Kevin Smith y Walter Flanagan colaboraron juntos en la miniseries “Batman: Cacofonía” y en DC decidieron que tenían que regresar cuanto antes a la franquicia, por lo que se comprometieron a una miniserie de doce números titulada Batman: The widening gyre” de la que sólo se publicaron seis números. Son, justamente, los que conforman este “Batman: Espiral interminable“.

batman_espiralinterminableBatman: Espiral interminable
Edición original: Batman: The widening gyre USA
Guión: Kevin Smith
Dibujo: Mark Flanagan
Tinta: Art Thibert
Color: Art Lyon
Formato: Libro cartoné, 200 págs., color.
19,95 €

El aclamado equipo creativo formado por el director y guionista Kevin Smith (Green Arrow de Kevin Smith) y el dibujante Walter Flanagan examinan en profundidad del mayor héroe de Gotham, quien afronta grandes cambios en su vida: la irrupción de un posible aliado en la lucha contra el crimen, y el regreso de su gran amor

ECC Cómics nos trae la miniserie de Kevin Smith y Walter Flanagan titulada Batman: The Widening Gyre en una lujosa edición adornada con cartoné. Esta miniserie iba, inicialmente, a estar compuesta por un total de 12 números, pero tras hacer esperar a los fans durante más de 6 años Kevin Smith optó por anunciar que no habría una segunda parte de la miniserie y que la historia continuaría en Batman: Bellicosity, de la que, a día de hoy, no tenemos otra noticia que el hecho de que Smith reconoció que estaba trabajando en ella o que Flanagan quería tener todas las páginas listas antes de que saliese el primer número a la venta. En mi opinión son excusas de mal pagador de un guionista/director que nos demostró con anterioridad su poco respeto por los fans. Me encanta Kevin Smith, pero esto no nos viene de nuevas ya que tardó 5 años en terminar la miniserie Spider-Man/Black Cat: The Evil that Men Do. Una falta de respeto a los fans que ha repetido años después. Pero hablemos del cómic…

batman_espiralinterminable-2ECC ha reeditado el título “Batman. Círculo sin fin”, aunque con el título “Batman: Espiral interminable”, el regreso de Kevin Smith a Batman tras el “Batman: Cacofonía“, en el que rescataba a cierto personaje que creó en su etapa en Green Arrow. Este volumen define a la perfección a Kevin Smith como un genial escritor… y un sádico increíble. ¡Qué final!

No hay manera de habar de forma sencilla de este cómic. Lo he ido leyendo, poco a poco, degustándolo, ya que me encanta lo que suele hacer Kevin Smith y, por lo tanto, perdonaba que el dibujo de Walter Flanagan no fuese todo lo bueno que yo deseaba. He ido disfrutando con lo que, para mí, parecía un paso lógico en la vida de Batman; madurar, crecer y dar un paso adelante de la mano de una mujer que consiguiese calmar su dolor. Y las cosas estaban yendo bien en el plano sentimental, Bruce Wayne encontraba, de nuevo, el amor junto a Silver St. Cloud y su lado como defensor de Gotham quedaba cubierto por un nuevo héroe; Bafomet, un personaje en el que el propio Batman ve a su posible recambio, por cierto, su nombre de guerra proviene del demonio con cabeza de cabra del mismo nombre al que se supone que veneraban los Caballeros de la Orden del Temple.

batman_espiralinterminable-3No os emocionéis demasiado con el cómic porque la verdad es que no acabas de apreciarlo en lo que vale hasta que llegas a la última página y te encuentras con la desagradable sorpresa que Kevin Smith ha venido preparando. Da igual que le haya puesto los cuernos a Silver St. Cloud con Selina Kyle (algo, que, en fin, en un personaje como Batman choca bastante, por no hablar de lo de que Selina vaya a rogarle a Batman por un polvo), da igual que la historia de amor nos pueda parecer un poco ñoña y sentimentaloide (claro, vista desde fuera todas lo parecen), da igual que Batman pensase, por un momento, que Silver era un robot construido para engañarle, da igual que Bafomet, o cualquier otro recién llegado, nunca deba ser el sustituto de Batman (para eso tienes una amplia listada de Robins esperando heredar el manto del murciélago), y da igual cualquier otro aspecto que os pueda molestar en el cómic. Lo importante es cómo, poco a poco, Bruce Wayne resurge y gana fuerzas sobre Batman, cómo se plantea vivir de nuevo como un ser humano normal, cómo se curan sus heridas, cómo cicatriza su dolor y… esa última página.

Sobre el trabajo de Walter Flanagan habría que decir que es correcto, sin más, y algo mejor narrador que dibujante. Su estilo no le sienta mal a los guiones de Kevin Smith, pero debería haber contado con un dibujante mejor, creo, alguien que pudiese sacarle un mayor partido y dramatismo a lo que sucede en estas páginas. El talento de Flanagan se queda un poco corto, ofreciendo viñetas de alta calidad con otras en las que parece que esbozó rígidamente a los personajes y el entintador, el veterano Art Thibert, no se dedicó a arreglar el descosido. El balance acaba siendo desigual, esas preciosas viñetas con otras rígidas y a falta de un “repaso” hace que la calidad final del dibujo descienda.

De cualquier manera hay que decir que este es un cómic muy personal, gustará o no dependiendo de las personas. He visto reseñas que lo calificaban como el mejor cómic de Batman de los últimos años (no estoy de acuerdo, pero porque no se puede hablar así de una historia que se ha quedado a la mitad) y otras que lo calificaban justo al contrario. Kevin Smith dio el máximo en este cómic y si no disfrutas con su trabajo en sus películas y en otros cómics seguramente no entenderás, ni disfrutarás, de este volumen. Es algo que va por gustos, a mi, personalmente, me ha encantado… pero sólo cuando he llegado a la última página, la que daba sentido a todo. Lo cierto es que estoy deseando leer la segunda parte de Batman: Espiral interminable, ese Batman: Bellicosity, aunque me temo que mis expectativas son muy elevadas como para que Kevin Smith pueda cerrar la historia como se merece. De hecho intuyo un bloqueo del escritor incapaz de superar esa última página del cómic.