Relativa decepción lo que he sufrido viendo esta película de la factoría Aardman, sobretodo después de los resultados de «Wallace Gromit«, «Ratónpolis» y sus diversos y buenos cortometrajes y eso aún cuando se agradece que se hagan productos desenfadados como éste destinados únicamente a entretener.
 


***

Película 3D: ¡Piratas!
Título original: The pirates! Band of misfits.
Dirección: Peter Lord.
Co-dirección: Jeff Newitt.
Países: Reino Unido y EEUU.
Duración: 88 min.
Género: Animación, aventuras, comedia.
Doblaje original: Hugh Grant (capitán pirata), David Tennant (Charles Darwin), Imelda Staunton (reina Victoria), Martin Freeman (pirata con pañuelo), Jeremy Piven (Black Bellamy), Salma Hayek (Sablazo Liz), Anton Yelchin (pirata albino).
Guión: Gideon Defoe.
Producción: Julie Lockhart, Peter Lord y David Sproxton.
Música: Theodore Shapiro.
Montaje: Justin Krish.
Diseño de producción: Norman Garwood.
Distribuidora: Sony Pictures Relasing de España.
Estreno en Reino Unido: 28 Marzo 2012.
Estreno en España: 17 Agosto 2012.
Calificación por edades: Apta para todos los públicos.
Uno de los mejores tantos que siempre se ha apuntado Aardman en sus cortometrajes de animación y en películas como las de “Wallace y Groomit” o “Ratónpolis” es el aprovechar la animación para hacer divertidas secuencias de acción de “efecto dominó” o “bola de nieve”.

En esta ocasión, dejan esto un poco de lado y tratan de construir una historia de piratas ubicada en 1837 en la que más que la acción apuestan por el humor y en la que procuran construir una historia cerrada, la del Capitán Pirata, que pretende convertirse en el pirata del año y vive una alambicada aventura con Charles Darwin y la reina de Inglaterra que pretenden apoderarse de su loro Poli.

No me ha gustado mucho la historieta, la verdad, me ha parecido bastante insulsa y rebuscada y tengo la sensación de que le hubiera venido muy bien a la animación otro argumento (eso de que la motivación del protagonista sea la de convertirse en el Pirata del año o que aparezca Darwin como un tontorrón criador de monos o que la reina de Inglaterra odie a los piratas y se convierta en el antagonista me ha dejado frío). Sin embargo, eso sí, la animación está a gran nivel, es llamativa y vistosa y de nuevo obtiene grandes momentos cuando se lanza a la acción por la acción y pretende entretener con idas, venidas, golpes y porrazos (fijaros que los momentos que mejor funcionan de nuevo son esos en los que la acción se dispara con una cadena de sucesos como cuando nos muestran el recorrido del barco pirata en los planos de navegación). Además el nivel de detalle en cada escena es bastante grande y se nota que hay detrás una currada importante con la stop motion, los efectos visuales y los decorados y la ambientación.

 

Es decir, lo que es el argumento, a mí me deja un tanto frío, mientras que todo lo demás me parece muy bueno como si realmente Aardman no consiguiera pasar del cortometraje al largo con un guión solvente. Como si no lograran que su colección de estereotipos, chistes anacrónicos y caricaturas formaran un todo estable a modo de película de larga duración.
La curiosidad de que en el doblaje estuviera Iniesta me parece poquito gancho, máxime cuando le pone voz a un marinero algo simplón que no interviene mucho y tampoco es muy relevante que Salma Hayek doble a Sable Liz. Terminan siendo meras anécdotas.
En este caso no creo que los mayores que acompañen a sus peques a verla se lo pasen tan bien como ellos.