La editorial Bruñó y Salvat han desvelado en las redes las cubiertas del nuevo álbum de Astérix, titulado «Astérix tras las huellas del grifo«, en las cuatro lenguas oficiales: gallego, castellano, vasco y catalán. También en asturiano. En esta ocasión los valerosos galos se irán de viaje a las tierras de los sármatas, en la frontera occidental de Escitia, en las fronteras del Mundo Conocido.

Ásterix y Obélix volverán a partir del 21 de octubre con un nuevo álbum, «Astérix tras las huellas del grifo» («Astérix et le Griffon«), en la que será la quinta colaboración de Jean-Yves Ferri y Didier Conrad tras «Astérix y los pictos«, «El papiro del César«, «Astérix en Italia» y «La hija de Vercingétorix«, para continuar la serie creada hace ya más de sesenta años por René Goscinny y Albert Uderzo, en las páginas de la revista «Pilote» el 29 de octubre de 1959.

Hasta hoy hemos disfrutado de treinta y ocho aventuras de Astérix el Galo y sus amigos: veintiséis álbumes firmados por René Goscinny como guionista y Albert Uderzo como dibujante, ocho firmados en solitario por Albert Uderzo y cuatro firmados por Jean-Yves Ferry y Didier Conrad. Éste será el trigésimo noveno álbum y el quinto de Ferry y Conrad, y llevarán a Astérix, Obélix e Idéfix hasta el territorio de los sármatas, un pueblo nómada que vivió al norte del mar Negro desde el siglo VII a. C. hasta el VI de nuestra era, sustituyendo a los escitas en Ucrania, ocupando la llanura húngara y dominando todas las estepas situadas entre el río Ural y el Danubio, lo cual los convierte en los ancestros de los eslavos.

En enero, ¡Panorámix se despertó sobresaltado! Fue entonces cuando decidió partir hacia un destino lejano para ayudar a un viejo amigo. En primavera supimos que Astérix andaba tras la pista de un animal mítico en ese remoto territorio: el grifo. Luego, durante el verano, acompañamos a nuestros galos favoritos en su gran periplo para llegar a ese lejano destino y acudir en ayuda de ese misterioso amigo.

Los aterradores tótems de los grifos plantados en superficies vírgenes, salvajes y heladas hasta donde alcanza la vista…, echadas a perder por la presencia de incontables legionarios romanos. ¡Por Júpiter! Pero ¿¡¿dónde diablos han ido a perderse?!? Para descubrirlo, calzaos vuestras botas forradas, poneos un sayo bien calentito y emprended viaje con nuestros héroes ¡en busca del misterioso y terrorífico grifo!

¿Ya estáis temblando de frío? ¡Pues ellos también!