe de efecto” significa el regreso ante la cámara tras un retiro de cuatro años, desde la infravalorada joya “Gran Torino”, para participar en su primera película como actor, sin dirigir, desde hace casi veinte años (“En la línea de fuego” de Wolfgang Petersen, de 1993). En esta se narra el declive de un cazatalentos del mundo del béisbol que quiere demostrar que aún es válido y emprende un último viaje para tantear a una joven promesa en compañía de su hija, una brillante abogada.
En “Golpe de efecto” conoceremos a Gus Lobel, que ha sido uno de los mejores cazatalentos de béisbol durante décadas, pero, a pesar de sus esfuerzos por esconderlo, su edad empieza a pasarle factura. A pesar de esto, Gus, que puede decir cómo es un lanzamiento solo por el sonido del bate, se niega a quedarse en el banquillo en lo que podría ser el último trabajo de su carrera. Pero podría no tener elección. Los directivos de los Atlanta Braves empiezan a cuestionar sus opiniones, especialmente con el último fenómeno del país, un bateador que espera a que le convoquen. La única persona que podría ayudarle es también la única persona a la que Gus nunca pediría ayuda: su hija, Mickey, empleada de un importante bufete de abogados de Atlanta, cuyas ganas y ambición le han hecho ascender hasta convertirse en socia. Mickey nunca ha tenido mucho contacto con su padre, que no estaba preparado para ser padre soltero después de la muerte de su esposa. Incluso ahora, en los pocos momentos que pasan juntos, él se distrae fácilmente por lo que Mickey asume que es su primer amor: el juego. A pesar de su buen criterio y de las objeciones de Gus, Mickey acompaña a su padre en su último viaje a Carolina del Norte, poniendo en peligro su carrera para salvar la de su padre. Obligados a pasar tiempo juntos por primera vez en años, los dos descubren cosas nuevas del otro, revelándose historias de hace mucho tiempo sobre su pasado y presente que podrían cambiar su futuro.
Junto a Eastwood, en la que quizás sea su última aparición cinematográfica, el reparto cuenta con Amy Adams (“The Fighter”, “La duda”) como la hija de Gus, Mickey; Justin Timberlake (“La red social”, “Con derecho a roce”) en el papel de Johnny Flanagan, un cazatalentos rival que aspira a ser comentarista y conquistar a Mickey; John Goodman en el papel de viejo amigo y jefe de Gus, Pete Klein; Robert Patrick como el Director General de Atlanta Braves, Vince Freeman; Matthew Lillard como Phillip Snyder, el director adjunto de Braves; Scott Eastwood como Billy Clark, uno de los descubrimientos de Gus que ahora se encuentra en una mala racha; y el actor novel Joe Massingill interpretando a Bo Gentry, el joven bateador considerado como un fenómeno y como el joven con más futuro de las Grandes Ligas de Béisbol. Además, trabajan en la película Ed Lauter, Chelcie Ross, Ray Anthony Thomas, George Wyner, James Patrick Freetly, Bob Gunton y Jack Gilpin., entre otros. La película se estrena en nuestro país el próximo 23 de Noviembre. (wws.warnerbros.es/troublewiththecurve)

Un videojuego es un software creado para el entretenimiento y basado en la interacción entre un jugador por medio de un controlador y un aparato electrónico que ejecuta dicho videojuego. Este tipo de entretenimiento por medio de dispositivos electrónicos, básicamente doméstico, es muy joven, con apenas treinta o cuarenta años de existencia si tomamos como primer videojuego ese Pong de Atari de principios de los años setenta, aunque ha vivido una evolución muy rápida, vertiginosa, hasta los modernos y cinemáticos videojuegos online multijugadores MMORPGs de hoy en día.
La relación del videojuego con el mundo del cine también ha evolucionado. Desde la ignorancia mútua del principio hasta la profunda interrelación actual, pasando por episodios de tibio coqueteo, retroalimentación, incluso cierta dependencia de los videojuegos por el mundo del cine del que se nutría. En estos momentos es un hecho que el mundo de los videojuegos sirve numerosos argumentos para el cine (“Resident Evil”, “Mortal Combat”, “Street Fighter”,…) o ha llegado, con “Rompe Ralph!”, a dar forma a todo el contenido de una película.
En “¡Rompe Ralph!“, Walt Disney Animation Studios y el director Rich Moore (“Los Simpson”, “Futurama”), con guión de Phil Johnston y Jennifer Lee, embarcan a los espectadores en un divertidísimo recorrido por el mundo de los videojuegos. Ralph (con la voz de John C. Reilly) está harto de ser la sombra de Fix-It Felix (con la voz de Jack McBrayer), el perfecto “chico bueno” de su videojuego de 8 bits. Así que después de diez años haciendo lo mismo y viendo cómo Felix se lleva todo el mérito, Ralph decide dejar atrás el papel de chico malo. Se pone manos a la obra y emprende un viaje por todas las generaciones de videojuegos. Quiere demostrar que tiene madera de héroe.
Así es como conoce a la implacable Sargento Calhoun (voz de Jane Lynch) en un videojuego shoot ‘em up llamado “Hero’s Duty”. También aparece Vanellope von Schweetz (voz de Sarah Silverman), un rebelde “fallo” de “Sugar Rush”, un videojuego de flamantes coches de carreras. Ralph pone accidentalmente en peligro su mundo al liberar a un enemigo letal que amenaza a toda la galería de juegos. ¿Podrá Ralph convertirse en héroe y evitar el desastre antes de que sea demasiado tarde?
“¡Rompe Ralph!”, el largometraje animado número 52 de Walt Disney Animation, aterriza en la gran pantalla a finales de Noviembre de 2012,y tiene todas las papeletas para ser la gran película familiar de estas próximas Navidades en nuestro país. Si hay alguna duda, las cifras de su estreno en los EE.UU. deberían disiparlas: “Rompe Ralph” se estrenó en los EE.UU. el fin de semana de Halloween y consiguió el número uno del box office de recaudación con 49,1 millones de dólares. Por encima de los 48,8 millones de “Enredados” y los 40,9 millones de “El Rey León”. (http://www.disney.es/rompe-ralph/)

{gallery}cine/ensalada464{/gallery}