Planeta Cómic publica la adaptación de «Star Wars: Rogue One» que Marvel Comics presentó y que firman Jody Houser y Emilio Laiso. Una recreación de la película que no defrauda.

Star Wars: Rogue One (tomo recopilatorio)
Edición original: SW: Rogue One Adaptation (1a 6) y SW: Rogue One Cassian & K2-SO Special USA
Guión: Duane Swierczynski, Jody Houser
Dibujo: Fernando Blanco, Emilio Laiso
Color: A color
Formato: Libro rústica, 176 págs. color.
20 €

¡Revelado por fin un relato crucial en la saga de Star Wars, ahora llega al cómic!

Todo parece perdido para la galaxia cuando se descubre la nueva súper arma del Imperio. ¡Cualquier insurgencia será sometida por la devastadora Estrella de la Muerte! Pero quizá quede esperanza para la causa rebelde cuando Jyn Erso y Cassian Andor lideren un equipo de nuevos héroes en una misión desesperada para robar los planos de la amenaza destruye planetas.

Además incluye una historia completamente nueva narrando el primer encuentro entre Cassian y el droide roba-escenas K-2SO.

Recopila Star Wars: Roge One Adaptation #1-6, por Jody Houser (Star Wars: Thrawn) y Emilio Laiso (Star Wars: Anual #2), y Star Wars: Rogue One – Cassian & K-2SO Annual #1, por Duane Swierczynski (Masacre) y Fernando Blanco (Marvel Zombies).

Star Wars Rogue One supuso la demostración, por parte de Disney Pictures, de que no era necesario depender de los personajes clásicos para entregar una producción de éxito que, aunque débilmente enlazada con la trilogía original, vive y respira por sí misma. Meses después Marvel Cómics comenzó a publicar la adaptación de Rogue One en una miniserie de 6 números que, quizás, debería haber gozado de una extensión ligeramente superior pero que muestra un gran trabajo por parte de Jody Houser y Emilio Laiso a la hora de adaptar la película al formato del cómic book.

En Star Wars Rogue One pudimos enamorarnos de una nueva mujer fuerte y protagonista, Jyn Erso, a la que acompaña un antihéroe de libro como Cassian Andor y una serie de forajidos-rebeldes entre los que, cómo no, se encuentran un par de monjes de la Fuerza… en prácticas. Así que también tendremos nuestros momentos “de la Fuerza” con los que impulsar la acción de una historia que no cabe en apenas 6 grapas y cuyo final deja un sabor agridulce en el lector, que en este caso se puede conformar con una historia de Duane Swierczynski y Fernando Blanco que nos narra el primer encuentro entre Cassian y el peculiar androide K2-SO.

Argumentalmente Jody Houser entrega una adaptación muy bien resuelta, que procura reflejar los momentos más destacados de Star Wars Rogue One, y lo consigue en su mayor parte (no hay espacio suficiente como para que una película tan extensa se vea exactamente reflejada, se sacrifican escenas por necesidad), y plasmar las emociones que despierta la película. Personalmente echo de menos una mejor demostración de lo que sucede con los renegados de Rogue One.

De la parte visual se encarga un desconocido, para mi, Emilio Laiso que nos ofrece un resultado realista, con una buena recreación de escenarios, naves, personajes… realmente parece que Laiso sigue la receta que ya viéramos en las primeras grapas de Star Wars: recrear en la medida de lo posible la magia, y lo logra.

Además, y como comentaba, tenemos una divertida historia muy bien dibujada por Fernando Blanco en la que disfrutamos del primer encuentro entre Cassian y K2-SO, un extra realmente encantador que se une a la galería de portadas.

La edición de Star Wars por parte de Planeta Cómic es muy buena, aunque habría que darle una colleja al traductor/corrector por tragarse un “hechar” con H, único error de todo el volumen.

En definitiva, estamos ante una más que digna y recomendable adaptación de Star Wars Rogue One.