Los personajes de Disney son bondadosos, amigos fieles, defensores de las causas justas, inocentes, comprensivos, emotivos y otras muchas cualidades positivas más, virtudes que les convierten en iconos del bien. Pero, como decía la frase, “toda fotografía brillante tiene un negativo oscuro”. ¿Y si todo no fuera tan bonito como parece?

A muchos artistas les gusta desmitificar a los iconos de referencia, descontextualizar los personajes de sus fondos habituales, invertir los tópicos. Ya lo pudimos ver hace algunos meses, con las imágenes del cowboy Woody de “Toy Story” publicadas en Laughterizer y hoy nos descubrimos el sombrero con las propuestas, entre otros, de José Rodolfo Loaiza Ontiveros. Una Dama que es más perra que señorita de refinados modales, un Pinocho que descubre los bajos fondos, una malvada con necesidades fisiológicas de lo más normales, príncipes y princesas no tan heterosexuales como los de Disney nos quieren vender,… El mito también tiene una cara oscura, un reverso secreto.

{gallery}varios/desencantados{/gallery}