En 1969, en el mismo verano de Woodstock, se celebró otro festival de música a 160 kilómetros de distancia. Más de 300.000 personas asistieron a la serie de conciertos de verano conocido como el Festival Cultural de Harlem.

Grabaron el festival, pero después de ese verano, el film quedó olvidado durante 50 años en un sótano. Nunca se había visto, hasta ahora.

Summer Of Soul es un impresionante tesoro que se ha desenterrado y que está destinado a convertirse en un pilar de la música estadounidense y de la historia afroamericana.