Una vez más el iPad llega con retraso a España, con un precio algo más elevado que en los USA con aquello de la conversión dólar/euro y con una gran expectativa, pero… ¿merece la pena?

Antes de entrar a hablar del iPad 3 os aclaro que yo tengo un iPad 2 de 64 Gigas (sin 3G). Soy pues uno de esos afortunados poseedores de uno de los cacharritos de Apple (me tocó en un sorteo, no vayáis a pensar que me puedo dejar semejante pastizal) por lo que mi interés por el iPad 3 es mucho más que relativo. No me hace tanta “falta” como a quien no lo tenga.

El iPad 3 ya está a la venta en España

Eso sí, desde que tengo mi iPad 2 me he acostumbrado a llevarlo de un lado a otro de la casa, a usar Flipboard (sólo por esta app ya merece la pena el iPad), a consultar el correo, he leído algún libro y, especialmente, muchísimos cómics. De juegos, pocos, la verdad, el Risk y poco más.

Las mejoras del iPad 3 apuntan, principalmente, a la pantalla (una barbaridad de calidad que muchos quisieran para sus televisores), así como algo de mejoras en la cámara (que nadie usa) y no, la batería no mejora, “sencillamente” mantiene las 10 horas de autonomía (y se sobrecalienta más, y tarda más en cargar).

Así que, ¿me merece la pena cambiarme al iPad 3? Pues rotundamente NO. Lo que “vende” el iPad 3 es su nueva pantalla (el resto de mejoras son, básicamente, de software y las que permiten el uso de la nueva pantalla; batería, grosor, etc) y, mientras no me den una pantalla de tinta electrónica pues la verdad es que no le veo utilidad. Por más “bien” que se vea la pantalla, mientras siga quemando retina no tiene demasiado sentido. Así que sí, el iPad 3 es una maravilla, a un precio de lujo, pero que no merece la pena para todos aquellos que ya tenemos un iPad 2… y, tal vez, a los que tienen un iPad 1.

Me parece mucho más interesante la noticia de que el iPad 2 rebaja (ligeramente) su precio, a los 399 €. Porque eso va a permitir que se siga vendiendo y que, tal vez, más gente se suba al carro de los tablets. Eso sí, con lo bien de precio que le sale a Apple el iPad 2 de fábrica, con lo amortizado que viene ya (tras un año de superventas) y lo interesante que es captar nuevos clientes, me parece que el precio es elevado.

En cuanto al diseño Apple parece haberse abandonado a la premisa de “Si lo anterior gusta, ¿por qué cambiarlo?”, así que en cuanto a diseño tenemos un ligero aumento de grosor y… nada más. Es como el Iphone 4 y el 4S, no hay Dios que los distinga. Aquí pasa casi lo mismo. Es prácticamente idéntico, aunque un pelín más grueso por aquello del aumento del tamaño de la batería.

Entonces, ¿por qué sacar un nuevo modelo? Muy sencillo: para hacer caja. ¿Era necesario sacar el iPad 3? Pues no, el iPad 2 aún tiene vida y recorrido, pero hay que hacer caja. Y sino, echadle un vistazo a esta comparativa entre el 2 y el 3.

Así que, aunque Apple ya haya sacado a la venta el iPad 3… hacedme caso, si vais a caer en las redes de la manzanita, que sea con el iPad 2. Basta y sobra. Y sino, probad el mercado Android, a mi me encantaría tener una tablet Android, pero teniendo ya el iPad 2… Y es que estoy muy en contra de la filosofía cerrada de Apple, pero eso es otra historia para otro momento. De momento quedaos con que el iPad 3 ya está a la venta y si tenéis 479 € ardiendo en el bolsillo… podéis quemarlos con el iPad 3… o comprar un iPad 2 de segunda mano mucho más barato.

Precios del iPad 3