Creo que, al igual que muchos, soy un adicto a los productos de Xiaomi y hace muchos años que quería hacerme con uno de sus Mi TV Box, algo que finalmente pude hacer cuando el Xiaomi Mi TV Box 3S se presentó en una versión internacional (global) por lo que pude tenerlo en castellano, lo que me facilitó muchísimo la elección y a día de hoy lo utilizo sin descanso.

Xiaomi Mi TV Box 3S Versión Internacional
Tipo de Bufanda: Receptor de TV
Sistema: Android TV 6.0
Original Xiaomi Mi Android TV Box Quad-core Cortex-A53
GPU: Mali-450
RAM: 2G
Tipo de memoria RAM: DDR3
ROM: 8G
Soporte de vídeo: H.264,4K x 2K,H.263,VP9 Perfil-2
Soporte de audio: DTS
Versión HDMI: 1
Mando: Control Remoto de Batería: 2 x Batería AA (no incluidas)
Dimensiones y Peso: 0,3000 kg, 15,00 x 15,00 x 6,00 cm
58.86 €

Esta caja de la TV del androide 4K apoya el control teledirigido de la voz de Bluetooth que puede resolver sus variedades de demandas. Usted puede coger sus programas de TV favoritos, jugar, ver las noticias o cambiar a la radio. Mi box también es compatible con Google Cast.

Como os decía, llevaba mucho tiempo queriendo hablaros de mi último capricho, un Xiaomi Mi TV Box gracias al que puedo disfrutar de un comodísimo aparato de TV con el que disfrutar de lo mejor de Youtube, Spotify, A tres player, RTVE, Netflix, HBO, Amazon TV… la verdad es que el Xiaomi Mi TV Box cumple sobradamente a pesar de que su precio y hardware sea tan inferior al de otros TV Box, como el Nvidia Shield TV no por ello deja de cumplir con sus funciones y de hacerlo con calidad, claro que si os podéis permitir sin dolor el Nvidia Shield… quizás deberíais, ya sea en su versión “modesta” de 229 euros o en la “jugona” por 329 euros, pero ya os aviso que el mando de repuesto vale 63 euros y el mando de videojuegos 99 euros, como veis hasta el mando a distancia cuesta más que el Xiaomi Mi TV Box y, además, no vais a, en la mayoría de los casos, necesitar un TV Box TAN potente. Otras opciones serían un Roku – Ultra por 150 euros, el Fire TV Stick que Amazon no vende en España y que sí vende en otros países como Gran Bretañana donde cuesta 40 libras, el Apple TV que está entre los 179 euros y los 229 euros o un Chromecast por 39 euros (aunque lo podéis encontrar en otros sitios por unos 35 euros). El único más económico y a la venta en España es el Chromecast pero… ¿y si os digo que el Xiaomi Mi TV Box ES, además de todo, un Chromecast oficial? Pues la verdad es que, pudiendo cumplir con gran parte de las funciones que cumplen estos otros TV Box el Xiaomi Mi TV Box se descubre como una alternativa realmente económica y práctica y es que por menos de 60 euros lo tenemos prácticamente todo.

Mi TV Box me está permitiendo disfrutar, gracias a mi suscripción a Netflix, de una cantidad bestial de títulos encadenados que me están provocando severos dolores de espalda, pero es que acaban de estrenar un par de temporadas que NO me puedo perder y utilizar el mando del Mi TV Box es tan cómodo y sencillo… amén de que Android TV y la app de Netflix van como la seda. Pero no creáis que ahí acaba la cosa, de vez en cuando me pongo a leer (las reseñas no se hacen solas) y entonces me pongo música de fondo, ya sea aprovechando tracklist de Youtube o mis propias listas de reproducción de Spotify (versión gratuita, claro).

Para los momentos más frikis tenemos la posibilidad de adquirir el mando de videojuegos Mi Game Controller de Xiaomi por tan sólo 27 euros, lo que permitirá que le saquéis partido a todos esos videojuegos potentes que podemos encontrar en la Play Store y disfrutar de su uso con un mando inalámbrico al más puro estilo PlayStation. Tengo previsto añadirlea al mío funciones de retroconsola, pero hablaremos del tema más adelante.

En cuanto al visionado de series o películas, el Xiaomi Mi TV Box mueve con fluidez cualquier vídeo de contenido 4K, aunque, por otra parte, se notan dos carencias: un solo puerto USB y que no tenga un puerto Ethernet para enchufarlo directamente a la Red, funciona muy bien aún así, pero haberle podido conectar el cable de Ethernet hubiese sido de agradecer. Estas son las dos pegas que le veo, aunque no son decisivas.

Personalmente utilizo mi Xiaomi Mi TV Box para ver Netflix, películas y series descargadas, disfrutar de Youtube, escuchar música en Spotify… tengo previsto ir un paso más allá y rootearlo para poder ejecutar apps de Android directamente y no verme limitado únicamente a las que esta en el Play Store de Android TV, aunque ya tengo controlado un tutorial o dos por aquí.

¿Es esto todo lo que puede hacer con el Xiaomi Mi TV Box?

Pues no, para empezar porque podemos instalar Kodi lo que nos permite expandir aún más las posibilidades de nuestro Xiaomi Mi TV Box, de hecho podemos incluso instalarlo desde la propia Play Store, y después es tan sencillo como instalar ciertos add-ons para disfrutar de la televisión en vivo. Podéis encontrar más información en esta web si os interesa el tema.  Es un tema realmente sencillo de llevar a cabo y, bueno, ya os podéis imaginar todo lo que podéis hacer con esto, no es de extrañar que la UE le haya metido caña al tema de los TV Box con Kodi y add-ons preinstalados… aunque es una pena, ayudaba mucho.

Por otra parte está la opción de aprovecharnos de que Kodi permite recrear consolas retro, con lo que expandimos las posibilidades aún más, al poder rescatar todo tipo de videojuegos, desde los inicios hasta la PlayStation 1. Reconozco que no soy un gran fan de los videojuegos, pero creo que vosotros sabréis apreciar las posibilidades que tiene esto. Os dejo un vídeo donde se explica como configurarlo. Por si acaso os diré que prácticamente cualquier tutorial que explica cómo configurar Kodi en una Raspberry Pi os servirá aquí (de cuando me compre la Raspberry Pi os hablaré otro día… lo sé, estoy enfermo, ¡no lo puedo evitar!).

Aún me queda algo que decir, el Xiaomi Mi TV Box es ridículamente barato, ya podéis verlo, pero es que está diseñado con un mismo exquisito, no sólo el propio TV Box, sino que el mando tiene un diseño… os lo confesaré: estoy enamorado de este mando. Sencillo, elegante, funcional… le puedes hablar al micro que lleva incorporado y nuestro Android TV buscará, donde le indiques por voz, la información. Además de que no me imagino controlando el cacharrito de otra manera, le he puesto un teclado con trackpad inalámbrico y aún así echaba en falta el mando oficial.

En definitiva, si no sois unos ricachones que pueden gastarse un pastizal en un TV Box estáis ante la MEJOR opción. Xiaomi Mi TV Box cumple, y sobradamente, con una gran cantidad de funciones que lo convierten en un centro de ocio realmente útil y adictivo.