El director de cine madrileño Jesús Franco, de 82 años, con más de doscientas películas en su curriculum, fallecía esta semana en Málaga después de haber sido hospitalizado al sufrir un ictus. Considerado un pionero del cine fantástico en España, un director maldito y uno de los referentes del género, de la serie B y la Z, es uno de los autores más prolíficos del séptimo arte en nuestro país, mezclando sin temor el terror más gore, el humor más siniestro, el erotismo y algo de pornografía, mucha ciencia-ficción y fantasía.