Este año, por culpa de un nuevo trabajo que me imposibilita coger días libres, por culpa de un curso que imparte, por una boda el mismo sábado del Salón y por otros asuntillos, no voy a poder asistir al Saló.

Bueno, eso no es del todo cierto, en realidad el domingo iré de empalda hasta BCN (desde Zaragoza), aún así tan sólo estaré 4 horas a o sumo en el Saló. En plena resaca "boderil". Tras haber dormido un par de horas en el bus. Escaso tiempo el estaré allí, tan sólo 4 horas. Prácticamente es como no asistir.

Así que, aquí estoy, con curro hasta las orejas, más y más encargos y asuntillos. Sufriendo porque no puedo asistir tanto tiempo como desearía y viendo como otros se divierten. 

Pero voy a intentar que eso no me afecte, voy a unirme a la legión que recela de tantas novedades, ojearé alguna reseña por las webs y colgaré mi post de los 100€  de gasto en el Saló, como cada año.

Mientras tanto, y egoístamente, me alegraré de la ausencia de Hughes t de Canepa. ¡Así disfrutaréis menos, malditos!

Y de paso intentaré no pensar en tantas y tantas cosas que me estoy perdiendo.

¡¡¡MALDITOS!!! 

(No os envidio, ¡qué va!)