Después de que miles de kryptonianos se paseasen por la Tierra a Superman le llega el momento de la resaca y la vuelta a la normalidad, Superman: Con los pies en la tierra, de J. Michael Straczynski nos narra ese regreso.                   

Superman: Con los pies en la tierra (Grandes autores de Superman: J. Michael Straczynski)
Edición original: Superman núms. 700 a 711 y 713 a 714 USA
Guión: J. Michael Straczynski, Chris Roberson
Dibujo: Eddy Barrows, Jamal Igle, Chris Roberson
Tinta: Jon Sibal, Robin Riggs, Oclair Albert, J. P. Mayer
Color: Rod Reis
Formato: Libro cartoné, 328 págs. a color.
31,5 €

Cuando una mujer anónima hace ver a Superman que ha descuidado sus obligaciones para con las personas normales, el Último Hijo de Krypton emprende un viaje por Estados Unidos que le lleva a descubrir los problemas que acucian a los ciudadanos de su país adoptivo. Pero mientras visita lugares como Filadelfia o Las Vegas sin levantar los pies del suelo, los problemas empiezan a pisarle los talones.

En 2010, el guionista J. Michael Straczynski (Superman: Tierra uno) tomó las riendas del Hombre de Acero para contar un relato humano y, a veces, conmovedor, con la participación de Eddy Barrows (Detective Comics) y Chris Roberson (iZombie). Con los pies en la tierra recopila los números del 700 al 711, 713 y 714 de la serie original Superman.

Después de los sucesos de Nuevo Krypton Superman debía regresar a la Tierra y volver a encontrar su sitio entre la sociedad humana, tarea nada sencilla ya que “papá Kent” murió justo antes de Nuevo Krypton y después de ver cómo sus sueños de resucitar Krytpon se iban al traste ahora se sentía desubicado en la Tierra donde algunos lo veían como un traidor que regresaba al redil. Era la ocasión de hacer algo distinto y como en el vuelo de regreso a la Tierra alguien le puso Forrest Gump el supes se decidió a intentar la misma fórmula de Gump: cruzar el país, andando, sin usar superpoderes para reconectar con lo que le hace ser Superman: el modo de vida americano.

Lo cierto es que, en teoría, debía ser J. Michael Straczynski el que encargase de narrar toda esta historia, pero dejó la serie de Superman para irse a escribir Superman: Año Uno y entonces Chris Roberson tomó el relevo y si la primera mitad de la historia había transcurrido muy bien, con Superman explorando qué significa serlo y qué puede aportarle a la Tierra la segunda… en fin, no sé si estaba en los planes de JMS o si es cosa de Roberson o de ambos, ya que JMS se mantiene en los créditos hasta el final, pero se nota que la cosa se vence, en exceso, a americanizar a Superman, y entonces ya la cosa, como europeo, me chirría cosa mala porque, bueno, los valores que dice defender la nación estadounidense ni les pertenecen ni son exclusivas suyas y me parece un error identificar a Superman tanto con una nación, aunque este debate viene ya de antiguo.

El caso es que ver a Superman con los pies en la tierra, interactuando con personas y problemas normales, escalofriante conclusión del capítulo del maltrato infantil y femenino, es un grandísimo acierto, la historia gana en peso y profundidad cada vez que pone los pies en la tierra y nos recuerda que, aún siendo alienígena, es el mejor humano de todos (por eso me cabrea verlo identificarse con un único país). Desde luego la idea de la historia me parece tremenda, original (con permiso de Forrest Gump) y acertada, muy acertada.

Eso sí, del dibujo… bueno, cuando se encarga Eddy Barrows es una auténtica maravilla, le tiene muy bien cogido el tono a Superman y al ser un dibujante tan expresivo nos sirve para comprobar lo jodido que está el kryptoniano y cómo necesita este “retiro” a lo largo de Estados Unidos, me hubiese gustado que él se encargase de dibujar toda la historia Con lospies en la tierra, pero bueno, las ayudas que le prestan Jamal Igle y Chris Roberson no están a su nivel, pero no desentonan.

En cuanto a la edición de ECC Cómics, es la típica de sus “grandes autores”, cartoné, papel de calidad, un artículo de producción propia… irreprochable edición, la verdad.

Puede que este Grandes autores de Superman no sea la historia más redonda del mundo, sobre todo porque no me mola lo del Superman yanqui, pero tiene una gran cantidad de material interesante y recomendable con un dibujo de calidad, así que sí, os recomiendo Superman: Con los pies en la tierra.