Gp Ediciones y la Fundación José Antonio Labordeta han publicado este «Tebeo Labordeta«, un homenaje biográfico de la figura de uno de los aragoneses más destacados de todos los tiempos y al que, aún hoy, echamos de menos.

TeBeO Labordeta
Guión: Daniel Viñuales
Dibujo: Carlos Azagra y Encarna Revuelta
A color
Tapa dura, 130 páginas
Precio: 16 euros

José Antonio Labordeta se convirtió, en vida, en todo un mito en Aragón. Más allá de sus libros y sus canciones, supo aglutinar, en torno a su figura, un sinfín de simpatías y afectos.

Pero, ¿Cómo llegó hasta allí? ¿Qué hay detrás de las letras de sus poemas? ¿Cuándo empezó a poner música al paisaje de su tierra?

Hay ocasiones en las que lamento no ser capaz de expresar con plenitud las sensaciones que pasan a través de mi cerebro mientras estoy leyendo o viendo algo, es complicado expresar cuánto te llega un libro o una película, cómo alcanza tu corazoncito sorteando todas las trampas defensivas que has puesto alrededor suyo. Confesaré que no tenía claro que TeBeO Labordeta fuese un trabajo capaz de emocionarme, por más que respetase la figura de uno de los aragoneses más grandes de todos los tiempos: José Antonio Labordeta. No os hacéis una idea de lo equivocado que estaba.

Para los que no sepan quién es José Antonio Labordeta… en fin, es uno de los cantautores-político-articulista-escritor-poeta-profesor (seguro que me dejo algo) más destacados de Aragón de todos los tiempos y que más caló en el corazón de los aragoneses, especialmente de aquellos que compartíamos su idea de Aragón, de amar más nuestra tierra, de sacudirla para que despertase. Labordeta dedicó su vida a ello, a hacer patria en Aragón. Y lo consiguió.

¡Qué orgullosos nos hizo sentir!

De eso trata TeBeO Labordeta, de repasar la biografía de Labordeta y de mostrar los detalles de la vida de un hombre que publicó 30 libros y 20 discos, un cantautor de verdad, de esos con mensaje político, de unidad… aquí veremos qué le llevó a ser “el Abuelo” de Aragón, cómo vimos a través de sus ojos a nuestro Aragón y cómo llegamos a querer a nuestra Tierra tanto como amamos al Abuelo.

Os confesaré algo: no soy de emocionarme. Puedo contar con los dedos de una mano las veces que he llorado en la última década, y me sobraban dedos. Después de leer TeBeO Labordeta me resultó imposible no derramar las lágrimas en los momentos finales del tebeo, cuando se repasan los logros de Labordeta y cómo, a pesar de las zancadillas políticas con las que tuvo que vivir toda su vida, en Dictadura o Democracia, se le rindieron los PARTE de los honores que merecía y se le debían.

Eso sí, a título personal os diré lo que pensé entonces y pienso ahora: no sé por qué asquerosos motivos el Gobierno de Aragón se sacó de la manga una mierda de himno de Aragón que no emociona a nadie (podéis comprobar aquí el horror que nos quisieron hacer tragar y que NADIE conoce en Aragón) obviando el VERDADERO HIMNO DE ARAGÓN: Somos, de José Antonio Labordeta que podéis escuchar bajo estas líneas que escucho mientras escribo estas palabras a la vez que los escalofríos me ponen la carne de gallina. Que no os dejen engañar: Somos es el Himno de Aragón en el corazón de toda la Comunidad porque lo escribió y cantó un aragonés que, junto a otros, latió al ritmo de Aragón y que supo expresar, en una canción, la personalidad de los aragoneses. No hay aragonés que no conozca esta canción y no se le pongan los pelos como escarpias al oirla.

Y si Somos es nuestro Himno, José Antonio Labordeta es parte de nuestro corazón, un buen pedazo al que su marcha en 2010 dejó en parte huérfanos y al que Daniel Viñuales, Carlos Azagra y Encarna Revuelta rinden homenaje en un trabajo biográfico realmente magnífico que todo aragonés debería leer.

Especialmente en días como hoy: el Día de Aragón y de San Jorge. ¡Viva Aragón! ¡Viva Labordeta!