Hoy reseñamos un juguete muy especial. Se trata del Cubo Cósmico marvelita, también llamado Teseracto en su versión de la gran pantalla. Y tan especial, pues solo apareció como exclusiva en la San Diego Comic Con de 2018. Prepárense para el análisis en profundidad del Electronic Tesseract.

Analizamos el "Electronic Tesseract", el Cubo Cósmico de MarvelEste juguete se enmarcó dentro de la línea de Hasbro llamada Marvel Legends The first Ten years, dedicada a sacar productos relacionados con los primeros 10 años de Marvel Studios. Así pudimos ver figuras articuladas del Capitán América y Crossbones, Ultrón, Thor y Sif, Iron Man, Ronan el acusador, Hombre Hormiga y Chaqueta Amarilla, Un pack de Doctor Extraño, Iron man y el Titán loco Thanos . También apareció Cráneo Rojo, esta vez con uniforme de Hydra, tres cabezas intercambiables de soldados de Hydra, arma, peto y una mano para sujetar un Cubo que no aparece por ningún lado.

Cómo número cero, y aprovechando las exclusivas que de los salones yanquis que nos llevan de cabeza, Hasbro lanzó el Electronic Tesseract en Julio de 2018, coincidiendo con su presentación de novedades en el San Diego Comic Con (del 19 al 22 de ese mes). Con un precio estimado de 59,99 $, ni que decir tiene que en la web de Hasbro está agotadísimo, y los vendedores de Ebay han disparado el precio por las nubes (rebuscando se puede encontrar a un precio más moderado, claro).

El cubo se basa en el diseño de Capitán América El primer Vengador, de tonos azulados. El Cubo original nació en las páginas de cómic del capitoste dentro de la colección Tales of Suspense (que compartía con Iron Man), justamente en el número 79 USA de Julio de 1966. La portada más icónica con el Cubo es aquella en la que aparece su legítimo portador, Cráneo Rojo, sujetando a Sharon Carter y con el Capitán América atrapado dentro del brillante objeto, en el 115 USA de Julio de 1969 (¡Todo pasa en Julio!). La cubierta la dibujó Marie Severin y Fran Giacoia, y las páginas interiores John Buscema, con Stan Lee desarrollando todas estas historias. El cráneo cambiaba el cuerpo con el Capi, en una etapa de lo mejor del personaje. La encarnación del Cubo ha sido variada, pues se ha destruido unas cuantas veces. Y sus apariciones han sido abundantes. La más reciente dio lugar a la saga Imperio secreto y el Cubo se materializó en el cuerpo de una niña. En fin. Hay que decir que su primera aparición respondía al nombre de kubik y lo creó I.M.A. El Cubo Cósmico de Cráneo Rojo fue recreado por este en Super-Villain Team-Up 16 USA.

Analizamos el "Electronic Tesseract", el Cubo Cósmico de Marvel

Como decía al principio del anterior párrafo, el juguete de Hasbro se basa en el Teseracto de las películas, que sabemos contenía la gema del Infinito, como bien contó a Thanos el fantasma de Cráneo Rojo en Vengadores: Infinity War. El juguete para coleccionistas adultos viene presentado en una bonita caja con el logotipo de Hydra sobre fondo rojo, con un plástico rayado que hace las veces de cristal transparente. El conjunto simula una caja de alta seguridad, pues su contenido es peligroso donde los haya. Un envoltorio muy bonito, con unos botones de números en un lateral para insertar el código y poder descubrir los secretos que esconde el Electronic Tesseract (todo simulado).

Analizamos el "Electronic Tesseract", el Cubo Cósmico de Marvel

Una vez abierto aparece documentos varios sobre el centinela de la libertad y el propio señor del mal, todo esto impreso en el cartón. Y finalmente la figura sobre plástico rojo, del mismo tamaño que una Legends, unos 16 cm. A diferencia de la otra figura, esta lleva únicamente el Cubo como arma, y porta la levita negra tan característica del Schmidt peliculero, igual que la versión Marvel Select de Diamond o el 1/6 de Hot Toys. Está articulada, pero muy justita. Para ponerle el cubo y que se quede ahí quieto posando.

El cubo viene bien protegido bajo un plástico, dentro de una cápsula cúbica de plástico duro transparente. No trae las pilas, que hay que comprar aparte, de esas AAA alcalinas LR03. Vienen las instrucciones dentro del cartón bajo los objetos. Se saca el cubo azul, se abre fácilmente y se extrae una bola del interior a la que hay que aflojar un tornillo, y ya se meten las pilas. La primera impresión es que nos han tomado el pelo, y esa bola es como esas que venden en tiendas de chino que se encienden y se apagan intermitentemente. Por suerte, una vez introducidas las pilas, y dado clic al botón de la bola, colocada dentro del cubo cerrado el efecto latente azul nada tiene que ver con eso. Es un efecto suave, muy bonito y muy logrado, que gana con las luces apagadas, claro está. Para apagarlo hay que volverlo a sacar y darle al botón. La cosa sería dejarlo encendido hasta que se gasten las pilas, si no es muy cansino todo el proceso.

Este Cubo es una magnífica compañía para el guante de Thanos, el escudo del Capitán América, la máscara de Iron Man, Pantera Negra y Peter Quill, que ya comercializó Hasbro en su momento. Y ahora déjenme, que lo voy a usar. Voy a cambiar mi cuerpo por uno de esos millonarios que… Bueno, mejor no, me quedo como estoy.