Dolmen Editorial publica una de las series más bizarras del cómic británico de los años sesenta, la singular “Dolmann y sus muñecos“, que nos presenta un singular grupo de superhéroes creados por Tom Tully y Eric Bradbury.

Dolmann y sus muñecos¡Bienvenidos a la Casa de Muñecos! Fabricante de títeres, marionetista y experto ventrílocuo, desde el anonimato de su tienda de reparación de juguetes Eric Dolmann lleva en secreto una doble vida como colaborador de la agencia gubernamental británica Seguridad Internacional y azote del crimen de los bajos fondos londinenses. Pero no lo hace solo, sino en compañía de su ejército de guerreros mecánicos. Elasto. Topo. Togo. Arlequín. Raider. Con sus propios poderes y controlados por Dolmann a voluntad, cada uno de ellos pondrá de relieve una faceta de la personalidad de su creador… con delirantes resultados.

¡Qué grande es Dolmen Editorial! Hay que tenerlos bien puestos para traer al mercado español estas joyas del cómic británico que muchos de nosotros desconocemos. De hecho, nunca había oído hablar de esta curiosa serie titulada “Dolmann y sus muñecos“. Siempre hay una primera vez para todo, y si es para cosas como esta, bienvenidas sean.

Desde la misma portada, esta serie llama la atención, presentando a un grupo de cinco personajes vestidos de la misma guisa, enfrentándose a un pulpo en el fondo del mar. La cubierta nos recuerda a series de superhéroes como Los 4 Fantásticos de Marvel Comics o los Challengers of the Unknow de DC Comics. pero no nos confundamos, esto tiene más que ver con el enemigo de la Primera Familia llamado Amo de las Marionetas, ya que se nos presenta a todo un elenco de títeres de inquietante aspecto. Afortunadamente, los controla una persona que está interesada en acabar con el mal.

Eric Dolmann lleva en secreto una doble vida como colaborador de la agencia gubernamental británica Seguridad Internacional pero que también es inventor y ventrílocuo, el azote de los malvados gracias a sus marionetas, controladas por él, que obedecen todas sus órdenes para cumplir las misiones que les encomienda. Repara juguetes en su modesta tienda hasta que es requerido para entrar en acción. Y ahí empieza la locura, cuando elige a sus marionetas para la misión.

Estas criaturas tienen personalidades diferentes y cada una de ellas su propia particularidad, como si fuera un superpoder. Son Togo, Topo, rastreador, Raider, Elasto, Astro y muchos más. Por ejemplo, Togo, considerado el más poderoso de todos los muñecos, usa su fuerza bruta  y achanta con su aspecto de luchador de sumo. Dolmann tiene un muñeco para todas las situaciones. Algunos aparecen a menudo como el propio Togo o Arlequín, un títere que no para de reís, algo que a los malos trae de cabeza.

Dolmen Editorial nos ofrece el primer tomo de “Dolmann y sus muñecos“, traducción del recopilatorio británico de “Rebellion The House of Dolmann“, que recopilaba las historietas previamente ofrecidas en la revista Valiant, de IPC/Fleetway publicadas del 8 de octubre de 1966 al 6 de mayo de 1967. Vértice ofreció algunas páginas de este serial como complemento de otros títulos en el año 1969. En los créditos de la edición de Dolmen Editorial hemos encontrado una divertida errata, al llamar “Dollmann” en vez de “Dolmann” a este volumen. No hace falta decir que “Doll” es muñeco en inglés (ya lo he dicho).

La estructura de las historietas es similar en todas ellas. Cuatro páginas con un pequeño resumen en la primera viñeta de la primera página y una descripción de lo que pasa en la parte superior, que a veces destripa un poco lo que estamos leyendo. Aunque el tamaño del tomo es considerable, estaría genial que lo fuera aún más, ya que el texto se antoja pequeñito. Los extras de esta edición son jugosos: una historieta extraída del “Valiant Summer Special” de 1980, una ilustración de Chris Weston y varios textos muy interesantes.

Tom Tully, uno de los más grandes y prolíficos escritores del cómic británico, vuelve al cómic más bizarro tras la excelente serie de “Mytek“, de la que ya ofrecimos la reseña del primer y el segundo volumen. El mismo dibujante de aquella, Eric Bradbury repite en “Dolmann y sus muñecos“, ofreciendo un trabajo en blanco y negro notabilísimo. Sus páginas están muy detalladas y su narrativa secuencial es impecable.

En definitiva, para los amantes del cómic británico añejo, esto es una auténtica joya. Si os gustó Mytek, “Dolmann y sus muñecos” os parecerá una bizarrada deliciosa.

Dolmann y sus muñecos
Guión: Tom Tully
Dibujo: Eric Bradbury y Carlos Cruz
Colección: Línea Albion
Formato: 21x28cm. Tapa dura. Color.
Páginas: 144
Precio: 26,90 euros