«Smart Girl» es una demostración práctica más de que los autores españoles están preparados para sustentar una industria editorial propia. Un gran thriller de ciencia-ficción en todos sus apartados.

Smart Girl.

Portada “Smart Girl” (Fernando Dagnino, Panini Comics, 2020)

  • Autores Fernando Dagnino
  • Número de páginas 192 pp
  • Tamaño 20X28.5
  • Formato Tomo en tapa dura
  • Interior Blanco y negro
  • ISBN 9788491678106

El genial artista Fernando Dagnino ofrece su obra más personal. Smart Girl es una historia cibernoir que bebe de obras como Blade Runner o Black Mirror, con una combinación única y para adultos de ciencia ficción especulativa y superhéroes.

Panini Cómics pública una obra personal de Fernando Dagnino, dibujante español con una extensa y exitosa trayectoria en el mercado estadounidense, Smart Girl, una historia de ciencia ficción distópica ambientada en un futuro donde los androides son un producto de lujo para la minoría gobernante o mano de obra barata. Lo que los convierte en un objetivo a odiar por parte de extremistas.

La propuesta de Fernando Dagnino para Smart Girl puede no ser tachada de original, ya que el propio autor persigue el homenaje a una gran cantidad de obras de ciencia ficción, pero desde luego sí que es un entretenidísimo thriller de acción con una lectura más profunda para aquellos que sepan desentrañar todas las referencias y la trama en sí.

Voy a centrarme un poco en la trama porque es la primera obra de Fernando Dagnino en la que se encarga de todos los aspectos de la misma y porque la historia de Yuri, una Smart Girl que comienza a sufrir fallos y a la que su amo pretende reemplazar, no solo trata de un androide en busca de su libertad sino también de la propia búsqueda del ser humano por encontrar su identidad.

La historia nos presenta Yuri, una preciosa smart girl que trabaja de secretaria, asistente, guardaespaldas, amante y cualquier otro trabajo que su dueño no quiera desempeñar, que viene sufriendo una serie de pequeños errores de software qué llevarán a su dueño, Hiro, a reemplazarla por un modelo más actual. Debido a un arrebato de celos, Yuri escapará y comenzará una persecución por parte de Hiro para recuperar los datos que Yuri almacena en su interior.

Además, Fernando nos presenta varias tramas más como la lucha por la libertad del pueblo Androide, las luchas corporativas, espionaje industrial, conflictivas relaciones románticas, una crítica nada velada al sistema capitalista actual, etc.. y, aunque en algunos momentos el lector pueda sufrir con el exceso de información, todo concluye de manera satisfactoria en un final abierto que posibilita la publicación de nuevas aventuras de Yuri.

Arte Fernando Dagino - “Smart Girl” (Fernando Dagnino, Panini Comics, 2020)Es muy sencillo hablar de Smart Girl a nivel gráfico y es que el trabajo de Fernando es realmente espectacular, logrando en numerosas ocasiones que olvide que estamos ante un trabajo en blanco, negro y grises (algo que suele ser anatema para mí), y es que no se le pueden sacar pegas en ningún apartado ya que todos están resueltos con una gran maestría y habilidad al alcance de muy pocos autores.

Fernando Dagnino ha estado trabajando en Smart Girl durante 2 años, preparando un proyecto que primero fue publicado en Francia, en 2 volúmenes, y que el año pasado publicó Panini en un integral a tamaño europeo, cartoné y buen papel. Una más que digna edición que tan solo echa en falta algún texto introductorio.

Queda por mencionar las referencias a las que Fernando ha echado mano y que son incontables: desde Blade Runner a Alita, Ghost in the Shell, Westworld, Black Mirror, Ready Player One o incluso El Gigante de Hierro, de todas estas, y muchas otras historias de ciencia ficción, parece haber tomado referencias para que disfrutemos con cada viñeta.

Smart Girl es una demostración práctica más de que los autores españoles están preparados para sustentar una industria editorial propia, aunque ya sabemos cómo está el mercado, pero que eso amargue el disfrute de un gran thriller de ciencia ficción en todos sus apartados.