Nightwing #1
Edición original: Nightwing núms. 1-4 USA
Guión: Kyle Higgins
Dibujo: Eddy Barrows, Trevor McCarthy, Eduardo Pansica
Tinta: J.P. Mayer
Color: Rod Reis
Formato: Libro rústica, 96 págs. a color.
8,95€

Bruce Wayne vuelve a ser el único Batman, así que Dick Grayson retoma su antigua identidad de Nightwing justo cuando vuelve a Gotham City el Circo Haly, donde pasó los primeros años de su vida. Y mientras las cosas sevan complicando bajo la carpa central, Dick debe enfrentarse a un misterioso villano que lo considera… ¿el asesino más sanguinario de la ciudad? Así comienza la nueva serie Nightwing, escrita por Kyle Higgins (Batman: Puertas de Gotham) y dibujada por Eddy Barrows (Superman).

Ahora que el Universo DC se adentra en un emocionante Renacimiento que estamos viviendo en todas sus series me apetece destacar un enfoque continuista que vivió Nightwing en su relanzamiento como parte del Nuevo Universo DC. En esta etapa, en la que nos encontramos a Dick Grayson viviendo fuera de Blüdhaven de nuevo, que ha dejado de llevar la capucha de Batman y que ahora busca un camino en su vida recuperando la identidad que se forjó a lo largo de los años y que lo alejaba de la sombra de Batman.

La idea del regreso del Circo Haly a la vida de Dick puede resultar interesante si Kyle Higgins la hubiese desarrollado de una forma más dramática e impactante, en realidad suena a excusa para meter a Nightwing en más problemas y hacerle luchar contra un sosías de Lobezno. A pesar de todo vemos a Batgirl hacer una visita a la serie y poco más, la verdad es que fue un estreno algo decepcionante en el que los “ingredientes” de la serie parecían estar en encontrar un lugar para Dick sin tener que indagar mucho sobre cómo hacerlo, y es que la salida del Circo Haly resulta un poco facilona.

Y eso que gráficamente el trabajo de Eddy Barrows, ayudado en un número por Eduardo Pansica, resulta muy favorecedor e interesante, sobre todo en comparación con el cross-over con Batgirl que dibuja Trevor McCarthy. El trabajo de Barrows es prometedor porque no se detiene a mostrar simples posturas “molonas” sino porque se esfuerza en retratar las emociones de sus personajes a través de sus expresiones faciales, por sus escenarios y por algunas escenas de acción realmente conseguidas.

Una pena que la serie de Nightwing no funcionase como nos hubiese gustado a todos, en esta ocasión, pero eso no quita para aplaudir que ECC Cómics apostase con fuerza por el personaje y publicase el título, además, tiempos más felices e interesantes estaban por llegar para Dick Grayson…