Primera incursión de Scott Snyder en la franquicia de Batman y primera gran nota. “Batman: Espejo Oscuro” tiene todo lo que un fan de los cómics de superhéroes, con un toquecillo de terror e intriga, pueda pedir. Un grandísimo trabajo de Scott Snyder, Jock y Francesco Francavilla.

"Batman: Espejo oscuro" (Scott Snyder, Jock y Francesco Francavilla, ECC Ediciones)Batman: Espejo oscuro
Edición original: Detective Comics núms. 871-875 USA
Guión: Scott Snyder
Dibujo: Jock, Francesco Francavilla
Color: David Baron, Francesco Francavilla
Formato: Libro cartoné, 144 págs. color.
15,95€

 

Con Bruce Wayne de vuelta tras su exilio temporal, Dick Grayson continúa portando el uniforme de Batman: una responsabilidad que afronta con preocupación debido a la creciente oscuridad que asola la ciudad. En ese contexto, la investigación de un violento incidente acaecido en el Instituto Gotham termina por dirigir su atención hacia una trama de corrupción policial, también relacionada con una exclusiva y macabra casa de subastas. Extraño caso, coincidente con el allanamiento de un aviario que removerá recuerdos pertenecientes al más doloroso pasado del Comisario James Gordon…

Antes de convertirse en guionista de Batman, el creador de American Vampire tuvo su primera toma de contacto con el Hombre Murciélago en Detective Comics: junto a dos dibujantes de la talla de Jock —Los Perdedores— y Francesco Francavilla —Scalped—, Scott Snyder dio forma a una etapa convertida en best seller del New York Times, que comienza a recopilarse en Batman: Espejo oscuro.

Scott Snyder es, gracias a su trabajo en American Vampire y Batman, uno de los guionistas de moda que ha llevado al Caballero Oscuro a ocupar los puestos más altos en las listas de ventas gracias a su trabajo en compañía de Greg Capullo, pero… ¿cuándo se produjo el primer contacto entre el Detective y el guionista? ECC se ha decidido a publicar, en Batman: Espejo Oscuro, el debut de Snyder en las cabeceras de Batman y la verdad es que no podía empezar con mejor pie… a pesar de que por la tontería de Crisis Final Bruce Wayne no es Batman en estos números, sino Dick Grayson (personaje con el que cada vez tengo más claro que no saben qué hacer en DC Cómics) el que se enfrentará a el Tratante, un enemigo bastante más interesante de lo que parece al principio, pero es la segunda historia la que me ha enamorado (y la que seguro que convenció a alguien de DC de que “este tío vale”), me parece una inquietante historia que juega con los sentimientos del lector y que le encaja la duda de si habrá que creer lo que dice cierto personaje venido del pasado… o no.El caso es que, tras leer el debut de Snyder en Detective Comics  no me cabe duda de que en DC estuvieron algo lentos en echar a Morrison y sus idas de olla de Batman y entregarle la colección a Snyder, no hay más que ver cómo éste se ha aprovechado de todo el bagaje de un personaje como Batman, y sus alrededores, para ofrecernos historias de tanta calidad como la segunda de este volumen, o las que actualmente se están publicando en la serie regular.

Pero no sólo el trabajo de Snyder es destacable, en estos dos arcos argumentales está muy bien acompañado, por un lado por el británico Jock (al que conocemos por sus maravillosas portadas y por trabajos como Los Perdedores) y el italiano Francesco Francavilla (conocido por Scalped y trabajillos para Marvel y DC en general, y sus portadas en particular). Lo bueno es saber que ambos dibujantes continuarían trabajando con Snyder en tres arcos argumentales más, por lo que sabemos que en los próximos tomos que edite ECC tendremos un altísimo nivel de calidad.

Alto nivel que también tenemos en la edición española, porque ECC Ediciones mima sus cómics y así vemos cómo se nos ofrecen artículos introductorios y una edición muy cuidada para lograr el máximo disfrute del lector.

Si os ha gustado Batman: Espejo Oscuro, como a mi, os aviso de que ya tenéis a la venta las continuaciones; Batman: Ciudad Hambrienta y Batman: La llave maestra. Yo lo tengo claro, Snyder me tiene totalmente ganado para la causa, ¿y a vosotros?