Vuelve el clásico navideño de Charles Dickens, esta vez en una adaptación musical y sobrenatural para viajar en el tiempo.