Dolmen Editorial publica el primer volumen de dos de “Black Max“, dentro de su línea Albion dedicada a los cómics británicos de corte clásico. Una bizarrada de aviones y criaturas de tamaño monstruosas ambientada en la Primera Guerra Mundial.

Black Max¡Un combate de altos vuelos! La soberanía de las nubes durante la Primera Guerra Mundial ha comenzado. A un lado, el imparable barón Maximilien von Klorr, conocido como Black Max, y su escuadrón de murciélagos gigantes asesinos. Al otro lado, los pilotos del Real Cuerpo Área británico encabezados por el teniente Tim Wilson. Y la derrota no es una opción! Zepelines imposibles, islas flotantes, niebla artificial, problemas de combustible, escuadrones de bombarderos y aterrizajes de emergencia. Inédito en España hasta la fecha, este influyente clásico del cómic británico de la década de los setenta está ilustrado por Alfonso Font, uno de los mejores historietistas de nuestro país.

A Dolmen Editorial no le ha temblado el pulso en este nuevo rescate de un título ignoto del mercado británico. “Mytek“, “El Imperio Trigan” y “Spider” son apuestas ganadoras. Pero siempre es de agradecer que a los títulos demandados por los fans los acompañen otros menos conocidos. “Black Max” ha permanecido inédito hasta día de hoy en nuestro país, pese a contar con un autor español de primera fila, que no es otro que Alfonso Font, barcelonés cuya carrera en el mundo de la historieta se inició a mediados de los sesenta y que como tantos otros, debió buscarse las lentejas en el mercado foráneo. Y de allí surge esta alocada serie .

Todos hemos oído hablar del Barón Rojo y no me refiero refiero a la banda de heavy española. El Barón Rojo fue un piloto de cazas alemán que participó en la Primera Guerra Mundial. Inspirándose en esa mítica figura, Frank Pepper creó para la revista “Thunder“, a principios de la década de los setenta, esta serie ambientada en las batallas aéreas del primer conflicto bélico a gran escala del siglo XX. El guionista la describe como una serie sobre aviadores en la que aparecen triplanos Fokker, Sopwith Camels y otros aeroplanos, todo mezclado con mucha fantasía. Así se lo expuso a Alfonso Font cuando el joven dibujante trabajaba en Brandon Art, agencia en la que ofrecían artistas a editoriales extranjeras. ¿Cómo resistirse a ese caramelo?

La editorial británica IPC no pasaba por sus mejores momentos a comienzos de los años setenta del pasado siglo. Los lectores pedían cómics frescos, que ofrecieran cosas sorprendentes. Thunder surgió para llenar ese vacío. Se trataba de un semanario de aventuras, la mayor parte bélicas, con argumentos arriesgados. De todas ellas destacó “Black Max” al estar protagonizada por un villano desquiciado, el barón Maximilien von Klorr. Lejos de ser el clásico aviador empecinado con derribar cazas enemigos sin más ayuda que su triplano, Black Max guarda un arma secreta inesperada: ¡un murciélago gigante! Los pilotos del Real Cuerpo Aéreo Británico, encabezados por Tim Wilson, deberán enfrentarse a este peligro tan bizarro.

Las tiras recopiladas en este primer volumen nos presentan la aventura y la describen como una persecución constante entre el Barón y Wilson, como el gato y el ratón. Wilson es el único que conoce el secreto de los temibles murciélagos, que Black Max entrena para diezmar al enemigo. En un principio, nadie creerá a Wilson, que tendrá que enfrentarse en solitario a estas criaturas. El relato de este enfrentamiento se cuenta en capítulos cortos, de apenas tres páginas. También los hay de seis páginas pertenecientes al “Lion & Thunder Especial Navideño 1971” y “Thunder Anual 1972“. El resto de historias se publicaron en la cabecera “Thunder” desde el 17 de octubre de 1970 al 13 de marzo de 1971 y “Lion & Thunder” del 20 de marzo de 1971 al 8 de mayo de 1971.

Frank Pepper y Ken Mennell escriben estas aventuras que cuentan con los dibujos de Eric Bradbury y Alfonso Font. Si bien “Black Mask” es una rareza y un cómic lleno de interés, también es cierto que ha envejecido algo mal. La estructura de la página con el dibujo abigarrado y el exceso de texto hacen que “Black Max” quede un poco lejos de otras producciones inglesas ofrecidas por Dolmen Editorial. Hay que señalar que la fuente de letra es muy pequeña y a los que tenemos la vista gastada se nos hace cuesta arriba.

La edición de Dolmen Editorial es fabulosa. Incluye un texto introductorio de Alfonso Font escrito en 2017 y otros artículos, muy interesantes, redactados por Diógenes Pantarújez este año de 2022. La encuadernación es en cartoné, a un tamaño bueno, con un papel perfecto para la impresión en blanco y negro.

Black Max” es una obra recomendable para lectores nostálgicos y amantes del cómic británico. Que murciélagos gigantes entrenados por un viejo loco y persiguiendo aviones inglesess no se ven todos los días.

Black Max
Guión: Frank Pepper y Ken Mennell
Dibujo: Eric Bradbury y Alfonso Font
Fecha de publicación: Mayo de 2022
Formato: Cartoné. Color
Páginas: 120
Precio: 24,90 euros