Seguramente hablar de Los Muertos Vivientes como de una de las grandes series de los USA ya no es una sorpresa para nadie pero, bueno, no por ello vamos a dejar de alabar el excelente trabajo de Robert Kirkman en esta serie, ¿verdad?

https://www.via-news.es/images/stories/comic/Planeta/muertosvivientes08.jpgLos muertos vivientes Nº 08: Creados para sufrir     
The Walking Dead Vol. 8: Made to Suffer USA
Fecha de edición: febrero de 2009
Guión: Robert Kirkman
Dibujo: Charlie Adlard
Tinta: Cliff Rathburn
Color: Blanco y negro
Formato: Libro rústica, 136 págs., blanco y negro.    
7,5 €
https://www.via-news.es/images/stories/puntuaciones/4_5.gif

{xtypo_quote} Continúa la serie más terrorífica del panorama comiquero actual. Una terrible plaga de zombies se ha extendido por la tierra, y unos cuantos supervivientes deben encontrar la forma de refundar la sociedad, si es que los terribles no muertos no acaban con ellos antes. Una historia llena de acción e intriga, con giros argumentales que la han convertido en el cómic de referencia del momento. {/xtypo_quote}

Tras el anterior volumen las espadas quedaban en todo lo alto, la apacible vida que los supervivientes de Rick habían logrado crear alrededor de la penitenciaria se ve amenazada por los habitantes de Woodburyl que regresan con ánimo revanchista.

Como ya hemos visto en otras reseñas lo de que haya zombies por aquí o por allá ha pasado a ser algo secundario, esto ya no es la humanidad contra los zombies, sino la humanidad contra la inhumanidad de los propios seres humanos. La decadencia de los habitantes de Woodburyl demuestra lo bajo que pueden llegar a caer los humanos… y paradójicamente también cómo pueden resurgir y recuperar su propia humanidad.

En este volumen, el octavo, veremos el “asalto”, por llamarlo de alguna manera, de las “tropas” de Woodburyl comandadas por su demente gobernador y que son rechazados en un par de ocasiones. No estamos ante una guerra “bonita”, es sucia, torpe y caótica. Es estúpida. Lo que la convierte, curiosamente, en un gran alegato contra la misma.

Pero, pasando a los personajes… en fin, Mañik y yo tenemos la costumbre de recomendar la genial saga de literatura Canción de Hielo y Fuego con el latiguillo de “pero no te encariñes con ningún personaje”… bueno, yo os recomiendo fervientemente Los Muertos Vivientes… pero, no os encariñéis con ningún personaje. Este volumen remarca especialmente lo difícil que es la supervivencia y lo cara que está la vida en este mundo creado por Kirkman, así como lo fácil que le resulta a éste barrer el tablero, cambiar las piezas y darle un giro argumental completamente innovador a la serie.

Dicho esto, e intentando no daros más spoilers, ni lo dudéis, haceros con esta serie que, espero, algún día sea recopilada por Planeta en tomos estilo Ómnibus con extras (¡y portadas!) y cartoné porque esta serie se lo merece.

Eso sí, también hay que decir que lo que nos propone el guionista son situaciones duras, de esas que te dejan “tocado” tras su lectura y que hacen que te pienses dos veces la relectura de los números anteriores… a la vez que estás deseando saber qué vendrá a continuación. Un curioso dilema que en modo alguno empaña el hecho de que estamos ante una de las mejores series regulares del momento… y ante uno de los mejores guionistas, le pese a quien le pese.

¡Ah!, tampoco sería justo no nombrar el gran trabajo que está realizando Charlie Adlard quien se ha hecho con la serie y sabe cómo impactarnos, a veces brutalmente, con las escenas que la sádica mente de Kirkman le impone.