Continuamos disfrutando con el regreso de los Titanes bajo la firme batuta de Dan Abnett y con autores de calidad como Lee Weeks o Brett Booth que le ayudan a preparar su versión de El contrato Lázaro tras un primer volumen muy prometedor.

Titanes núm. 02 (Renacimiento)
Edición original: Titans núms. 7 a 10 USA
Guión: Dan Abnett
Dibujo: Lee Weeks, Brett Booth
Tinta: Norm Rapmud
Color: John Kalish, Andrew Dalhouse
Formato: Libro rústica, 96 págs. a color.
8,5€

¡Los Titanes establecen su base en Nueva York! Una amenaza provoca el encuentro entre Wally West y Superman, recuperando los recuerdos perdidos de otro mundo, de otro universo en el que su relación era mucho más estrecha. En su nuevo hogar, el grupo tendrá que resolver un gran misterio que les llevará a reclutar a un nuevo miembro… ¡y a enfrentarse a un temible equipo de villanos! ¡El preludio del crossover El contrato Lázaro, que publicaremos en un único volumen en noviembre de 2017!

Titanes: El contrato Lázaro (Renacimiento)
Edición original: Teen Titans: Rebirth núm. 1 USA (one-shot), Teen Titans núms. 1 a 7 USA
Guión: Christopher Priest, Dan Abnett, Benjamin Percy
Dibujo: Carlo Pagulayan, Paul Pelletier, Phil Hester, Jonboy Meyers, Khoi Pham, Larry Hama, Diogenes Neves, Roberto J. Viacava
Tinta: Wade Von Grawbadger, Sean Parsons, Ruy José
Color: John Kalish, Jim Charalampidis
Formato: Libro rústica, 112 págs. a color.
11,5€l

Deathstroke ha capturado a dos de los mayores velocistas de la Tierra. ¿Su propósito? Servirse de la fuerza de la velocidad para viajar hacia atrás en el tiempo y devolver la vida a su hijo muerto. Pero el viaje temporal acarrea consecuencias imprevistas que solo la unión de los Titanes y los Jóvenes Titanes puede evitar.

Los guionistas Christopher Priest, Benjamin Percy y Dan Abnett se asocian con los dibujantes Khoi Pham, Larry Hama, Carlo Pagulayan, Roberto J. Viacava, Brett Booth y Paul Pelletier en un crossover de consecuencias imprevistas que se desarrolla en las series Titans, Teen Titans, Deathstroke y en el primer anual de Teen Titans.

Con motivo del regreso de Wally West a la continuidad oficial de DC Comics era el momento de rescatar una alineación del grupo de los Titanes, y siendo que ya tenemos por ahí a los Jóvenes Titanes, era de recibo quitar el “nuevos” de la nomenclatura y que tomen su lugar como Titanes, héroes como Nightwing, Donna Troy, Flash, Arsenal, Lilith y Aqualad son la base sobre la que se sustenta este nuevo grupo.

En este primer volumen veremos cómo Flash intenta recobrar su puesto junto a sus amigos y aliados, convencido de no tener su puesto en esta nueva Tierra, hasta que el nuevo Superman le hace una visita y le descubre que él sí le recuerda y le incita a encontrar su hueco, a hacerse una nueva dia junto a los Titanes.

Posteriormente vamos viendo cómo es la vida en la nueva torre de los Titanes, donde hay más miembros, aunque también hay ex miembros de los Titanes, como Mal que acompaña a su esposa a una clínica donde poder investigar sobre sus nuevos poderes y, llegado el caso, renunciar a ellos. Por desgracia los Cinco Temibles parecen estar detrás de esa empresa y de la pérdida de poderes, voluntaria, de varios sujetos de estudio, como Mal, lo que les llevará a enfrentarse con los Titanes.

En el segundo volumen de Titanes asistimos a la versión de Renacimiento de El contrato de Lázaro, una historia clásica del grupo que trae de vuelta a uno de los enemigos más “clásicos” de los Nuevos Titanes: Deathstroke que, nuevamente, culpa al grupo de ser los responsables de la muerte de uno de sus hijos. Y aunque anteriormente llegó a un trato con uno de los veteranos de los Titanes ahora debe utilizar los poderes de dos de ellos para intentar cambiar lo sucedido.

De paso este segundo volumen ve cómo se cruzan las dos series de titanes: Jóvenes Titanes y Titanes dejando la impresión de que estamos ante la serie de los Titanes aquí y que no hace falta recurrir a la formación comandada por Robin, Damien.

En líneas generales la serie de Titanes me está gustando, se notan las ganas de recuperar la grandeza que la serie tuvo antaño y que Dan Abnett tiene planes para los personajes, habrá que ver cómo evoluciona aunque de momento es una pena que a los pocos números de regresar la serie ya la metan directamente en un cross-over con Jóvenes Titanes (Teen Titans) que ni falta que hacía tan pronto, ya que hay personajes nuevos y personajes muy cambiados, quizás deberían haber dedicado un poco más de tiempo a que cosas como el romance entre Arsenal y Donna funcionase, para que nos sobrecogiese un poco más la historia. Pero son los tiempos que corren en los USA.

Gráficamente juro que no me quiero quejar, es decir, en estos dos volúmenes contamos con autores como Lee Weeks, Brett Booth (¿qué? ¡A mi me gusta!), Paul Pelletier o Phil Hester que hacen un más que aceptable trabajo y luego tenemos a otros seis dibujantes que intentan mantener nivel y estilo. Qué tiempos cuando un dibujante se encargaba de su serie, o de más, ¿verdad?

En cuanto a la edición de ECC es muy de agradecer que dediquen un artículo a Nuevos Titanes: Juegos un título que tengo imperdonablemente inédito aún, a ver si con la reedición de los Nuevos Titanes de Wolfman y Perez me animo.

En definitiva, Titanes aún está encontrando su camino pero mezclar los clásicos con los nuevos tiempos no parece ser una mala fórmula.