Otra ensalada de nueve carteles de películas de próximo estreno (o recién estrenadas), donde también os ofrecemos una pequeña descripción de la película, una breve crítica de lo que podemos esperar de ella y alguna información complementaria de interés: Chronicle, Ghost Rider 2: Espíritu de Venganza, La invención de Hugo, Indomable, La mujer de negro y Luces rojas.

Mientras el cine vive inmerso en la moda de las películas de superhéroes, con «Los Vengadores», «Green Lantern», un nuevo «Spiderman», otro «Superman» o la tercera entrega de «Batman» de Christopher Nolan en el horizonte, algunos autores han decidido dedicar una mirada distinta al género. Romper esquemas, revisar tópicos, adentrarse de otra manera en la historia de los superpoderes, de la responsabilidad que conllevan y del uso que se puede dar a los poderes sobrehumanos. Por ejemplo, la serie de televisión «Misfits», la fallida pero interesante «Hancock» de Peter Berg con Will Smith o la comedia mediocre «Mi super ex novia» con Uma Thurman.
En «Chronicle» del semidesconocido director debutante Josh Trank con un guión de Max Landis (hijo del director John Landis), tres estudiantes de instituto de Portland y unos amigos hacen un increible descubrimiento, que les lleva a desarrollar unos superpoderes más allá de su imaginación. Poco a poco aprenden a controlar sus habilidades, y en un principio las utilizan en su favor, pero sus vidas empiezan a descontrolarse y el lado oscuro de sus recién descubiertos poderes se manifiesta provocando una serie de consecuencias inesperadas.
El reparto de «Chronicle» tampoco se aleja de esta faceta de película experimental y opera prima que transpira la película, rodada toda ella cámara en mano y con muy pocos medios, imitando el estilo de «Monstruoso» de J.J. Abrams pero con un presupuesto muy inferior. No hay estrellas, y Dane DeHaan, Alex Russell, Michael B. Jordan, Michael Kelly, Ashley Hinshaw, Bo Petersen, Anna Wood, Rudi Malcolm, Luke Tyler o Crystal-Donna Roberts, no son nombres conocidos del gran público.
¿Es «Chronicle» una gran película y sus autores son futuras estrellas, o es un simple accidente como «El proyecto de la Bruja de Blair»? Tanto Josh Trank como Max Landis son dos nombres a tener en cuenta por la industria cinematográfica norteamericana. De hecho Trunk se ha convertido en el director más joven en alcanzar el primer puesto del box-office por delante de Steven Spielberg y «Tiburón» a los 28 años, o James Cameron y «Terminator» a los 30 años. Todo un dato, pero sin olvidar que son muchas las películas que consiguen sorprender contra pronóstico, los sleepers, los boca-oreja, y hacerse un hueco donde nadie esperaba que se lo hiciesen, pero sus creadores desaparecían después en el olvido porque no conseguían repetir su éxito, porque el talento era flor de un día o porque las productoras no confiaban en ellos.
«Chronicle» ha conseguido presentar una versión y una visión real de unos jóvenes con poderes superiores a los de un humano corriente, puesto que al margen de narrar una película de ciencia-ficción con algunos (pocos) efectos especiales ha presentado el film grabado en primera persona a través de una cámara casera que lleva el protagonista. De ahí el título, «Chronicle», crónica. (www.facebook.com/Chronicle)

Es curioso comprobar que uno de los actores más activos de Hollywood, Nicholas Cage, quizás es uno de los menos apreciados por la crítica, por la taquilla y, en general, un actor que elige películas de gama media-baja. «Ghost Rider 2: Espíritu de Venganza», la secuela de la primera película del Motorista Fantasma, se ajusta a este perfil.
Pero, si somos honestos, además del hiperactivo de calva incipiente Nicholas Cage, otros actores como Jason Statham o Sylvester Stallone también se ajustarían a esta descripción: habituales del cine de consumo rápido, de los thrillers con más adrenalina y acción, donde asumen el papel protagonista de un héroe muy masculino, todo testosterona. En el caso de Nicholas Cage la lista de películas que se cumplen este decálogo incluyen desde «Furia Ciega» hasta las dos entregas de «La Búsqueda», pasando por la reciente «Bajo amenaza», «Teniente Corrupto», «El Aprendiz de Brujo» o esta «Ghost Rider 2: Espíritu de Venganza». Ninguna de ellas ha sido un blockbuster, y el sobrino de Francis Ford Coppola ya hace demasiado tiempo que no puede presumir de grandes éxitos de taquilla… aunque siempre puede presumir con orgullo de un Óscar en su curriculum (por «Leaving Las Vegas»).
En la secuela de «Ghost Rider», dirigida por Mark Neveldine y Brian Taylor («Crank», «Gamer») a partir de un guión de Scott M. Gimple y Seth Hoffman, y de nuevo con Nicholas Cage en el papel protagonista, Johnny Blaze se ha convertido en un alma atormentada, acosado por su propia maldición, que se ha vuelto más poderosa y amenaza con dejarle fuera de control. Exiliado y escondido en un lugar remoto del este de Europa para mantener a salvo a la mujer que ama, Blaze es localizado por un monje de la Orden de Miguel Ángel llamado Moreau y que busca un protector para una madre y su hijo, los cuales están siendo acechados por Blackout.
En el reparto de «Ghost Rider 2: Espíritu de Venganza» («Ghost Rider: Spirit of Vengeance»), junto al sobrino de Francis Ford Coppola, podemos encontrar a Idris Elba, Ciarán Hinds, un Christopher Lambert que vivió tiempos mucho mejores en un pasado ya demasiado lejano, James Remar, Violante Placido, Johnny Whitworth y Fergus Riordan, entre otros. (www.ghostriderespiritudevenganza.com)

Quien espere encontrar gángsters, cine negro, criminales trajeados, policias corruptos, delincuentes de gatillo fácil, boxeadores extorsionados o femmes fatales que pueden arruinar la vida de un detective privado con una simple caída de ojos en «La invención de Hugo» del director Martin Scorsese se van a llevar un chasco. O una sorpresa agradable, según se mire.
Protagonizada por Asa Butterfield, Chloe Moretz, Sacha Baron Cohen, Ben Kingsley, Jude Law y Emily Mortimer, «La invención de Hugo» es una película de aventuras basada en el libro infantil de Brian Selznick «La invención de Hugo Cabret» ganadora del premio Caldecott, que tiene como protagonista a un niño huérfano, relojero y ladrón, Hugo Cabret, que vive entre los muros de una ajetreada estación de tren de París, obsesionado por arreglar un hombre robot que su padre dejó oculto antes de morir. Si quiere sobrevivir, nadie debe saber de su existencia. Sin embargo, un día tiene un descuido y una excéntrica chica, amante de los libros, le encuentra. Ambientada en los años 30, en su aventura para resolver un misterio relativo a su pasado, Hugo se cruzará con una serie de variopintos personajes. Y ya nada será como antes.
Esta historia, de corte infantil, sirve para que el director Martin Scorsese sorprenda a propios y extraños, trabajando por primera vez en formato 3D, dejando de lado sus thrillers de cine negro que le han hecho popular («Infiltrados», «El color del dinero», «Uno de los nuestros», «Shutter Island», «El Cabo del Miedo», «Casino»,…), y dirigiendo su atención a la fantasía y a la fábula más dulzona. Sin la menor duda, distinta a cualquier otra película que haya hecho nunca Martin Scorsese pero, para empezar y por si alguien tenía la menor duda, su ‘tour de force’ particular se ha visto premiado con un Globo de Oro a la Mejor Dirección de las tres candidaturas a las que estaba nominado (incluyendo la de Mejor Película), nueve nominaciones a los Premios BAFTA y once a los Critics Choice Awards, entre otras candidaturas y premios que ya ha recogido.
Con el guión de John Logan («Gladiator», «El aviador»), «La invención de Hugo» está protagonizada por Asa Butterfield, Chloe Moretz, Sacha Baron Cohen, Ray Winstone, Christopher Lee, Ben Kingsley, Jude Law y Emily Mortimer, y ha sido producida por Graham King, Tim Headington, el mismo Martin Scorsese y Johnny Depp.
Lamentablemente, para disfrutar de esta pequeña joya de orfebrería cinematográfica titulada «La invención de Hugo», alejada de las grandilocuencias y de los efectos especiales pasmosos que acompañan las avasalladoras películas para todos los públicos de los últimos treinta años, desde «Harry Potter» hasta «Los Juegos del Hambre», pasando por las fallidas «La Brújula Dorada» o «Percy Jackson», aún tendremos que esperar un poco. Hasta Febrero. (www.hugomovie.com)

A raíz de la reciente «Contagio», en ViaNews os hablamos extensamente del director Steven Soderbergh, cuyo extenso curriculum brilla en Hollywood con luz propia, y eligiendo unos pocos ejemplos al azar podemos confirmar que es uno de los mejores profesionales del cine en los últimos veinte años: «Sexo, mentiras y cintas de video» con la que ganó la Palma de Oro en el Festival Internacional de Cine de Cannes del año 1990, «Erin Brockovich» con la que Julia Roberts ganó el Óscar como mejor actriz, «Traffic» con la que ganó el Óscar al mejor director, el blockbuster con Brad Pitt, George Clooney, Matt Damon, Andy García y Julia Roberts «Ocean’s Eleven» que tuvo dos secuelas posteriores y acumuló 183 millones de dólares de recaudación, la ciencia-ficción de «Solaris», el cine experimental de «Bubble» con actores no profesionales, la serie de televisión sobre política «K Street», dos películas sobre de Ernesto «Che» Guevara protagonizadas por Benicio del Toro, «The Girlfriend Experience» con la actriz porno Sasha Grey como protagonista, la película de catástrofes con reparto coral «Contagio»,… Steven Soderbergh es un todoterreno de Hollywood, que ha coqueteado con géneros muy diferentes a lo largo de su carrera, y no se ha arrugado ni ante blockbusters, ni con propuestas de cine independiente, ni frente a experimentos cinematográficos o el cine de catástrofes. Una joya con fecha de caducidad, pues el director ya ha ido anunciando, por activa y por pasiva, que se encuentra en la recta final de su carrera profesional y que pronto se retirará.
En «Indomable» («Haywire» en la versión original en inglés) Steven Soderbergh vuelve a rodearse de un reparto de lujo, de los mejores que se pueden conseguir en Hollywood por un puñado de dólares, para dar forma a su nueva película, un thriller sobre una agente encubierta que fracasa en una misión, al ser traicionada, y que para escapar deberá utilizar todas sus habilidades, mientras intenta regresar a casa para proteger a sus familia y preparar su venganza.
El reparto, excepcional, está encabezado por la estrella de las artes marciales mixtas Gina Carano, a la que acompañan Ewan McGregor («El escritor», «Ángeles y demonios», «La isla», «Star Wars», «Trainspoting», «Moulin Rouge»,…) como el jefe de Mallory, Kenneth, que dirige una compañía al estilo de Blackwater, Antonio Banderas («El gato con botas», «Conocerás al hombre de tus sueños», «La leyenda del zorro», «La piel que habito», «Oro negro»,…) como Rodrigo, el contacto de Barcelona, Channing Tatum («La legión del águila», «Querido John», «G.I. Joe»,…) como Aaron, con el que trabaja en el rescate del rehén de Barcelona, Bill Paxton («Independence Day, «Mientras duermes», «Límite vertical»,…) como el padre de Mallory, el Sr. Kane, un marine jubilado cuyo hogar se convierte en el escenario de la venganza de Mallory, el pujante Michael Fassbender («X-Men: primera generación», «Centurión», «Malditos bastardos», «Shame»,  «Un Método Peligroso», «Albert Nobbs»,…) como Paul, su compañero en la misión de Dublín, que la obliga a darse a la fuga, el eterno Michael Douglas («Wall Street», «Un día de furia», «Wall Street 2: el dinero nunca duerme», «La sombra de la sospecha», «The Game»,…) como Coblenz, un enigmático funcionario del gobierno estadounidense, y Michael Angarano, entre otros.
«Indomable» cuenta como Mallory Kane es una mujer joven, dura, hermosa y dominante preparada para distinguirse como agente especial encubierta, con todas las habilidades, ya sean legales o no, que su profesión exige. Su jefe, Kenneth, se encarga de ofrecer sus servicios a distintas entidades globales para llevar a cabo trabajos que los gobiernos no pueden autorizar y de los que los jefes de estado preferirían no saber nada. A pesar de su aspecto y juventud, Mallory es la mejor en su campo y sus habilidades están muy solicitadas.
Tras una misión para rescatar a un rehén en Barcelona, Kenneth despacha rápidamente a Mallory a otra misión en Dublín. Allí, se unirá a otro agente, el refinado y elegante Paul. Cuando la operación se va al traste y Mallory descubre que la han traicionado, tendrá que valerse de todas sus habilidades, trucos y aptitudes para escapar de una persecución internacional, regresar a los Estados Unidos, proteger a su familia y vengarse de todos los que la han traicionado. (www.haywiremovie.com)

Mientras Mark Hammill no conseguía despegarse de su Luke Skywalker el actor Harrison Ford alcanzaba el estrellato con Indiana Jones o Rick Deckard. Mientras Edward Furlong se convertía en un personaje conflictivo y habitual de las clínicas de desintoxicación el actor Schwarzenegger acababa como gobernador de California. Mientras Elijah Wood aún espera una película que relance su carrera cuesta abajo el actor Viggo Mortensen se ha labrado un curriculum envidiable que le permite elegir lo que quiere y cuando quiere. Mientras Hayden Christensen no ha conseguido huir de su Anakin Skywalker el escocés Ewan McGregor puede presumir de un ocupar un lugar de prestigio en Hollywood y de constar en los títulos de crédito de películas como «Trainspotting», «Moulin Rouge», «Big Fish» o «The Ghost Writer». Estos son varios ejemplos de personajes malditos que han lastrado la carrera de muchos actores, que han sido incapaces de superar el peso sobre sus espaldas de protagonistas tan relevantes.
¿Y qué sucederá con Daniel Radcliffe tras las siete películas de «Harry Potter»? ¿Añadirá su nombre a tan funesta lista? ¿O conseguirá zafarse de su personaje del joven mago de Hogwarts? Como si fuera un espejo en el que compararse, la guapísima Emma Watson ya parece haber dejado atrás a Hermione y vuela bien alto, pero parece que Radcliffe no es manco y su primera película tras la adaptación cinematográfica de las novelas de J.K. Rowling no será una mala elección. Así, comienza una nueva etapa de madurez interpretativa con «La mujer de negro» («The woman in black») del director James Watkins («Eden Lake») que narra como el joven abogado que viaja a un remoto pueblo para organizar los papeles de un cliente recientemente fallecido.
«La mujer de negro» es la adaptación de una historia de fantasmas escrita por la novelista inglesa Susan Hill en 1983, un texto que ya había contado antes con una versión para teatro, un serial de radio y un telefilme de 1989. Ahora, es la renacida compañía Hammer la que la traslada al cine la obra de Hill, en una película que fusiona las atmósferas del terror gótico británico con recursos del j-horror. Se trata, en concreto, del cuarto largometraje que la productora realiza desde que retomara su actividad en 2010 con «Déjame entrar (Let me in)» de Matt Reeves a la que siguieron»La víctima perfecta» de Antti Jokinen y «Wake wood» de David Keating, todavía inédita en España.
El joven abogado de Londres Arthur Kipps (Daniel Radcliffe) se ve obligado a dejar a su hijo de tres años para viajar al remoto pueblo de Crythin Gifford y encargarse de los asuntos de una clienta de su bufete recientemente fallecida. Sin embargo, cuando llega a la vieja y escalofriante mansión propiedad de la fallecida, descubre siniestros secretos del pasado, y su inquietud no hace más que aumentar cuando vislumbra a una misteriosa mujer vestida enteramente de negro que acecha la mansión.
El 24 de Febrero llega a nuestras carteleras La mujer de negro. Acabada la exitosa saga de Harry Potter, Daniel Radcliffe comienza una nueva etapa de madurez interpretativa con esta película, adaptación de la exitosa novela de Susan Hill, un thriller de terror gótico llevado al teatro con excepcional éxito en numerosos países. Dirige James Watkins (Eden Lake).
Junto a Radcliffe el reparto cuenta con Ciarán Hinds («La vida en tiempos de guerra», «El topo»), Janet McTeer («Tideland», «Albert Nobbs») y Roger Allam («Piratas del Caribe: En mareas misteriosas», «La Dama de Hierro»), entre otros.
El estreno en cines de «La mujer de negro», anunciado inicialmente para el 24 de Febrero, se adelantó una semana y llegó a nuestra cartelera el pasado 17 de Febrero. (www.womaninblack.com)

«Luces Rojas» («Red lights») es el tercer largometraje del director barcelonés Rodrigo Cortés («Concursante») y su primera película tras el éxito internacional de «Buried», en la que nos cuenta como dos investigadores de fraudes paranormales, la veterana doctora Margaret Matheson y su joven ayudante Tom Buckley, estudian los más diversos fenómenos metapsíquicos con la intención de demostrar su origen fraudulento.Simon Silver, legendario psíquico, tal vez el dotado más célebre de todos los tiempos, reaparece después de treinta años de enigmática ausencia para convertirse en el mayor desafío mundial para la Ciencia ortodoxa y los escépticos profesionales.
Siguiendo el camino abierto por «El Sexto Sentido» de M. Night Shyamalan, al que se le puede atribuir dar forma al género, la película es un thriller psicológico que explora los mecanismos de percepción del cerebro humano y las fronteras difusas entre creencias y ciencia, y cuenta en su reparto con actores de la talla de Robert De Niro, Sigourney Weaver, Cillian Murphy o Toby Jones. En los hombros del primero de ellos, un actor mítico que no vive su mejor etapa profesional, recae el papel del legendario psíquico Simon Silver, cuyo magnetismo se refuerza de forma peligrosa con cada nueva manifestación de oscuros fenómenos inexplicables… ¿Es Simon Silver un farsante o alguien siniestro con poderes malignos? Un personaje ambiguo, misterioso y singular, que definirá si la película cae en el baúl de las películas del género que no consiguieron convencer al espectador o de aquellas, pocas, que lo sedujeron y le engancharon a la butaca. En Sundance, donde se pudo ver «Luces Rojas», las reacciones fueron positivas y el público ovacionó al equipo de la película, pero hubo cierto desacuerdo con el final elegido para cerrar la historia.
En el reparto de «Luces Rojas» figuran también intérpretes de cierto prestigio como Elizabeth Olsen (la hermana menor de las polémicas gemelas Olsen a la que recientemente se ha podido ver en «Martha Marcy May Marlene»), Craig Roberts, Joely Richardson o Leonardo Sbaraglia, y en la producción y el equipo técnico de la película hay muchos españoles: los productores son Adrián Guerra y Rodrigo Cortés, el director de fotografía es Xavi Giménez, el director de arte es Antón Laguna, la música es de Víctor Reyes… Una película española con estrellas de Hollywood. (www.lucesrojas-es.com)

{gallery}cine/ensalada372{/gallery}