Hay veces en las que un libro te sorprende, te atrapa y te encandila. Eso es lo que me sucedió con "La Guerra por el Norte", primera novela publicada de Guillem López y el primer libro de la saga "Leyendas de una Era". El libro es tan bueno que hablamos con Raúl Gonzálvez, el editor, y hoy os publicamos la entrevista con el propio autor.
https://www.via-news.es/images/stories/libros/grupoajec/Portadagueranorte.jpgYa sabéis cómo me pongo cuando me gusta un libro, ¿verdad? Me emociono y acoso al editor, al autor, publico la reseña, incluso pongo banners… bueno, de momento aún no voy a poner un banner pero os ofrezco esta extensa entrevista al, para mí, autor revelación de fantasía de 2010. El Grupo Ajec está haciendo muy bien las cosas.

  • Guillem, ¿de dónde nace ese deseo por escribir y, concretamente, fantasía épica medieval?
    El deseo por escribir es más una necesidad que un deseo, uno siente que tiene que hacerlo, que es una terapia el poner en palabras las voces que escucha. El paso decisivo y definitorio es cuando uno se propone publicar, entonces todo cambia y lo bueno te parece malo, lo largo, breve, y descubres que no eres el único que pasa horas frente a la pantalla y que no eres el que mejor lo hace.

 

  • Personalmente considero que Canción de Hielo y Fuego es un referente importante en tu libro ¿cuáles son tus referentes dentro del género?
    CdHF ha dejado una huella muy importante en la literatura fantástica. Fíjate que hablamos de esta saga como si fuese un clásico del género y todavía no está concluida. Un libro que se convirtió en clásico desde el principio. No es que me haya influido a mí, es que ha influido a todos. Personalmente no tengo un escritor que sirva de norte y marque mi dirección a seguir. Siempre he querido escribir novelas de personajes. Desde que descubrí a Balzac, luego La Colmena de Cela y más tarde Los pilares de la tierra, ahí descubrí que quería hacer una historia que mostrase la complejidad de las relaciones humanas y el peso de la genealogía en esas relaciones.

 

  •  Al visitar tu blog inmediatamente te das cuenta de que estás volcado en tu novela, música, teasers, planos, heráldica… ¿qué te impulsa a expandir tu libro así?
    Principalmente lo hago porque me lo paso muy bien. Me gusta dedicarle tiempo a cualquier cosa que resulte enriquecedora, para mi trabajo y para mí mismo. Por otra parte, creo que en un entorno en el que lo audiovisual tiene más gancho para el público joven ¿por qué no dar un buen soporte visual al libro? Y, ya que estamos, ¿por qué no incluir música inspirada en el libro? Los lectores pueden descargarlo de forma gratuita y utilizarlo como complemento al libro, o bien para ambientar sus partidas de rol. Lo importante es ofrecer algo diferente. También el día en que la novela se pueda descargar en formato electrónico, incluiremos con la descarga material adicional como mapas, heráldica y música, por el mismo precio.

 

  • Tus artículos nos hablan de un escritor que ha estado luchando durante años por ver publicado su trabajo, en ciertos puntos tu experiencia me recuerda a la de Patrick Rothfuss (autor de El Nombre del Viento), ¿es dura la lucha? y ¿merece la pena al ver, por fin, tu libro publicado?
    Es muy dura y sí, es una satisfacción publicar, pero cuando llegas te das cuenta que, una vez alcanzada, la meta de la publicación era un nuevo principio, que no es una panacea y que queda un montón de trabajo por delante, más duro si cabe. Esta es una profesión en la que no se deja de aprender nunca, que tiene una competencia tremenda y que exige mucho de uno mismo. El que quiera dedicarse a la escritura debe tener claro que va a sufrir mucho, trabajar fuera de casa para ganarse los cuartos y robarle horas al reloj para continuar escribiendo.

 

  • A rebufo de la anterior pregunta, ¿por qué crees que libros de tanta calidad encuentran tan complicado el ser publicados? ¿es problema de las editoriales? ¿o hace falta una novela que abra camino?
    Por una parte, a la mayoría de editoriales les cuesta apostar por los escritores noveles y arriesgar. En España se está escribiendo muy buena fantasía, y creo que dentro de unos años hablaremos de una generación de escritores excelentes en el género. Sin embargo, la cantidad de manuscritos que reciben las editoriales es tremendo, y sigue aumentando cada año. Un dato al respecto que no deja de ser inquietante, como mínimo, es que cada vez se venden más libros de menos autores, lo cual va en  detrimento de las editoriales modestas que resisten en su pequeña parcela. Afortunadamente los lectores de género son un reducto que resiste las crisis del mercado. Como sugieres, una novela publicada abre el camino, pero nadie regala nada, y al final todo se resume en trabajo y dedicación y tener un producto vendible que ofrecer a las editoriales.
  • Cuando por fin se te publica una novela… vas y escribes La Guerra por el Norte, primera parte de una saga de ¿cuántos números?, ¿no te parece un tanto ambicioso? Quizás hubiese sido más fácil comenzar con un libro único…
    En principio Leyenda de una era es una tetralogía. Y sí, es un proyecto muy ambicioso, pero eso es bueno porque te lleva a exigirte más y ser más estricto. Uno siempre tiene que apuntar lo más alto posible, dentro de sus posibilidades, y aceptar las consecuencias que ello conlleva. Yo comencé con un libro único; un libro de casi tres mil páginas y un millón de palabras. Hay que saber escuchar lo que la trama te pide. Hay libros que son una saga por necesidad.
  • Dices que “en principio era una tetralogía”… ¿cuántos libros tienes pensado publicar ahora? Porque Raúl parece dispuesto a publicar todo lo que se te ocurra…
    Digo "en principio" por dos razones; por una parte, uno sabe que a veces las historias se le van de las manos y no siempre los planes acaban como comienzan. Por otra parte las decisiones editoriales van a parte de los planes del escritor, La dama del lago, sirva como ejemplo. A pesar de ello estoy bastante seguro de la estructura final de la saga, aunque me muestre contenido al respecto.
  • Comentas que tienes 6 novelas en el cajón y decenas de relatos, ¿tienes planes para publicar alguna de esas novelas?
    Algún día las revisaré, aunque prefiero empezar proyectos nuevos. Y ya tengo unas cuantas ideas esperando en la parrilla de salida, pero lo primero es lo primero.
  • ¿Hacia qué géneros te gustaría moverte?
    Me gustaría alejarme de la fantasía durante un tiempo y dedicarle al terror y la ciencia ficción, aunque también tengo pendiente algún proyecto relacionado con la novela histórica. La especulación me pilla, todavía, demasiado lejos.
  • Ahora que has publicado, ¿has notado alguna diferencia de trato con los editores de otras editoriales?
    Pues no he notado nada porque no he tratado con nadie, la verdad. De todas formas, todavía es un poco pronto, hay que esperar y ver cómo funciona la novela y cómo la recibe el público.
  • Por lo que voy viendo las reseñas son muy positivas y el público está muy satisfecho… ¿qué sensaciones vas captando?
    Las mismas que tú. Reseñas positivas y lectores satisfechos. Pero, de todas formas, todavía es pronto, y esta clase de libros, en mis condiciones editoriales, van poco a poco. Hay que ser prudente y, sobre todo, paciente.
  • ¿Cómo llegaste al Grupo Ajec?
    Buscaba una editorial que publicase fantasía en España de autores nacionales y eso limita bastante la lista. La labor que hace Raúl por el género, publicando autores noveles y dándolos a conocer, es muy meritoria.

 
Hablemos, por fin, de La Guerra por el Norte.
 

  • Lo primero que me llamó la atención fue ver que tu propuesta era, en fin, colosal (algo que me demuestran, aún más, el material extra que hay en tu blog), ¿ha sido complicado armar el esqueleto de lo que es Kanja?
    Mucho. Han sido años de proceso, desde la idea inicial que nació en cuatro amigos en torno a una mesa, hasta la complejidad de una trama y el mecanismo que mueve muchas facciones en un mundo complejo.
  • Resulta curioso que la religión mayoritaria en Misinia y Aukana sea la de un dios de la guerra que, por lo demás, me recuerda mucho a la Iglesia Católica (por su intolerancia, estructura, persecución de “herejes”…) ¿por qué creaste una religión como esta con tantas similitudes con la Iglesia Católica y una, supuesta, doctrina tan opuesta?
    La Orden de Vanaiar recuerda al monacato católico de las Cruzadas, por ejemplo, porque es mi bagaje cultural el que me suministra imágenes para las novelas. Yo quería retratar un culto monoteísta, excluyente, basado en un Dios guerrero que nació en una época de necesidad y que, siglos más tarde, consigue un gran poder económico y somete a dos reinos a una estricta moral. Me interesaba el fundamentalismo de unos fanáticos capaces de morir por su dios, pero también de matar, a miles.
  • Eso me sigue sonando a la Iglesia Católica…. 😉
    Claro, porque coincide con todo lo que conocemos del pasado de la Iglesia Católica. Pero debemos recordar que la mayoría de religiones tiene en su haber un número considerable de matanzas y genocidios. Los babilonios persiguieron a los zoroastrianos y siglos después se invertieron los papeles. Los paganos persiguieron a los cristianos mientras tuvieron el poder y cuando Constantino se convirtió al cristianismo las persecuciones fueron a la inversa. Los mismos cristianos se han dedicado a exterminarse y acusarse de herejes unos a otros desde hace dos mil años. Cuando uno proclama que su dios es el único y verdadero, comienzan los problemas.
  •  Me está gustando mucho (escribo estas preguntas mientras aún estoy leyendo el libro) la visión que nos estás dando tanto del rey de Misinia como el de Aukana, ¿crees que es necesario que la fantasía épica se involucre en asuntos “políticos” para dotar de mayor interés y credibilidad al libro? (ir más allá del “ellos son buenos, nosotros malos, ¡la guerra está justificada!)
    No es necesario, ni mucho menos, pero en mi libro la política formaba una parte muy importante porque algunos de los personajes forman parte de la clase gobernante. Es evidente que la visión monista del bien y el mal es algo trasnochado en la fantasía actual. Yo quería retratar muchos personajes y matizar sus sentimientos y acciones, dejarlos caminar por el error y el acierto, y que aceptasen o luchasen contra las consecuencias. Eso requiere mucho trabajo de creación de personajes y las relaciones entre ellos, ahí entra la política.
  • ¿Qué opinas de la edición del grupo Ajec? ¿Hay algo mejorable? (personalmente reconozco mi frikismo, aunque es la primera vez que lo he hecho, he impreso los planos en Din A-5 y los he pegado dentro del libro, seguramente haga lo mismo con los escudos)
    Estoy más que satisfecho con la portada de Calderón Estudio, y espero trabajar con este ilustrador para las siguientes portadas, porque captó a la perfección la imagen que yo tenía de los monjes y el ambiente de la novela en sí. Yo mismo supervisé la maquetación interior de mi libro, pero tuvimos un problema de impresión con el mapa y salió francamente mal. Tengo que decir que, en compensación a los lectores, el segundo volumen de la saga incluirá un mapa a todo color y varios, totalmente nuevos, en blanco y negro.

    Está muy bien que hayas descargado y pegado los mapas desde la web, para eso están a disposición de todos.

  • A tenor de lo que sucede en La Guerra por el Norte queda mucho por venir, ¿qué nos espera en el futuro?
    Muchos personajes nuevos, más intrigas, traiciones, muertes inesperadas y alguna sorpresa. La guerra continúa, pero no por los senderos que han marcado los estrategas, porque el mundo está cambiando. Y por supuesto la historia de Kali y Eadgard y cómo profundizan en sus poderes.
  • ¿Cuándo está prevista la publicación del siguiente libro?
    Si no hay ningún problema, Dueños del destino saldrá a la luz en otoño del 2011.
  • ¿Cuántos libros tienes escritos? (lo pregunto porque veo que los planos son de 2008)
    Estoy trabajando en Dueños del destino. Los mapas corresponden a la época en que desarrollé la historia y trabajé en el diseño conceptual de la novela. La estructura general de la saga está lista. Sin embargo, escribir un libro de estás características es un proceso lento y engorroso, comprobando la coherencia de la trama y encastrando cada pieza en un mecanismo muy complicado.
  • Has creado una BSO para La Guerra por el Norte, ¿qué te ha llevado a expandirte a la música? ¿es tan necesario escuchar la BSO mientras lees el libro?
    La música es una afición que me relaja y me ayuda a proyectar mi creatividad. No soy músico, soy escritor, pero me lo paso realmente bien con un teclado en las manos. No hay una finalidad en la banda sonora de una novela, excepto acompañar a las imágenes del libro y despertar nuevos sentimientos. La música está a disposición de todos, para uso y disfrute, no es necesaria para leer la historia.

 

  • El concepto tras los razaelitas me parece muy interesante, son seres que nacen con el poder de la magia, pero que tienen algún tipo de destino misterioso (al menos algunos de ellos) ¿de dónde proviene la idea de una civilización perdida cuyos habitantes posean poderes?
    En realidad no tienen el don de la magia. En Kanja, la magia es otra cosa, al igual que los monjes pueden utilizar sus plegarias a Dios como "magia". Los razaelitas son personas en los que se despierta un don especial, a veces una deformidad acompaña a ese poder especial. La historia les hace descendientes de la maldición de Razael, una isla que sucumbió bajo las aguas y en la que sus habitantes tenían poderes. No quiero soltar ningún "spoiler", pero eso todavía está por ver.

 

  • La historia parece pivotar alrededor del rebelde condado de Brenmaner, también alrededor de dos jóvenes razaeiltas, la resurrección de la fricción entre Aukana y Misinia, una lucha religiosa interna… para, finalmente, ofrecernos un par de giros tuerca en las últimas 15 páginas del libro que nos dejan… alucinando. ¿Cuál es el tema principal de la serie? ¿tienes previsto entrelazarnos o seguirás sorprendiendo cada pocas páginas al lector?
    Por una parte está la trama socio-política. Dos reinos en guerra, un ducado rebelde que controla el comercio en un río, una orden religiosa que teme por perder su poder y riqueza… Sin embargo, lo que subyace a todo ello, lo que me interesa de verdad es la existencia de seres poderosos que han sido marginados durante siglos, casi exterminados por diferencia. Y también la comunión de todos los seres vivos a través de unos canales místicos que llevan la energía de un lugar a otro. De esta forma la muerte de miles provoca un fuerte renacer en el otro extremo y los acontecimientos casuales resultan tener lógica, aunque no se pueda entender.

 

  • ¿Así pues tienes previsto cambiar realizar un nuevo giro argumental en el segundo volumen? ¿Qué podemos esperar, extensamente, en el siguiente libro?
    Por supuesto que continúan los giros argumentales. Como ya he dicho, las guerras nunca avanzan por la senda que marcan los estrategas, especialmente si los ejércitos están comandados por gobernantes que buscan su beneficio y gloria personal. Afortunadamente, en esta historia, nada es lo que parece ni lo que se espera, y muchos personajes todavía tienen que aportar su granito de arena al conjunto. Para Dueños del destino prometo profundizar en ese abanico de hilos argumentales, con personajes conocidos y nuevos. La guerra no ha hecho más que comenzar, los declarados herejes no se rendirán tan fácilmente, y hay muchos que persiguen a Eadgard y Kali.

  • ¿Cómo recomendarías La Guerra por el Norte a los lectores?
      Es un libro trepidante, con unos personajes que dejan huella y una historia que no olvidarán al cerrar el libro y los perseguirá durante mucho tiempo. Un libro de los que, a veces, te obliga a levantar la vista de las páginas y repensar un fragmento o párrafo, antes de zambullirte de nuevo en una época de leyenda.