ECC Cómics publicó “Batman/Flash: La Chapa“, una miniserie de cuatro números en los que ambos héroes investigan esa misteriosa chapa que pudimos ver al comienzo del evento Renacimiento y que todos asociamos al mejor cómic de la historia: “Watchmen“.

Batman/ Flash: La chapa núm. 1 a 4 (Renacimiento)
Edición original: Batman núm. 21 USA, The Flash núm. 21 USA, Batman núm. 22 USA, The Flash núm. 22 USA
Guión: Joshua Williamson, Tom King
Dibujo: Howard Porter, Jason Fabok
Color: Brad Anderson
Formato: Comic-book, 24 págs. a color.
1,95€

Tras los sucesos de Flash núm. 24/10, el trascendental argumento iniciado en el especial Universo DC: Renacimiento sigue adelante en este imprescindible evento. Batman y Flash, los dos mejores detectives del mundo, se unen para explorar el misterio que hay detrás de un extraño objeto encontrado en la Batcueva. Un misterio tejido a través del tiempo y el espacio. Un poder que amenaza a los héroes más grandes de todos los tiempos. ¡El tiempo corre para todo el Universo DC!

“No, son más poderosos que el Flash Reverso. Incluso más que Darkseid. Ahí fuera hay una fuerza que no conocemos”. Hace menos de un año, el especial Universo DC: Renacimiento marcó un antes y un después para nuestros héroes y villanos favoritos, con el regreso del Wally West original y un descubrimiento que dejó boquiabiertos a lectores de medio mundo: escondida entre las sombras de la Batcueva, la chapa del Comediante, personaje central de Watchmen, sonreía a un confuso Batman.

Llama la atención lo bien que DC Cómics está sabiendo salir del jaleo en el que se metió con lo del Nuevo Universo DC, después de haberse comprobado que la medida, pasado su ímpetu inicial, no convencía a los lectores en DC optaron por recuperar a Wally West, el mejor Flash de todos los tiempos, y, de paso, dejar caer por ahí una chapa con un smiley y una gota de sangre, una chapa que tiene un significado muy importante para todos aquellos lectores de Watchmen. ¿Quería eso decir que DC iba a tirar de esos personajes creados por Alan Moore y Dave Gibbons?

Pues sí, y aquí, en este cross-over entre las series regulares de Batman y Flash, que ECC Cómics ha publicado en grapa y en volumen, veremos cómo Batman continúa investigando el misterio sobre la chapa del Comediante (ver Watchmen) y contacta con Flash. Mientras está esperando a que Barry Allen se pase por la Batcueva el Murciélago recibe la paliza de su vida (no pasa nada porque el resto del corss-over no se hace mención a sus heridas, es un tipo duro) a manos del Flash Reverso que, irónicamente, muere en las últimas páginas del primer número.

A pesar de sus heridas Batman acompaña a Flash a un viaje al universo de Flashpoint, que se creía destruido, donde se encontrará con otro Batman, Thomas Wayne, y donde comenzarán a descubrir que alguien está tirando de los hilos, con pistas que son evidentes, no es otro sino un enigmático y poderoso ser que nosotros podemos identificar como el Dr. Manhattan, de Watchmen.

Naturalmente este golpe de efecto nos tiene a todos a la espera de la próxima publicación, mayo, de Doomsday Clock, el nuevo evento de DC con el que buscarle nuevos significados a Renacimiento, Rebirth, y que está dejando muy buenas sensaciones en los lectores.

Como fuera, este Batman/ Flash: La chapa se descubre como algo satisfactorio, aún cuando sólo veamos a Batman conociendo a otro Batman y a Flash molando ahora que se recupera la cinta cósmica. Habrá que ver cómo se desarrollan los acontecimientos de Doomsday Clock, pero de momento me está gustando mucho cómo están relanzando sus series y personajes en DC y, en líneas generales me ha encantado Batman/ Flash: La chapa.

Sí, sí, sí, ECC no se conformó con sacar de la serie regular de ambos personajes estos números y de darles entidad propia con esta cabecera, también supo poner los dientes largos a los coleccionistas (a mi noooo, qué vaaaaa) con dos ediciones de lujo, una con la portada protagonizada por Batman y otra por Flash y cada uno con su propia, y personalizada, chapa, aunque por lo que parece estos dos volúmenes se agotaron. Aún así, esta edición en grapa es más que digna y disfrutable.

En definitiva, y aunque soy un Marvel fan, no negaré que el momento creativo que vive actualmente DC Comics está, actualmente, por encima del de Marvel Comics, y por lo que parece se nos vienen encima momentos de pura diversión.