Publicada ya “Valiente“, la cuarta entrega de La Flota Perdida“, hay que decir que la serie se asienta en su estilo, con grandes favores debidos a la Odisea, y con una épica, pura de la space opera militar, que engancha, atrae e hipnotiza… Vamos, que el libro no me ha durado ni un día.

 

"Valiente" (Jack Campbell, La Factoría de Ideas)VALIENTE
Jack Campbell
Titulo original: Valiant 
Autor: Jack Campbell 
Traducción: Martín Luna Pérez
Formato: 23 x 15 cm 
Encuadernación: Rústica con solapas 
Páginas: 320
PVP: 20,95 €
ISBN: 9788498007152
Colección: VENTANA ABIERTA Nº: 44 
Género: space opera
En lo profundo del espacio de los Mundos Síndicos, la flota de la Alianza continúa su viaje a casa bajo el mando del capitán Black Jack Geary. Las victorias de Geary sobre el enemigo le han hecho ganarse tanto el respeto como la envidia de sus compañeros.

El comandante ha tomado numerosas decisiones arriesgadas, pero cuando ordena a la flota que vuelva al sistema estelar Lakota, creen que ha perdido el juicio…

A pesar de que lucha por mantenerse un paso por delante del enemigo, Geary debe hacer frente a conspiradores dentro de su propia flota. Él sabe que sus hombres deben permanecer unidos o las fuerzas síndicas harán lo posible por separarlos…

La Flota Perdida, como decíamos antes, es una saga de ciencia-ficción que debe mucho a la Odisea, por aquello de que toda la Flota debe regresar al espacio de la Alianza, pero también a la Ilíada, porque la épica está presente en cada libro. Así pues estamos ante una reinvención de un clásico de la literatura desde el más puro estilo ci-fi. Campbell naturalmente lo adereza con nuevos ingredientes, y consigue que el remozado le salga al punto. Vamos, que si fuese una receta sería: 25% Iliada, 25% Odisea, 25% emoción y acción y 25% space opera militar. Y funciona con ¡cada maldito libro!, ¡no puede engancharme más!. Y aunque no consigo dejar de recordar a Honor Harrington, y desear leer más libros de ella, tengo que reconocer que Jack Geary me seduce como personaje y que estoy deseando ver cómo consigue conducir la Flota de vuelta a casa (algo de Galáctica, la clásica, también tiene) y derrotar a un enemigo superior a base de ingenuo y dedicación. Porque no se puede olvidar un elemento importante de este tipo de sagas: la devoción al deber de los protagonistas, tanta que incluso son capaces de reprimir sus sentimientos por deber (por eso, quizás, estos libros no funcionarán para los lectores de novelas románticas, aquí el protagonista sabe guardarse la… ¡ejem!).

Estos libros me conquistan porque vemos a protagonistas que son auténticos héroes, no es que tengamos mucho de eso hoy en día, así que leer sobre alguien que hace lo correcto, con devoción y convencimiento, y que sale triunfante… bueno, digamos que eso hace que uno tenga un poquito más de esperanzas en el día a día y que quiera creer que el bien triunfa sobre el mal, aunque sólo sea en los libros (y eso que cada vez hay protagonistas más ambiguos y oscuros, quizás por eso me gustan tanto Honor Harrington y Jack Geary, son auténticos héroes).

En definitiva, Valiente representa una nueva “jornada”  en la travesía de La Flota Perdida, un paso más para llegar al hogar, un paso repleto de aventuras y batallas, con algo de romance, por qué no, conspiraciones y un enemigo que insiste en permanecer oculto. La emoción crece a cada libro y el épico objetivo de sobrevivir a la lucha con los síndicos se queda corto ante lo que está por llegar; más acción, más aventura y más luchas… ¿quién no querría leer estos libros?